7 abr. 2011

¿Razones de Siria?




Tras dos semanas de protestas en Siria, el presidente Bashar al Assad se ha visto obligado a censurar nuevamente Internet, en un tácito reconocimiento del poder del ciberespacio como canalizador de la disidencia.

Según Assad, Facebook y Twitter son responsables por publicar mensajes falsos y provocar “las protestas sectarias” que se han desatado en el país.

Este domingo la ciudad de Daraa, epicentro de las protestas en el sur, permanecía con las conexiones telefónicas y de Internet, y la red eléctrica, cortadas. “Quieren aislar Daraa del mundo exterior”, declaró un activista opositor.

De hecho, en Daraa la policía política se ha valido de la tecnología para aumentar la represión: Ha ido casa por casa requisando teléfonos móviles y obligando a sus dueños a identificar en las fotos de los mismos a los participantes en las revueltas.

A principios de febrero pasado, el gobierno había permitido a los sirios acceder directamente, por primera vez en tres años, a Facebook y YouTube. Antes, los internautas se veían obligados a hacerlo a través de servidores proxy situados fuera del país para evitar la censura.

La decisión de desbloquear los sites habría obedecido a la seguridad del gobierno sirio de que Internet resultaba inofensivo como vehículo movilizador en el país, tras “el fracasado intento de la comunidad internauta de convocar masivas protestas contra el régimen de Damasco al calor de la revuelta que entonces se estaba desarrollando en Egipto”, apuntó EFE. Pero la apuesta le ha salido cara.

Las autoridades han alegado “congestión” en la Red para justificar la censura a Internet y teléfonos móviles esta semana.

Tomado del http://www.neoclubpress.com

  • Ir a la página principal
  • No hay comentarios:

    Publicar un comentario