31 may. 2011

Cuba condena a prisión a manifestantes opositores por "desacato"


Un tribunal cubano sentenció el martes a cuatro opositores a entre tres y cinco años de prisión, acusados de lanzar panfletos contra el Gobierno del presidente Raúl Castro, dijeron familiares al concluir el juicio.

Disidentes cubanos condenaron la decisión y dijeron que deberían ser considerados presos políticos.

Los cuatro disidentes, cuyas edades oscilan entre 23 y 42 años, fueron arrestados en enero y encausados por los delitos de “desacato” y “desorden público”.

Vidiet Martínez, hermano de uno de los sancionados, dijo que Luis Enrique Labrador, David Piloto y Walfrido Rodríguez fueron sentenciados a cinco años de prisión cada uno, mientras que Yordanis Martínez recibió una condena de tres años.

“No tuvieron en cuenta nada (en el juicio). No cometieron ningún acto delictivo, no colocaron bombas, ni agredieron a nadie. Simplemente protestaron por sus ideales”, dijo Martínez a Reuters frente al tribunal en medio de exclamaciones a favor y en contra del Gobierno.

Familiares contaron al concluir la vista oral en La Habana que los disidentes habían lanzado panfletos con consignas contrarias al Gobierno de Castro en céntricos lugares de la capital cubana, entre ellos la Plaza de la Revolución, donde están los principales edificios del Estado.

Cuba describe a sus disidentes como “mercenarios” al servicio de su enemigo Estados Unidos, a los que acusa de querer socavar al socialismo instalado hace medio siglo.

Grupos de derechos humanos en la isla han dicho que en los últimos años el Gobierno cubano sustituyó las largas condenas a sus opositores por breves detenciones.

El pasado año una bloguera disidente fue acusada por una riña familiar; mientras que el médico opositor Darsi Ferrer pasó 11 meses en la cárcel después de ser acusado de comprar cemento en el mercado negro.

La Comisión Cubana de Derechos Humanos, ilegal pero tolerada, dijo el lunes que ninguno de los involucrados ofreció resistencia a la acción policial, “lo que favorece su calificación como prisioneros de conciencia por Amnistía Internacional”.

“Francamente 5 años de cárcel es algo demasiado por algo que en cualquier país forma parte del escenario cotidiano”, dijo a periodistas Elizardo Sánchez, portavoz de la Comisión Cubana.

Infolatam




  • Ir a la página principal
  • 30 may. 2011

    Cuba quiere cambios en su prensa oficial


    El monopolio informativo es casi absoluto: En Cuba, salvo contadas excepciones, todos los medios de comunicación son estatales y su línea editorial la controla el Partido Comunista. Sin ceder al respecto, Raúl Castro desea ahora cambios en la prensa oficial, a la que acusa de ser "triunfalista" y "estridente".

    Ese país dispone de una densa red de medios, con tres periódicos y cinco televisiones nacionales, decenas de publicaciones regionales, revistas, 90 emisoras de radio y –pese a su escasa conectividad– un creciente número de sitios informativos en internet.

    Y pese a todo, entre muchos cubanos de a pie se escucha la misma queja: "Para saber lo que pasa aquí hay que leer la prensa de afuera", afirma Juan Antonio, chofer de una empresa extranjera en La Habana y quien, pese a sus críticas, nunca deja de leer los diarios "Granma" y "Juventud Rebelde". "¿Qué vamos a leer si no? No hay muchas alternativas", añade.

    En Cuba, la única alternativa a la prensa oficial la constituyen una quincena de revistas y hojas diocesanas publicadas por la Iglesia Católica sin censura estatal previa y distribuidas entre sus fieles, aunque su tirada declarada no supera los 50.000 ejemplares.

    Por lo demás, la venta de periódicos y revistas extranjeras está prohibida incluso en los hoteles y las autoridades luchan para erradicar las numerosas antenas satelitales clandestinas de televisión, al considerar que por ellas llegan desde el exterior mensajes "desestabilizadores e injerencistas". El acceso a internet sigue sometido a un estricto control por parte del Estado, aunque los problemas de conexión tienen en buena parte que ver también con el embargo estadounidense vigente desde hace medio siglo.

    En su último informe anual, Reporteros Sin Fronteras criticó que "Cuba sigue siendo, in fine, el único país del continente americano que no tolera la prensa independiente, fuera del estricto control del Estado", y que los medios de comunicación oficiales "sirven ante todo para difundir la propaganda del régimen".

    En las páginas de la prensa cubana es común leer críticas al capitalismo, cifras de suicidios y muertos por drogas en Estados Unidos o detalles sobre escándalos de corrupción en Europa, pero nunca sobre los ocurridos en Cuba, a fin de no "dar balas" a los críticos del gobierno de Castro.

    De todas maneras, también en los medios de la isla se observan lentos cambios, mientras avanzan las reformas impulsadas por Castro para reducir el peso del Estado en la economía y fomentar la iniciativa privada, algo para lo que el presidente cubano exige un "cambio de mentalidad" a los comunistas locales.

    El mismo "Granma", el principal diario de la isla, ya no sólo destaca los logros de la sanidad, la educación y el deporte cubanos. En sus páginas nacionales, el órgano del gobernante Partido Comunista de Cuba (PCC) critica con cada vez mayor frecuencia la excesiva burocracia y reproduce denuncias de ciudadanos sobre el mal funcionamiento de las instituciones y empresas estatales.

    Al inaugurar el reciente congreso del PCC, centrado en las reformas, Castro instó a la prensa cubana a dejar atrás "el hábito del triunfalismo, la estridencia y el formalismo al abordar la actualidad nacional y generar materiales escritos y programas de televisión y radio que, por su contenido y estilo, capturen la atención y estimulen el debate en la opinión pública".

    "En la mayoría de las veces ellos (los periodistas) no cuentan con el acceso oportuno a la información ni el contacto frecuente con los cuadros y especialistas responsabilizados de las temáticas en cuestión. La suma de estos factores explica la difusión, en no pocas ocasiones, de materiales aburridos, improvisados y superficiales", afirmó el presidente cubano y líder del Partido, quien pese a sus críticas sólo habla con la prensa en raras ocasiones.

    Ya en noviembre del 2009, "Granma" publicó un inusual artículo en el que una de sus periodistas se quejaba de "funcionarios casi infranqueables" que impiden el trabajo de la prensa en la isla haciendo referencia al "acecho enemigo". "¿Qué esconden quienes rehúsan fotos y entrevistas? ¿A qué temen quienes aluden a disposiciones para impedir que periodistas y fotógrafos de nuestros medios de prensa ofrezcan informaciones?", se preguntó el artículo titulado "Periodismo con fobias".

    Al respecto, también Tubal Páez, presidente de la Unión de Periodistas de Cuba, en la que están agrupados los trabajadores de los medios estatales, afirmó que en el trabajo de la prensa influyen "de forma negativa viejos estilos y métodos que la política debe erradicar" y que "desestimulan muy buenos deseos profesionales".

    No obstante, más allá de ello, el cineasta y escritor cubano Eduardo del Llano calificó de "escandalosa" la falta de debate y la ideologización de los medios de la isla, así como la prevalencia de "conceptos como que la disensión equivale a traición, que el ciudadano es una suerte de niño vulnerable a quien hay que proteger de la exposición a agresivas entidades foráneas".

    "Que hay temas de los que no se habla porque eso da armas al enemigo –aunque todo el mundo lo comente en la calle– y, sobre todo, que exponer en detalle los errores del enemigo anula los nuestros, se corresponden con un modo de ver, de hacer y de gobernar de probada ineficacia, que sólo genera insatisfacción, distancia y burla", añadió a través de su blog eduardodelllano.wordpress.com.

    VICENTE POVEDA

    Fuente: Rio Negro


  • Ir a la página principal
  • 28 may. 2011

    Una dura historia en la que se vio envuelto un dominicano de visita en Cuba

    La historia de este dominicano llamado Ivan Vadimir, esta relacionada con el pelotero cubano Aroldis Chapman que escapó de Cuba durante un torneo en Holanda.

    Ivan Vadimir viajó a Cuba para conseguir el certificado de antecedentes penales de Aroldis Chapman, un documento que este necesitaba para obtener residencia en Andorra y después poder pasar a los EEUU pero al final todo acabó en manos de la seguridad cubana.

    El reportaje ha sido mostrado en el programa sobre mis pasos dirigido por Tony Cortés, emitido por la cadena Megatv.

    Kubafotos 






  • Ir a la página principal
  • 26 may. 2011

    Cuba: Menos Carne y Leche


    La isla en los años 50 importaba el 29% de los alimentos que consumía y hoy compra el 81%. 

    El economista marxista Oscar Pino Santos escribió en 1957 El imperialismo norteamericano en la economía cubana, un ensayo (publicado luego en 1960) en el que “denunció” que debido a los bajos rendimientos agrícolas capitalistas y a los latifundios Cuba importaba el 29% de los alimentos que consumía, fundamentalmente desde Estados Unidos. 

    El autor, dirigente del Partido Socialista Popular (PSP), la organización política de los comunistas cubanos, explicó que sólo el socialismo podría poner fin a aquel atraso productivo que sufría la isla como consecuencia de la explotación imperialista y de la burguesía criolla.

    Para sorpresa de los propios marxistas criollos, a la revolución antibatistiana y “verde olivo” –en la que sólo participaron cuando a fines de 1958 ya la victoria rebelde era inminente-- Fidel Castro la convirtió en dictadura del proletariado e implantó el socialismo en su versión estalinista.

    Poco después de asumir el poder Castro pidió a Pino Santos que junto al Che Guevara y otros colegas revolucionarios redactara la Ley de Reforma Agraria. El 18 de mayo de 1959, día posterior a la aprobación de la ley, el diario Revolución reprodujo en un tabloide buena parte de aquel ensayo aun inédito, actualizado por su autor.

    “Una concentración extraordinaria de la propiedad agraria en las manos de unas pocas empresas y familias –afirmaba Pino Santos en su obra--, impedía el auge de la producción agrícola y le abría el mercado alimenticio cubano al granjero extraño.

    Recorrido ya más de medio siglo con el sistema económico diseñado por Marx y Lenin, Cuba importa no ya el 29%, sino el 81% de los alimentos que consume. O sea, ocho partes de cada 10 de la alimentación cubana provienen del “granjero extraño” mencionado 55 años antes. La producción nacional aporta sólo el 19% de lo que se consume debido a la improductividad endémica de su agricultura, en crisis desde 1961.

    Pino Santos --fue embajador en China de 1960 a 1967--, fallecido en 2004, vivió lo suficiente como para constatar la inviabilidad de la agricultura socialista. Conversé con él varias veces en los años 80, pero del tema agrícola no me habló nunca.

    Lo cierto es que actualmente la mitad de las tierras fértiles de Cuba están ociosas, cubiertas de marabú. Las granjas estatales son latifundios mucho más grandes que los de 1957 y registran los rendimientos de campo más bajos del mundo, incluyendo los de la caña de azúcar, que no llega a las 30 toneladas de caña por hectárea mientras el promedio latinoamericano no baja de 80 toneladas por hectárea y hay empresas como la Tumán, en Perú, que obtienen 200 toneladas por hectárea.

    Por razones ideológicas, Pino Santos omitió que en 1957 la Organización para la Agricultura y la Alimentación (FAO) clasificó a Cuba como el mayor exportador de productos agropecuarios de América Latina en proporción a su población. 

    Luego de cinco décadas de socialismo, Cuba –azucarera mundial por 180 años-- apenas exporta azúcar e incluso la importa para cubrir sus compromisos, porque su producción regresó a los niveles de 1896 cuando era colonia española. La estatización de las tierras tan pronto como en 1962 dio origen a una cartilla de racionamiento de alimentos aún vigente, que cubre apenas unos 10 días de consumo al mes, no contempla la entrega de carne de res, y la leche es sólo para menores de 7 años.

    Y hablando de carne y leche, dos alimentos clave en la nutrición humana, veamos qué ocurre en Cuba al respecto.

    Con los “bajos” rendimientos agrícolas capitalistas, en 1958 había en Cuba seis millones de cabezas de ganado vacuno –posiblemente eran 7 millones, porque no todos los 147,700 ganaderos existentes cumplían con las formalidades de inscripción. Pero tomando 6 millones, como el país tenía unos seis millones de habitantes a cada cubano le correspondía una vaca completa, el triple del promedio mundial de 0.32 bovino por habitante según la FAO. 

    De acuerdo con el Anuario Estadístico de Cuba, con 11.2 millones de habitantes en 2006 la isla contaba con 3.7 millones de vacunos, menos que los 3.9 millones que había 88 años antes, en 1918. Y economistas independientes calculan que en 2011 el total de reses es de 3.5 millones. Conclusión, que gracias al socialismo ahora hay tres habitantes por cada bovino.

    Las vacas en ordeño en 1958 produjeron 960 millones de litros de leche, equivalentes a 2.6 millones de litros diarios casi medio litro por persona (unos dos vasos). Según el periódico Juventud Rebelde, Cuba produjo en 2009 un total de 1.6 millones de litros de leche diarios para 11.2 millones de habitantes, exactamente 0.14 litros por ciudadano, el consumo más bajo del hemisferio occidental si se excluye a Haití, según la FAO.

    En carne de res el consumo cubano en 1958 fue de 81 libras por persona, según el Statistical Year Book de la ONU y un informe del Ministerio de Hacienda de Cuba. Fue el tercero más alto de Latinoamérica luego de Uruguay y Argentina. Hoy, la población no recibe carne vacuna directamente, sino como parte de una cuota de unas pocas onzas mensuales de una mezcla de vísceras con harina de soya de muy mal sabor. En tanto, la FAO informa que en 2010 el consumo mundial de carne de res fue de 92.7 libras por habitante (1.7 libras a la semana), y de 68.5 libras (1.3 libras semanales) en las naciones del Tercer Mundo. 

    Para no pocas entidades internacionales, Cuba a fines de los años 50 poseía la mejor ganadería tropical del mundo. Ya había desplazado a Estados Unidos en la exportación hacia Latinoamérica de sementales de la raza cebú –unos 1,000 anuales--, muy bien integrada al ecosistema tropical y alta productora de carne. 

    Como ganado lechero se destacaba en la isla la raza Brown Swiss, gran productora de leche y resistente al calor y las condiciones tropicales.

    Pero el Comandante en Jefe se empeñó en inventar nuevas razas. Se autoproclamó sabio genetista y ordenó el cruce de toros sementales canadienses importados de la raza Holstein, de clima frío, con las criollas vacas cebú. “En 1970 produciremos 10 millones de litros diarios y nos bañaremos en leche”, prometió en 1965 por televisión. 

    Surgieron así las F-1 y F-2, animales débiles, muy enfermizos y sin gran valor en leche y carne. Uno de los grandes inconvenientes de estas vacas híbridas es su color negro, que les dificulta soportar altas temperaturas y las torna casi indefensas ante los parásitos tropicales.

    Otras causas del desastre ganadero es la falta de pastos –los bovinos no comen marabú-- , y que en las vaquerías estatales lo importante es cumplir la meta de producción lechera asignada y dejan a las vacas sin leche suficiente para alimentar a sus terneros, que mueren en gran proporción. Además hay cada vez más vacas “vacías” (no preñadas).

    En fin, es tan triste la realidad que a mi al menos me lleva a desear algo kafkiano: ojalá que Cuba pudiese regresar en el tiempo y tuviese hoy el desarrollo agropecuario y el nivel de vida que tenía cuando hace más de medio siglo era “explotada” por el imperialismo. 

    Pensé escribir El socialismo en la economía cubana como la otra cara de aquella promoción marxista de 1957, pero ante tan abrumadoras evidencias no creo que ya valga la pena.

    ROBERTO ALVAREZ QUIÑONES



  • Ir a la página principal
  • 24 may. 2011

    Pocas dudas razonables

    Foto de archivo de Juan Wilfredo Soto con sus hijos.

    El gobierno de Cuba está tratando de desembarazarse de cualquier tipo de responsabilidad en la muerte de Juan Wilfredo Soto, ocurrida el sábado cinco de mayo, mientras estaba hospitalizado.

    Oposicionistas y amigos del fallecido aseguran que su deceso fue consecuencia directa de una golpiza que recibió a manos de la Policía Nacional Revolucionaria (PNR), dos días antes, en el parque Leoncio Vidal de la ciudad de Santa Clara. El gobierno dice que murió por una pancreatitis, que los exámenes médicos no mostraron golpes en el interior ni el exterior de su cuerpo.

    Alega que todo es una nueva campaña mediática “contra la revolución” (un gobierno de más de 52 años). Que se ha querido convertir a una “persona con antecedentes delictivos, sancionada a dos años de privación de libertad por delito común en un disidente político” ; algo similar dijo tras la muerte por huelga de hambre de Orlando Zapata Tamayo en febrero de 2010.

    Si nos basamos en su trayectoria, no existe el más mínimo motivo para creer la versión del gobierno. Nunca ha sido serio. El pasado mes de abril Raúl Castro anunció que los comunistas llevaban más de 50 años cometiendo errores, y que los acuerdos de cinco congresos de su partido nunca se cumplieron. Y todos continúan en sus puestos mirándose el ombligo. Al parecer están a la espera de alguna gran donación internacional de gomas para borrar sus errores.

    En el hundimiento del remolcador 13 de Marzo, provocado por embarcaciones gubernamentales al tratar de evitar la huida de un grupo de personas a bordo de dicha nave, en julio de 1995, murieron 41 cubanos, varios de ellos niños. El gobierno dijo que había sido un accidente. A nadie se le exigió responsabilidad penal o moral por ese “accidente”; los tribunales, como les correspondía, nunca han jugado ningún papel en esa tragedia. Queda implícito, para el gobiernos, esas personas merecían morir por haber decidido huir de la revolución y su ideología.

    El Departamento de Seguridad del Estado, la PNR y Medicina Legal (entidad encargada de decir de qué murió Soto), pertenecen al Ministerio del Interior.

    Seguridad del Estado amenaza, golpea, chantajea, asalta viviendas ocupadas, encabeza turbas de parapoliciales contra pacíficos opositores e indefensa mujeres, y Dios sabe cuántas muchas cosas más hace, ninguna favorable a los cubanos. El que no ha oído de golpizas a detenidos, incluso en plena vía pública, proporcionadas por la PNR, es porque no quiere oír.

    Hace solo una semana un sacerdote cristiano trajo a mi casa a un niño de 15 años, Carlos Yovanís Rosabal Rivero, a quien la PNR detuvo, sin ningún motivo el martes 10 de mayo, tarde en la noche, mientras se dirigía a su casa en bicicleta. El adolescente contó que, sin mediar palabra, le echaron un líquido muy ardiente en los ojos. Que en la estación policial le mantuvieron cerca de dos horas esposado, con los brazos en alto, a una puerta interior del recinto policial (eso es un acto de tortura), y que fue interrogado en dos ocasiones sin la presencia de ningún adulto de su familia.

    El panorama político, económico y social de Cuba no da margen para pensar que la muerte de Soto no fue consecuencia directa de una brutal golpiza.

    No obstante, si el gobierno por un momento, dejara a un lado su arrogancia de amo absoluto -actitud que ha llevado a la nación a su actual estado calamitoso- y permitiese que una comisión médica internacional, imparcial y creíble, hiciera una segunda evaluación de los motivos de la muerte de Juan Wilfredo Soto, de seguro ese veredicto no sería puesto en duda.

    Fuente: Cubanet


  • Ir a la página principal
  • 22 may. 2011

    El empleo independiente en Cuba sobrepasa la previsión oficial

    Mujer vendiendo discos en la puerta de su casa.

    Como parte de la “actualización” de la economía, el proceso de apertura a la iniciativa privada registra 309.728 personas que trabajan por su cuenta, lo que supera lo previsto. 

    Poco más de 300.000 licencias para trabajo por cuenta propia se entregaron en Cuba en los primeros cinco meses del presente año, una cifra que supera lo previsto en el proceso de apertura a la iniciativa privada encabezado por el presidente Raúl Castro, según fuentes oficiales.

    De acuerdo con los datos del Ministerio de Trabajo y Seguridad Social publicados el sábado por el diario oficial Granma, hasta el pasado 30 de abril, 309.728 personas en Cuba ejercen trabajo por cuenta propia, de las cuales unas 220.000 constituyen nuevas autorizaciones otorgadas desde el pasado mes de octubre.
    Antes de esa fecha, cuando se autorizó la ampliación del trabajo privado a 178 actividades económicas, existían solamente 157.000 permisos para ejercer el “cuentapropismo”.

    Castro inició en el año 2010 un proceso de apertura a la iniciativa privada en la isla donde la economía tiene un fuerte control estatal.

    Según el propio mandatario,  el modelo cubano seguirá siendo socialista, pero se llevará a cabo una “actualización” del sistema que incluye la eliminación progresiva de los subsidios del Estado.


    Formulario de autorización para el trabajo por cuenta propia.
     
    Más en ventas de alimentos

    La información de Granma, órgano oficial del Partido Comunista de Cuba, precisó que dentro de las nuevas autorizaciones 22 por ciento corresponde a la actividad de “elaboración y venta de alimentos”, que abarca desde la apertura de restaurantes hasta pequeñas cafeterías o puestos de venta de comida en la calle, y para la que se han otorgado 49.349 permisos.

    Entre las licencias más demandadas también están las de “transportación y carga de pasajeros” (13.982) y para los llamados “productores y vendedores de artículos de uso en el hogar” (10.187).

    Una de las modalidades más requeridas es la de trabajador contratado con 38.704 permisos y “deberá continuar incrementándose” tras las nuevas medidas del Gobierno, según precisa el diario oficialista.

    En la ciudad de La Habana se han entregado 30 por ciento de los nuevos permisos, lo que la convierte en la provincia con mayor número de autorizaciones otorgadas.

    Ante la crisis mundial

    La ampliación del trabajo privado es una de las principales medidas del plan de reformas del presidente Raúl Castro para superar la aguda crisis económica del país, que quedó ratificado en abril durante el VI Congreso del gobernante Partido Comunista de Cuba (PCC).

    El gobierno de Raúl Castro está buscando soluciones para salir de una grave crisis económica y se vio acentuada por el incremento de los precios de los alimentos y los combustibles en el mercado internacional.

    El impulso del trabajo por cuenta propia también es una de las opciones propuestas por las autoridades para paliar el drástico recorte en las plantillas estatales (se  esperaban 500.000 despidos sólo este año).  Los plazos se han revisado porque el incipiente sector privado aún no es capaz de absorber a esa cantidad de empleados "disponibles".

    Turismo de EEUU a Cuba

    Nuevas normas promulgadas por el gobierno de Barack Obama ampliarán el acceso a la Cuba comunista.  Dentro de meses o acaso semanas, estadounidenses podrán  vacacionar en la isla, sin tener que pasar subrepticiamente por un tercer país y correr el riesgo de provocar la ira del Tesoro.   Los llamados contactos de persona a persona fueron aprobados en 1999 por el entonces presidente Bill Clinton, pero desaparecieron en 2004, cuando su sucesor George W. Bush consideró que se trataba de un intento apenas velado de evadir la prohibición de turismo que forma parte del embargo de EE UU a Cuba, vigente desde hace 49 años.

    Fuente: El Tiempo


  • Ir a la página principal
  • 20 may. 2011

    "Cuando la izquierda española justifica la dictadura cubana se hace cómplice del dictador"


    Tomás Alberto Ercia es candidato a la Asamblea de Madrid por el partido Ciudadanos (C ´s). Ercia es responsable de Relaciones Internacionales de la asociación de disidentes cubanos Cuba Democracia Ya.


    Nacido en Cienfuegos (Cuba) en 1974, fue expulsado en 1996 de la Universidad Central de las Villas cuando cursaba el cuarto año de Licenciatura en Químicas por expresar una opinión política opuesta a la dictadura cubana. Desde hace años reside en Madrid, país al cual huyó como asilado político. Entretanto ha obtenido la nacionalidad española, aunque sigue peleando contra la dictadura castrista.

    Un cubano en las listas de Ciudadanos ¿Por qué?

    Porque Ciudadanos es un partido de personas como yo, como usted -seguramente-; que desean y hacen cosas, desde la sociedad civil, para vivir en un mundo mejor. Además; Ciudadanos es un partido político español que ha colaborado activamente en la causa de la democracia en Cuba.

    ¿Que ofrece Ciudadanos, desde el punto de vista de los DDHH que no ofrezca otra formación?

    Considero que la principal diferencia de Ciudadanos con respecto a las restantes formaciones políticas españolas, está en las intenciones y actuaciones en defensa de la justicia social nacional e internacional de sus integrantes. Unido esto, destacan también la libertad de expresión y opinión que encuentran sus integrantes en el seno de la formación.

    Parece que el Régimen cubano intenta lavar su imagen con un cierto aperturismo ¿Qué hay de cierto en ello?

    Sus propios actos demostrarán si son ciertos, o no, esos supuestos vientos de aperturismo. En lo económico la realidad es que sobre los más de 300 “lineamientos” adoptados en el pasado VI Congreso del Partido Comunista de Cuba, no se han tomado aún una decisión final. Menos aún, se han implementado los cambios en las leyes que permitan su implementación. En lo político la muerte del disidente Juan Wilfredo Soto, consecuencia de la paliza, allá decimos golpiza, propinada por agentes de la Seguridad Cubana en Santa Clara, junto a la no modificación de las leyes que penalizan el libre ejercicio de los Derechos Humanos, evidencian que no ha cambiado nada en Cuba. Por último, las excarcelaciones condicionadas al destierro que ha realizado el gobierno cubano en los últimos meses constituyen un punto más del largo listado de excarcelaciones condicionadas al destierro que han realizado los hermanos Castro desde abril de 1962.

    ¿Qué siente usted cuando desde la izquierda española se justifica la dictadura cubana?

    Cuando veo a la izquierda española justificar y/o colaborar con la dictadura cubana siento un gran dolor como cubano. Como persona no logro comprender cómo alguien o incluso alguna institución puede condenar o no a un dictador según su tendencia política. Cuando la izquierda española justifica y/o colabora con la dictadura cubana está prolongando el sufrimiento de los cubanos y se hace cómplice del dictador. Por todo esto, llego a pensar que esta izquierda española debió de ser muy feliz con Franco.

    Tomás Alberto Ercia.
    ¿Cuántos presos políticos hay ahora mismo en las cárceles castristas y cuál es su situación?

    El dato exacto del número de presos políticos existentes en las cárceles castristas en este momento no lo conozco, pero estimo que será cercano al centenar. Sobre la situación de los mismos, para mi lo más preocupante es la indefensión frente a las autoridades carcelarias represivas y sus sicarios. Recordemos que el gobierno cubano no ha permitido aún la visita del relator de la ONU para la tortura.

    ¿Existe en España un apoyo a la disidencia cubana que vaya más allá del mero formalismo?

    En mi opinión, sí. Principalmente por parte de los partidos que no representan a la izquierda más tradicional o extrema española. En varias ocasiones partidos como Ciudadanos, Partido Popular, o Unión Progreso y Democracia se han manifestado al lado de los demócratas cubanos o han llevado a cabo iniciativas políticas en favor de la democracia en Cuba.

    Usted es uno de los responsables de Cuba Democracia Ya ¿Qué es esta organización?

    La Plataforma Internacional Cuba Democracia ¡Ya!, es una organización de cubanos en el exilio, presentes en distintos países del mundo, cuyo objetivo es llevar por métodos pacíficos, en el menor tiempo posible, la democracia y el respeto a las libertades y Derechos Humanos en nuestra tierra, Cuba. En este sentido, llevamos distintas acciones dirigidas a denunciar y concienciar a la opinión pública internacional la realidad que vive nuestro país.

    ¿Cómo pueden ayudar los ciudadanos españoles a la disidencia cubana en España?

    En el día a día. Expresando claramente en debates o tertulias, privadas o públicas, su desacuerdo con cualquier dictadura existente en este siglo XXI; y, como es lógico, expresando también su desacuerdo con la dictadura de más de 52 años de los hermanos Castro en Cuba. En fechas electorales como estás no votando a la izquierda tradicional o extrema española que apoya y colabora con esta dictadura cubana.

     Fuente: Minuto Digital


  • Ir a la página principal
  • 18 may. 2011

    El final de Fidel Castro



    Recuerdo cuando Venezuela daba un bolívar para ayudar a la revolución cubana.

    Cada venezolano – la inmensa mayoría – lo hacía con gusto, convencido de que de esa manera contribuía a derrotar la dictadura del sargento Fulgencio Batista.

    El corrupto gobernante garantizaba a los turistas la “dulce vida”. A Cuba se le consideraba una gran bacanal. Cierto o no, esa era la imagen que irradiaba.

    Cuando bajan de la Sierra Maestra, los barbudos victoriosos, encabezados por Fidel, la alegría es mundial.

    Se decía que había triunfado la libertad. Prometían elecciones libres a la vuelta de la esquina.

    Eran momentos en los cuales se requería de gran coraje o valentía para afirmar que Fidel o el Che, su principal lugarteniente, eran comunistas. Hacerlo era convertirse casi en un hereje.

    Se iniciaron los fusilamientos, y las persecuciones contra la Iglesia católica. No pocos sacerdotes cayeron, y numerosos fueron aventados al exilio. Las cárceles fueron abarrotadas y a la disidencia se le calificaba de gusanos, apátridas y de otras lindeces propias del léxico comunista.

    A nadie se le creía que no todos lo eran y que si lo eran no tenían que ser víctimas de tan crueles y sanguinarios procederes.

    Conocí a algunos cubanos exiliados, en Maracaibo, que eran y son ejemplos de dignidad, decoro, eficiencia profesional y honestidad. Uno de ellos, de profunda convicción cristiana católica, fue más que un amigo.

    Betancourt derrotó a la vedette de entonces cuando, la revolución cubana invadió a Venezuela por Machurucuto. El Ejército venezolano actuó patrióticamente en defensa de la soberanía nacional. Betancourt había negado ayuda a Castro en los arbores de 1959 cuando se estrenaba la democracia en la patria del paladín de la libertad: Simón Bolívar.

    Rómulo Betancourt sería un gran presidente y no aceptó la reelección en su momento.

    Juan XXIII, el Papa Bueno, excomulgó en esos días a Fidel Castro. El humilde y bondadoso santo Papa, tuvo el coraje de convocar el Concilio Ecuménico Vaticano II, innovador y vigente aun, interpretando los signos de los tiempos que clamaban libertad y justicia.

    Fidel hace pensar.

    Hombre de indiscutible talento y carisma ha debido leer, releer e internalizar a Maquiavelo, uno de los grandes personajes del Renacimiento ocurrido en Europa en el siglo XVI. Ha debido hacerlo con El Príncipe, obra máxima del florentino, que es un tratado de relaciones políticas que se refieren a cómo debe ser un gobernante: diestro en el engaño, de virtudes solo aparentes, amoral, indiferente, por tanto, al bien y al mal, moverse según los vientos, concentrar en él todos los poderes, autoritario, ser él la ley, y el único, por sus cualidades excepcionales – se lo cree – capaz de ser el príncipe.

    Fidel creyó todo eso. Sumió a su pueblo en el dolor afuera y adentro.

    Acaba de asistir al VI Congreso del PCC y no habló, el hombre de los interminables discursos. Días atrás se concretó a enviar un mensaje de pocas palabras: “Que hagan las reformas necesarias”.

    Es su final. De un silencio ruidoso, como dijera Omar Barboza en, Cuba: Rectifica o se hunde (Panorama, 9-5-11). Y de aceptación de las palabras de su heredero, actual presidente de Cuba, de que ningún funcionario de alta jerarquía podrá durar más de diez años en el poder… él, que duró al frente del mismo, más de cincuenta años.

    José Vicente Rangel, pienso yo, le rinde homenaje en su final, citando a Juan Pablo II – determinante en la caída del comunismo – quien manifestó a Bertone, cardenal, que fue Fidel Castro el presidente que más se preparó para recibirlo leyendo sus Encíclicas y todos sus artículo.

    Rafael Inciarte Bracho
     
    Fuente: El Librepensador


  • Ir a la página principal
  • 16 may. 2011

    Marcha gay en Cuba, la princesa y sus bufones

    Y al "rey" le da igual judío que ortodoxo, lesbiano o maricona, la cosa es mantenerse en el "trono".

    Cerca de trescientos cubanos desfilaron por La Habana contra la homofobia y por los derechos gay. 

     Más de dos centenares de cubanos -en su mayoría homosexuales y activistas- participaron el sábado en una marcha por la calle 23 de El Vedado, en La Habana, contra la homofobia y para demandar respeto por los derechos de la comunidad gay de la isla.

    Esta es la tercera edición de la caminata, y partió del paseo del Malecón hasta llegar al Pabellón Cuba, un local especialmente dedicado a realizar eventos y donde se desarrolló la mayor parte del programa.

    La manifestación estuvo encabezada por Mariela Castro Espín, directora del Centro Nacional de Educación Sexual (Cenesex) e hija del gobernante cubano, Raúl Castro.

    Un despacho de la Agencia Española de Prensa, EFE, indica que entre banderas y carteles se destacaban algunos en que podía leerse: "Desterremos la homofobia", "Los derechos sexuales como derechos humanos" y "Mi hija nació varón, quiero que sea feliz"; mientras, algunas parejas de hombres tomados de la mano gritaban "queremos matrimonio" y otros daban vivas a Mariela Castro.

    Relata EFE que desde las aceras y autobuses que pasaban por la calle, muchos curiosos tomaron fotos y observaron sorprendidos esta particular demostración del orgullo gay en Cuba, a la que los organizadores del Cenesex denominan como una "conga contra la homofobia".

    Manuel Ernesto, un abogado de 25 años, declaró a EFE que asistió a la actividad para "favorecer" a Cuba y "tratar de borrar todos los tabúes que aún existen".

    La caminata forma parte de la IV Jornada Cubana por el Día Mundial contra la Homofobia que se celebra el 17 de mayo, y que este año tendrá su actividad central en la ciudad oriental de Santiago de Cuba.

    Señala EFE que Mariela Castro, cuyo trabajo al frente del Cenesex la ha convertido en líder de la comunidad gay cubana, afirmó que "no basta con establecer leyes" sino que hay que "transformar la sociedad para eliminar toda forma de discriminación" en Cuba.

    Sin embargo, el activista Ignacio Estrada Cepero, dijo a Radio Martí que la marcha fue muy deslucida y que sólo unos pocos gays participaron de ella ya que la calificaron como la actividad de "la princesa y sus bufones".

    Puntualizó Estrada Cepero que para muchos gays lo que está haciendo Mariela Castro es reclamando un trono, un lugar en el poder porque la mayor parte de las actividades se han efectuado a puerta cerrada.

    Para Estrada Cepero, las verdaderas demandas de la comunidad gay cubana no se han cumplido por parte de las autoridades cubanas, mientras Mariela Castro desfila entre algunos pero resguardada por un cordón de policías con camuflaje de civiles.

    Un despacho de Prensa Asociada, AP, anota que uno de los carteles que portaron los manifestantes rezaba: "La homosexualidad no es un peligro, la homofobia sí".

    La homofobia fue una de las puntas de lanza del llamado "quinquenio gris" en Cuba, como se conoce al periodo de "caza de brujas" de la década del 70 contra intelectuales y artistas acusados de homosexualidad, falta de compromiso con la revolución o "desviacionismo ideológico".

    "Las personas deben abrir su mente para aceptar todo tipo de orientación sexual, nosotros queremos sentirnos cómodos", dijo a AP Eduardo Hernández, un enfermero de 36 años. "Creo que sí se ha visto el resultado de estas jornadas (en estos años). Hay más personas que nos apoyan, incluso en el gobierno. Esto es un logro", consideró.

    La agencia Reuters, por su parte, reseñó que Mariela Castro afirmó que "Obama siempre va a decir eso porque él está muy presionado, él hace el papel del presidente, siempre vamos a escuchar eso de un presidente norteamericano".

    El comentario de Castro, una psicóloga, responde a recientes declaraciones del presidente estadounidense, Barack Obama, al canal Univisión de Miami, en las que exigió ver un "cambio real" en Cuba para normalizar las tensas relaciones entre los viejos enemigos.

    Puntualiza Reuters que Mariela Castro explicó: "Sabemos que nada va a cambiar (en la postura de Estados Unidos hacia Cuba), nosotros vamos a seguir cambiando, ellos no", mientras marchaban por una céntrica calle de La Habana.

    El presidente Raúl Castro, quien reemplazó a su hermano en el 2008, ha reiterado que está dispuesto a discutir cualquier tema con Washington, pero en igualdad de condiciones.

    Su Gobierno ha emprendido más de 300 reformas económicas para fortalecer el sistema socialista y liberó a decenas de presos políticos el pasado año, la mayoría de los cuales emigraron a España y otros países con sus familiares.

    Pero Obama desestimó los cambios durante la entrevista con Univisión esta semana, argumentando que la disidencia política aún no es tolerada y criticó que el sistema económico todavía es "demasiado restringido".

    Fuente: Martí Noticias


  • Ir a la página principal
  • 14 may. 2011

    Cuba: El por qué de los silencios de Fidel Castro


    La única sorpresa que dejó el VI Congreso del Partido Comunista de Cuba (PCC), finalizado recientemente, fue que Fidel Castro no abrió su boca. Lo demás, fueron paliativas a las que cada tanto apela el Castrismo para mantener la dinámica de poder del gobierno totalitario y apaciguar la pérdida de credibilidad de la mano de malos indicadores de bienestar social, falta de libertades y violación de derechos fundamentales. 
     
    La aparición de Fidel Castro en la clausura del VI Congreso del PCC, despertó muchas emociones y estruendosos aplausos. No obstante, aquel hombre en silencio, por incapacidad o por cuidado, sólo aguardó a que Raúl, su hermano, magnificara su presencia argumentando que “Fidel es Fidel y no precisa de cargo alguno para ocupar siempre un lugar en la historia, en el presente y en el futuro de la nación cubana”.

    Raúl Castro, heredero del gobierno y elegido Primer Secretario del Comité Central del PCC, expuso la obligación de modificar la mentalidad del partido atada a los mismos dogmas y criterios obsoletos, la necesidad de una reforma económica, el tránsito hacia un sistema descentralizado, y el reordenamiento sustentable y organizado de los servicios sociales.

    Entre las “reformas” aprobadas están: la renovación y limitación de cargos partidistas y administrativos por 5 años con la opción de ser reelegidos sólo por dos periodos, ajuste del número de empleados públicos, reducción de gastos sociales (eliminación paulatina de subsidios tales como la libreta de racionamiento), estímulo a la iniciativa privada y al trabajo por cuenta propia. Además, se incluyen medidas aperturistas que contemplan tendencias de mercado tales como la autorización de compra-venta de autos y casas, la ampliación de los límites de tierras ociosas del Estado que puedan entregarse a campesinos y productores privados, el impulso para atraer la inversión extranjera en sectores claves como el turismo y desregulación del sector financiero que permitirá a los bancos conceder créditos.

    Los flagelos

    1. De acuerdo a la prensa oficial, las propuestas de reforma fueron recopiladas tras un supuesto “diálogo serio y transparente” entre los 61 núcleos de discusión del partido único y la población. Sin embargo, este Congreso no sólo omitió que el 78% de los cubanos están a favor de una democracia real con elecciones libres y múltiples partidos políticos[1]; sino que entre las 313 reformas que fueron debatidas, ninguna contempló temas como el respeto de los derechos individuales, la libertad de expresión y de asociación, la eliminación de las restricciones para salir de la isla, la despenalización de la emigración con la confiscación de bienes y la liberación del acceso a Tecnologías Informáticas y de Comunicaciones (TIC’s).

    En ese sentido, cabe mencionar que Cuba es uno de 10 principales países opresores de Internet[2] y el entorno más represivo para las TIC’s[3]. Allí son violados los derechos del usuario al limitar el contenido, obstaculizar, censurar y restringir el acceso a la red. Sólo una pequeña parte de la población puede utilizar el Internet en casa y la otra gran mayoría debe acudir a puntos públicos de acceso controlados y vigilados por el régimen. Pese a la política de desinformación del gobierno totalitario y las detenciones arbitrarias que sufren quienes manifiestan un pensamiento distinto; la comunidad de bloggeros y periodistas independientes han logrado recibir noticias, expresar opiniones y divulgar información sobre las condiciones de su país, a través de diferentes herramientas.

    2. El debate suscita interrogantes sobre la manera cómo se llevarán a cabo los cambios, por ejemplo, en materia de la propiedad privada individual. En Cuba las casas son “propiedad del Estado socialista”. Así se entiende entonces el derecho de disfrutar de una vivienda, asignada por una Asamblea de Distribución, a un propietario y su familia, sin pago alguno, que se puede heredar pero en ningún caso puede convertirse en un mecanismo de enriquecimiento ni de explotación. Hasta ahora, el régimen les ha permitido a los cubanos el intercambio de casas en las que residen a través de un sistema de “permutas”; obviando el papel del contrato y las garantías jurídicas necesarias para avanzar hacia un sistema que respete los derechos de propiedad.

    3. Los intentos por modernizar la economía cubana con medidas como: recortar las planillas públicas, unificar las dos monedas (peso nacional – CUP y peso convertible CUC), ampliar las obligaciones tributarias entre la población y expandir el sector privado; no modifican el hecho de que el Estado dirige y controla los medios fundamentales de producción y el comercio exterior. Además, las condiciones para el mercado son desfavorables y Cuba no goza de la confianza de la comunidad internacional porque no existen regulaciones transparentes, el régimen discrimina el capital de acuerdo a su origen y elimina la competencia[4].

    Así las cosas, el escenario económico parece moverse entre un sistema socialista remendado y un capitalismo sin mercado. Eliminar los subsidios, que durante años han sido camisas de fuerza para mantener la “igualdad social”, no garantiza la estabilidad o la prosperidad de una nación descapitalizada e improductiva, con alto costo de vida, bajos índices de calidad de educación y salud, empresas –estatales- ineficientes, y desprovista de instituciones, estructuras y tecnologías para fomentar la inversión y el ahorro y subsanar la corrupción.

    4. El anuncio de que no hay una reserva de sustitutos dignos causa extrañeza, ya que según la Constitución, “el Estado promueve la participación activa de las masas juveniles en las tareas de la edificación socialista y prepara adecuadamente a los jóvenes como ciudadanos conscientes y capaces de asumir responsabilidades”. Estas declaraciones apoyan la ineficiencia de un modelo sustentado en unos caudillos que no tienen la intención de  renunciar al poder por elección, su inhabilidad por mejorar el método y discurso, la torpeza de que los dirigentes surgen por imposición y el peligro que representa para ellos el relevo.

    Fidel Castro, el dictador que en nombre de una revolución que lleva 52 años ha usado y abusado del aparato estatal para preservar su propia libertad, ha violado los derechos humanos, extorsionado, hostigado, encarcelado y asesinado a quienes se atreven a contradecir al régimen, y ha culpado de todos los males de la isla a enemigos imaginarios, al “imperialismo yanqui” y al “embargo de los Estados Unidos”. En esa medida, el surgimiento de nuevos líderes, independientemente de su edad e ideología política, pudiese derivar en actores con autoridad moral y propuestas alternativas, capaces de generar una nueva nación, una generación libre y por qué no, una historia diferente y mejor.

    Todos estos cuestionamientos a los elementos de “transformación y modernización” retomados con cierta temporalidad para conservar lealtades y exonerar culpas, sumados a un proceso revolucionario decadente, una nación pobre, una sociedad fatigada ideológicamente, un hermano menor en su reemplazo, y el inevitable cansancio de los años, no sólo oficializan su retirada del poder, también explican bastante el por qué de los silencios de Fidel.

    Dayi Sedano


    Fuente: HACER

    [1] “Encuesta de opinión pública cubana”. Instituto Republicano Internacional (IRI). 2011
    [2] Las 10 herramientas de los opresores de Internet. Informe del Comité para la Protección de Periodistas (CPJ)
    [3] Informe “Libertad de prensa 2011”. Freedom House.
    [4] Biglione Eneas. El embargo norteamericano al régimen castrista: una perspectiva de Law & Economics. Corporate training George Mason University. Diciembre 2009.


  • Ir a la página principal
  • La indignidad de la dictadura cubana

    Los hermanitos Castro no quieren dejar el poder.

    La muerte por una pancreatitis —que tiene todos los visos de haber sido producida por una paliza de la policía política castrista- del disidente cubano Juan Wilfredo Soto García es sólo una muestra más de que nada ha cambiado en Cuba. 

    Algo se mueve en las estructuras del régimen, a sabiendas de que la continuación de la dictadura totalitaria no es sino una huída hacia delante, ya que el comunismo se ha revelado como un auténtico fracaso económico y social, mostrando sólo su eficacia -por lo demás, demoledora- en lo que se refiere a la represión de los derechos humanos. Por eso el cambio es sólo cosmético. 

    Los actuales dirigentes cubanos se resisten a abandonar un poder que han acaparado ilegalmente durante más de medio siglo; y por ello intentar distraer la atención con anuncios tales como el permiso del que a partir de ahora dispondrán algunos cubanos para salir de la isla.

    La realidad es que entre la complejidad de los requisitos exigidos y la precaria renta per cápita de los cubanos, muy pocos serán los que puedan beneficiarse de esta medida. Y los que sigan allí, tendrán que hacerlo sin protestar, no vaya a ser que los maten de una paliza como a Juan Wilfredo Soto. 

    La permisividad de un cierto sector de la opinión pública ha vuelto a pasar factura. Sólo así se explica la muerte impune a golpes de un ciudadano inocente por el mero hecho de discrepar de una de las dictaduras más longevas del mundo. Pero por desagradable que sea, hay que denunciarlo. Eso le costó también la vida a Orlando Zapata y casi acaba con la de Guillermo Fariñas. Y tantos otros. Demasiados como para que el castrismo siga impune.


    Fuente: El Imparcial

    EL RÉGIMEN NO TIRA LA TOALLA.



  • Ir a la página principal
  • 10 may. 2011

    Dictadura cubana podría permitir salir de la isla a los ciudadanos

    La dictadura cubana continúa ofreciendo "limosnas" al pueblo cubano, otorgándole algún que otro derecho como si fueran favores, con tal de mantenerse en el poder.


    El gobierno de Raúl Castro autorizaría a los cubanos a viajar de turismo al extranjero, por primera vez en medio siglo de dictadura, en un régimen donde solo los miembros de la oligarquía gobernante podían salir sin mayores trabas a hacer turismo -en otros países sujetos al extinto imperio soviético-; aunque aún se deben definir las condiciones en que esta medida será aplicada.


    Los cubanos solo pueden viajar al exterior con una carta de invitación, requieren además un permiso de salida de parte del Gobierno y deben pasar un largo proceso burocrático, que cuesta unos 400 dólares, algo muy costoso para los niveles de ingresos económicos de la isla.

    Además, el permiso de salida puede ser negado y fija una estadía en el exterior de solo 30 días, cuya renovación cuesta 50 dólares por mes, hasta 11 meses permitidos, tras lo cual a quien no retorne se le considera emigrado y sus bienes le son confiscados.

    Es una práctica de todos los gobiernos comunistas impedir a sus ciudadanos la salida de sus países, con medidas imposibles de cumplir si no cuentan con apoyo del exterior, o con la abierta prohibición de hacerlo.

    Son famosas las evasiones de los cubanos hacia los Estados Unidos, en muchas ocasiones en endebles embarcaciones, donde arriesgan la vida en mar abierto, con tal de poder salir de la isla, gobernada por una dictadura comunista desde hace más de medio siglo.

    La medida forma parte del plan de reformas que el presidente Raúl Castro ha venido implementando luego de haber sucedido a su hermano Fidel en el cargo.

    La versión final del programa de 313 reformas (más abajo en formato PDF), dada a conocer a la población en un tabloide vendido en la calle, incorpora como novedad la decisión oficial de “estudiar una política que facilite a los cubanos residentes en el país viajar al exterior como turistas”.

    La disposición está establecida en el punto 265 del programa aprobado en el VI Congreso del Partido Comunista de Cuba (PCC, único permitido por el régimen) en abril, aunque no precisa detalles ni fechas, pues aún deben ser definidas las leyes de ejecución del plan.

    En 52 años de gobierno comunista, las autoridades permitieron a trabajadores muy destacados a viajar de turismo a países del desaparecido bloque soviético, por lo que una reforma migratoria ha sido una constante en las demandas de cambios.

    Intelectuales, académicos y artistas afines al gobierno, así como la oposición, han pedido la “abolición” de restricciones a la salida del país, que también son motivo de crítica internacional.

    También prevé “flexibilizar” la contratación individual de profesionales cubanos por empresas de otros países, modalidad hasta ahora realizada masivamente por contrato con empresas estatales cubanas.

    Permisos de compraventa

    El plan incluye también otra medida de gran impacto social como el permiso de compraventa de casas y autos, y la concesión de créditos a la población y a trabajadores del incipiente sector privado para adquirir bienes y montar negocios.

    Cerca de 90% de los cubanos son dueños de sus viviendas, no pagan impuestos por ellas o abonan bajos alquileres, pero no pueden venderlas, solo permutarlas (cambiarlas), pero esa medida ha creado un mercado negro que ilícitamente implica miles de dólares de divisas recibidas de los parientes que han logrado escapar y que mayoritariamente viven en los EE.UU.

    Fuente: ABC Digital 

    Los nuevos Lineamientos del Partido, en PDF (gracias a Penúltimos Días)


    La información resumida del estudio de cada Lineamiento y la fundamentación de los cambios introducidos a partir de los resultados del debate popular.
    Tabloide Debate de los Lineamientos del VI Congreso del Partido Comunista de Cuba


    El folleto con los Lineamientos de la Política Económica y Social del Partido y la Revolución, en su versión definitiva.

    Folleto Lineamientos del VI Congreso del Partido Comunista de Cuba


  • Ir a la página principal
  • 7 may. 2011

    Gran movilización policial tras muerte de Juan Wilfredo Soto a manos de la Policía


    Desde Cuba reporta Martha Roque, que se observa gran movilización policial tras la muerte de Juan Wilfredo Soto a manos de la Policía. Reporta Martha Roque Marta afirma que la familia de Wildredo no ha podido contactar a 16 disidentes que se encuentran en el hospital donde este falleció. Entre ellos se encuentran, Idania Llanez Contreras y Guillermo "Coco" Fariñas.

    Fuente: Amanecer en la Habana 

    Juan Wilfredo Soto García. (CUBANACÁN PRESS)

    Actualización desde Cope.es:

    Los disidentes cubanos están denunciado durante toda la noche la muerte del opositor Juan Wilfredo Soto García. "Asesinaron una vez más a un hombre en Cuba",señala Martha Beatriz Roque. 

    Según ha publicado Martha Beatriz Roque, el opositor cubano Juan Wilfredo Soto García ha fallecido en el Hospital Armando Milián de la ciudad de Santa Clara "producto de una golpiza producida por unos policías desde el pasado día 5 en un parque". "Asesinaron una vez más a un hombre en Cuba", ha asegurado. De esta forma, la blogera cubana ha afirmado que "un hombre defensor de los derechos humanos ha muerto" y ha pedido que "descanse en paz el "estudiante" y que acabe ya en nuestro país los asesinatos a los hombres que defienden los derechos humanos". El cadáver de Juan Wilfredo Soto García, disidente de Santa Clara, Villa Clara, que fue golpeado y asesinado por la policía, se encuentra en la funeraria Santa Clara. Según ha explicado Martha Beatriz Roque, la sobrina de Soto García a informado de que "en 15 días estará el certificado médico". La Cadena COPE ha podido hablar con Guillermo Fariñas, que ha confirmado la noticia y ha contado como el opositor pacífico conocido como "el estudiante", fue asesinado por la paliza que le dieron cuatro policías"Falleció sobre las 2.30 de la madrugada", ha explicado. Fariñas, que se encuentra en el tanatorio a la espera de que le hagan la autopsia al cadáver, ha afirmado que no van a dejar este asesinato impune y ha confiado en la "condena unánime de la comunidad internacional". Por su parte, Martha B. Roque "alguna persona allí en el hospital les informó que los médicos habían dicho que el cadáver estaba descompuesto. Fue lo mismo que utilizaron con Orlando Zapata Tamayo para enterrarlo enseguida. Habrá que seguir esta condición por cuanto el entierro podría ser bien temprano en horas de la mañana".


    Declaraciones de Juan Wilfredo Soto García poco antes de su muerte


  • Ir a la página principal
  • Empresario chileno acusado de corrupción insta a Cuba a pedir su extradición


     
    El empresario chileno Max Marambio, condenado por la justicia cubana a 20 años de cárcel por cargos de corrupción tras un juicio en ausencia, instó este jueves al gobierno de la isla a pedir su extradición para juzgarlo "legítimamente".

    Marambio, considerado en otra época un aliado del líder Fidel Castro, igualmente señaló que se trata de un caso de persecución política y que nunca fue santo de devoción del actual presidente cubano, Raúl Castro.

    "¿Por qué no piden la extradición a los tribunales chilenos? Y si presentan pruebas convincentes podrían juzgarme legítimamente", aseguró Marambio en su cuenta de Twitter.

    "Lo que corresponde cuando se imputa a alguien para un juicio es pedir la extradición al país donde está la persona. Nunca mandaron nada", añadió.

    Marambio, de 63 años, fue hallado culpable de los delitos de "cohecho, estafa y falsificación de documentos bancarios o de comercio", con "carácter continuado", según el texto del tribunal publicado en el diario oficial Granma.

    El chileno fue acusado de actos de corrupción cometidos en Cuba como dueño de la empresa Alimentos Río Zaza, propiedad mixta con el Estado cubano, que con dos plantas en Cuba facturaba 100 millones de dólares anuales.

    Marambio negó las acusaciones, y las atribuyó a "pura persecución política", ya que -señaló en Twitter- la empresa fue declarada "la mejor empresa de Cuba por años".

    "Nunca fui santo de la devoción de Raúl Castro, ni de sus seguidores y de la gente que lo rodeaba", aseguró el empresario a Radio Biobío. "Este caballero tuvo la oportunidad de ejercer todo su rencor contra mí y lo hizo sin contemplación", agregó.

    En octubre pasado, ante las acusaciones, Marambio inició "acciones legales" en la Cámara Internacional de Comercio, con sede en París, para "defender" su honor y el de sus colaboradores.

    Ex militante del Movimiento de Izquierda Revolucionaria (MIR) chileno, está vinculado a Cuba desde la década de los años 1970, cuando alcanzó grados militares y cumplió misiones bajo las órdenes del Gobierno de Fidel Castro.
    Fuente: Terra Peru


  • Ir a la página principal
  • 5 may. 2011

    En Cuba muchos restaurantes privados abren sus puertas gracias a las "reformas económicas"



    Una verdadera ola de pequeños establecimientos privados está arrasando La Habana, gracias a las reformas económicas impulsadas por el presidente cubano Raúl Castro.

    Ahora numerosos locales turísticos -cafeterías, restaurantes, puestos de comida rápida y ‘paladares’- que en un momento tuvieron que cerrarse por el rígido control estatal, han vuelto a abrir sus puertas.

    "Creo que en un año podríamos tener unos 200 o 300 paladares en Cuba", dice Enrique Núñez, propietario de La Guarida, el paladar más famoso de Cuba. "La imagen mía ante la sociedad cambió. Pasó de ser una actividad casi marginal, a ser algo aceptado", opinó.

    Muchos cocineros de nuevo pueden mostrar sus habilidades culinarias, ya que ahora pueden trabajar legalmente. Además ha desaparecido la prohibición de la venta de langosta y filetes, así como la norma que sólo permitía contratar a miembros de la familia.

    El 'boom' económico ha traído el cambio a numerosos restaurantes como La Moneda Cubana, que ahora ofrece carne y langosta a mitad de precio en comparación con otro restaurante estatal que se encuentra al lado.

    "El Estado se ha dado cuenta de que lo mejor es poner las cosas en manos del sector privado para lograr una economía sostenible", dijo Miguel Ángel Morales, propietario de La Moneda Cubana. Morales, que ha trabajado tanto en el sector público como el privado, considera que cuando el negocio le pertenece a un particular, "éste lo cuida mejor".

    Fuente: Actualidad


  • Ir a la página principal
  • 3 may. 2011

    “Tengo la ilusión de que lo que va a pasar en Cuba no ha ocurrido jamás”

    Yoani Sánchez.

    Su nombre ha dado la vuelta al mundo a través del blog Generación Y. Pero pocos sospechan que sus comentarios sobre la realidad cubana, los escribe, día a día, en su casa de La Habana desde la más absoluta indefensión y atacada sin tregua por la policía política del régimen. Frente a ello sólo tiene tres armas: su blog digital, su autoridad moral y sus ideas, que le sirven para informar sobre una sociedad que convive con el miedo, la ambigüedad y la represión más absoluta. Valiente y tremendamente comprometida, su voz se ha convertido en la conciencia de su pueblo. En esta entrevista repasa algunas claves del VI Congreso del Partido Comunista de Cuba, celebrado recientemente, y responde algunas cuestiones de actualidad relacionadas con el futuro de su país. Yoani Sánchez ha recibido numerosas distinciones, entre ellas, el Premio Ortega y Gasset de periodismo de El País y el Premio Internacional a las Mujeres de Coraje que otorga el Departamento de Estado de los EE.UU. También ha sido elegida por la revista Time entre las cien personas más influyentes del mundo. 

    -Durante el VI Congreso, Raúl Castro ha culpado al partido comunista de todos los problemas del país. ¿Podría considerarse este discurso la primera capitulación oficial del sistema?


    “No. Sólo podrá hablarse de capitulación cuando ese discurso autocrítico no vaya sólo dirigido a los burócratas, funcionarios y militantes sino especialmente al artífice de las desacertadas decisiones que nos han llevado hasta este punto. O sea, mientras no se responsabilice a Fidel Castro con buena parte del descalabro económico y social en el que estamos, no podremos sentirnos en presencia de un sincero mea culpa. Para el discurso oficial, él es la patria, la revolución, el partido, la historia y muchas cosas más. Justamente lo que dijo Raúl Castro, o lo que quiso decir, es que los cuadros intermedios no habían sabido interpretar y cumplir cabalmente las preclaras orientaciones del máximo líder. El hermano menor sólo ha tratado de exonerarlo y para ello ha debido adjudicar los errores a otros.

    -Cualquier cambio profundo en el modelo cubano tendría que pasar por el respeto a las libertades fundamentales. ¿Cómo valora la situación de los Derechos Humanos en la Isla?


    “Si tomamos como referente la Declaración Universal de Derechos Humanos y comparamos los puntos que ésta plantea con la realidad de la Isla, saltarán a la vista las grandes ausencias que tenemos. Particularmente nos afectan las limitaciones en el plano de la expresión, la asociación y la libertad informativa. El hecho de que en Cuba no puedan ser legalizadas organizaciones, grupos o partidos independientes del gobierno, da una clara idea de cuán en pañales estamos en ese terreno. Sin embargo, las autoridades tienen su propia interpretación de cuáles son los derechos que los ciudadanos necesitamos. De manera que cuando alguien se queja de la represión política, de las limitaciones para entrar y salir libremente de su propio país, del excesivo adoctrinamiento en las escuelas o del discurso único que propaga la prensa oficial, entonces aparecen los apologistas que nos recuerdan los subsidios del paternalismo, la educación y la salud gratuita, dos sectores -por cierto- bastante deteriorados en los últimos años. No se percatan que en parte ése es el alpiste para justificar la jaula, las migajas para evitar que clamemos por más.

    -Según una encuesta reciente, el 77 % de los cubanos no confía en que el gobierno pueda sacar al país de la crisis económica y política actual. ¿Cree que con el desgaste y la pérdida de credibilidad del régimen, el pueblo se esté quitando la máscara del miedo?


    “La máscara se está derritiendo, pero solo en las condiciones de la más estricta privacidad. Los mismos que se quejan del gobierno en la intimidad de la familia y los amigos, asisten después tácitamente a un desfile para apoyar a las autoridades e incluso a un acto de repudio para gritar y agredir a los inconformes. Ojalá que al menos la mitad de ese 77 % pasara a mostrar su inconformidad públicamente, sin dobleces y no sólo ante la hoja anónima de una encuesta”.

    -¿Qué significa para un cubano la libertad?

    “Cada uno tiene su propio horizonte. Para muchos solo quiere decir no estar presos, de ahí que en aras de evitar la cárcel simulan y aplauden. Para otros es ese sitio que está necesariamente en otra parte y por eso emigran para alcanzarlo. Para los menos, la libertad es ese espacio que puede conquistarse aquí, ahora, para expresarse, asociarse y prosperar económicamente”.

    -Por utilizar una herramienta tan plural como Internet fue calificada de terrorista. ¿Ha recibido alguna otra amenaza?

    “Una de las características más permanentes del gobierno cubano es su infinita capacidad para denigrar e insultar a quienes no comparten su ideología. La larga lista de epítetos que se les han endilgado a los críticos daría para un verdadero diccionario del agravio. Ahora está de moda satanizar a quienes desean cambios con vocablos al estilo de mercenarios, terroristas y hasta ciber comandos en caso de que utilicen las nuevas tecnologías para mostrar su inconformidad. En lo personal tengo una frase que me repito como un mantra cada vez que recibo un ataque gubernamental Dime quién te denigra y te diré quién eres. Y justamente quienes más vilipendian a la blogosfera alternativa son esos que tienen un largo historial de oportunistas, de oficialistas plegados a las órdenes llegadas desde arriba y especialmente aquellos cuya mediocridad no los deja brillar con luz propia.

    Las presiones contra mí no se han quedado sólo en palabras, sino que se materializan en vigilancia constante sobre mi casa, intervención de mi línea telefónica, amenazas a mis amigos y familiares, imposibilidad de salir de mi propio país. Aún así, prefiero quedarme con lo lindo que me ha pasado en estos cuatro años desde que comencé a abrir un blog. Más que víctima me siento responsable por cada palabra que cuelgo en la red, por cada tweet que sale de mi teléfono móvil”.

    -El motor impulsor democrático en el Norte de África han sido Internet y las redes sociales. ¿Puede ocurrir algo similar en la Isla?


    “En mi humilde opinión, todavía queda por ver si todo lo que ha ocurrido en el Norte de África desembocará en más democracia y no en otro tipo de fundamentalismo. No obstante a esa gran incógnita, es evidente que en esos países, a pesar de los controles autoritarios, el acceso a las redes sociales era mucho más amplio que en nuestra Isla. Los egipcios llevaban años familiarizándose con los celulares y otras tecnologías de la información. Cuando la frustración social llegó a un punto alto, estos artilugios fueron el canal más a mano para mostrarla, pero en nuestro país no ocurre lo mismo. A veces tengo la ilusión de que lo que va a pasar en Cuba todavía no ha ocurrido en ninguna otra parte”.

    -La terquedad de la dictadura castrista ha provocado una gran fuga de la inteligencia cubana. ¿Podría perjudicar esta situación al desarrollo futuro del país?


    “Mucho de talento queda todavía de este lado y un enorme amor por Cuba se mantiene entre quienes han emigrado. Creo que es en el presente donde estamos pagando las consecuencias de esta hemorragia de gente joven y preparada que hemos sufrido durante décadas. Pero el futuro nos puede deparar agradables sorpresas en esa dirección. Tengo muchos amigos y colegas que quisieran regresar, cuando se logre una Nación donde se les ofrezca estabilidad, prosperidad y libertad”.

    -El castrismo está dejando una profunda huella de degradación moral. ¿Costará conseguir la unidad espiritual e intelectual del pueblo cubano?


    “Ese deterioro ha sido llamado -muy atinadamente- como el daño antropológico dejado por medio siglo de intolerancia, intimidación, paternalismo autoritario, doble moral, oportunismo y todo lo que le cuelga que ha traído como consecuencia que hasta ellos mismos hayan tenido que reconocer que se hace necesario rescatar ciertos valores. No sé si conseguiremos alcanzar algún tipo de unidad espiritual e intelectual, de momento me conformaría con ver florecer entre nosotros, con entera libertad, la diversidad de nuestro mestizaje, que no solo es racial, sino también religiosa, política y cultural. Sólo costará tiempo, confío en que no nos cueste más lágrimas y mucho menos sangre”.

    -Puede que la muerte lenta de Fidel Castro esté allanando el camino de su canonización política. ¿Hasta qué punto afectará esta situación a Cuba?


    “Hay hasta quienes anuncian que ahora viene el fidelismo como probable sustitución del marxismo leninismo, al que, por cierto, ni siquiera se le mencionó en los documentos del VI Congreso del Partido Comunista. Pero incluso en un probable proceso de canonización política del otrora máximo líder, mucho de  su poder se va a disolver, parte importante de la fuerza autoritaria que emanaba de él se perderá. No creo que sea tan grave que lo conviertan en un muerto ilustre, porque la historia se encargará de ponerlo después en su lugar. Lo que más me preocuparía -y cada vez parece más improbable- es que retorne a la tribuna, vuelva a levantar su dedo índice y a gobernar el país a su imagen y semejanza. Al decir de Bécquer con sus golondrinas Ese Fidel Castro, ya no volverá. Respiro aliviada”.

    -Orwell decía que la cobardía es una amenaza tan grande para la libertad como la autocensura. ¿Usted cree que muchos artistas y escritores que viven hoy dentro de Cuba utilizan la desidia como un ejercicio para disfrazar su falta de compromiso con la libertad?

    “No quiero ponerme en la posición de señalarles a los intelectuales un nuevo pecado original, como una vez lo hizo Ernesto Guevara. La cobardía es solo una de las respuestas humanas frente al peligro y la autocensura aparece precisamente allí donde existe la censura.

    Por esa razón, la propia parálisis que embarga a muchos escritores y artistas cubanos de hoy es la muestra más palpable del temor que los rodea. Algún día se analizará no la obra escrita bajo el totalitarismo sino el silencio cómplice que muchos adoptaron. Será ésa la verdadera novela de la revolución cubana, la novela de la mordaza”.

    -¿Cómo valora el papel de los gobiernos internacionales en relación al tema de Cuba y concretamente, del gobierno español?

    “Los cubanos no deberíamos esperar por los gobiernos extranjeros para solucionar los problemas de nuestro país. Todos ellos, incluyendo al español, tienen un mayor compromiso con sus respectivos pueblos -con sus intereses económicos y políticos- que con nosotros. El asunto Cuba es una fracción infinitesimal entre las preocupaciones que tienen los gobernantes del mundo. Ningún político ganará o perderá unas elecciones porque tenga una u otra posición con respecto a esta Isla. Tenemos que aprender eso.

    Sin embargo, tampoco ese pragmatismo político debe llevar a gobiernos del mundo a apoyar a quienes han detentado el poder por medio siglo sin haber pasado por las urnas. Ni intromisión ni complicidad, es lo que pedimos. Relaciones directas con la ciudadanía, apoyo a nuestras demandas en foros internacionales pero sin que esa presencia se convierta en la conocida sombra de la injerencia”.

    JUAN CARLOS SÁNCHEZ REYES

    Fuente: Diario de Avisos


  • Ir a la página principal
  • 1 may. 2011

    YO NO MARCHO, YO NO DESFILO, MEJOR ME QUEDO EN CASA

    Cartel de evento por Rolando Pulido.

    Luego de que el gobierno cubano, por medio de la Central de Trabajadores de Cuba, convocara para el primero de mayo a un desfile en apoyo a los acuerdos del VI Congreso del Partido Comunista, los sindicalistas independientes han llamado a que no se marche a favor de un sindicato y un gobierno que no han cumplido con la clase obrera.

    El secretario general de la Central de Trabajadores Independientes de Cuba, Ivan Hernández Carrillo, exprisionero político del Grupo de los 75, quien fuera excarcelado recientemente después de casi ocho años de prisión, dijo a Radio Martí que los trabajadores cubanos no tienen porqué asistir al desfile del primero de mayo en respaldo al gobierno cubano porque, sencillamente, el régimen no ha cumplido con ellos, no los representa ni los proteje.

    La exhortación a los trabajadores cubanos para no desfilar ese día parte de un acuerdo de la Coalición Sindical Independiente de Cuba. Maria Elena Mir, presidenta de la Confederación Obrera Nacional, que también forma parte de la Coalición Sindical, declaró a la emisora que llaman a no desfilar porque el gobierno no garantiza nada y no existen motivos para marchar a favor de un gobierno que humilla a los trabajadores y masacra sus derechos.



    YO NO MARCHO, YO NO DESFILO, MEJOR ME QUEDO EN CASA



  • Ir a la página principal