28 dic. 2010

Cuba, un destino turístico... pero no para pobres


A mil kilómetros de Pánuco, en Veracruz, está la parte más cercana de México con Cubita la bella.

Aunque el trayecto aéreo común México-Cancún-La Habana o La Habana-Mérida-México.

Un paraíso natural. Un destino turístico... pero no para pobres.

Si le sirve el dato: el peso convertible cubano (CUC le dicen) vale 19 pesos mexicanos.

Y es que la isla tiene dos monedas: la convertible, la que maneja el turista y el peso cubano que vale 25 del peso convertible.

Un desayuno común (sin propina) vale 15 pesos. Multiplíquelo por 19.

Una coca cola vale 3 pesos, una Tucola, bebida nacional, dos pesos.

Un jabón de baño l.55.

Una llamada de tres minutos me costó 500 pesos mexicanos.

La ciudad de Durango tiene 500 mil habitantes y su promedio de carros en circulación por día, es de 250 mil.

La Habana tiene 2 millones de habitantes y circulan promedio 30 mil vehículos. Todos viejos

Hay Plymouth, Ford, Chevrolet del 55 para atrás.

Los Lada, de fabricación rusa, son los más.

Alcancé a ver en un espacio cerca de 10 carros no tan viejos, diríamos de 10 años atrás.

Me informaron que son para rentar a turistas. La empresa: el Estado Cubano.

Edificios suntuosos fueron -ahora son ruinas, escarapelados, habitados con familias hacinadas.

Hoteles que durante el régimen de Batista, fueron de lujo, ahora son departamentos. En sus otrora lujosos edificios cuelgan ahora las prendas de ropa para secarse al sol.

No hay congestionamiento vehicular, no hay tragafuegos, no malabaristas, no hay pordioseros, no hay "teporochos".

El transporte colectivo es infame: Me acompañó un amigo, Wilfredo Porrtel, un ingeniero militar experto en cohetes.

Le insistí en viajar en una "guagua". Sólo por complacerme me llevó a una parada. Porque sólo se detienen en el sitio ex profeso.

Después de esperar media hora, la guagua, un metrobús moderno, era imposible abordar. La gente viajaba hasta en los estribos.

Mi amigo el cubano gana el equivalente a 240 pesos mexicanos por mes.

Y tiene categoría de ingeniero y es miembro del ejército: ingeniero coheteril, es su rango.

Ruinas en La Habana
No paga casa. No es suya, es del Estado pero la habita sin costo. Nunca será suya, pero nadie se la va a quitar.

"La libreta" como le llaman a la despensa les surte lo necesario para comer bien -comer bien, no comer mucho- en especial con frijol negro, arroz, garbanzo, maíz, pollo, aceite. Lo suficiente para comer en el mes.

¿Para qué entonces el sueldo de 240 pesos?

De ahí pagan el teléfono 7 pesos cubanos mensuales por 100 llamadas al mes.

Algo así como 2 pesos mexicanos.

Le invité a cenar en el hotel donde me hospedaba.

Lo siento chico. No nos dejan entrar a los cubanos.

Pero lo dice sin resentimiento, sin el más mínimo asomo de rencor. Es un mundo que es su mundo y lo aceptan. Quizá porque no conocen otro.

Otro día comimos en otro sitio al que sí le permitieron entrar: 36 pesos convertibles multiplicados por 19, nos da 694 pesos mexicanos, 900 pesos cubanos.

Nunca podré darme este lujo, dijo.

Pero en el deporte, especialmente el beisbol el deporte nacional, influencia gringa así no les guste.

Y en educación y medicina, nada más ellos.

La Habana tiene 2 millones de habitantes y 17 novenas.

El Distrito Federal tiene 20 millones y lo más que llegó fueron dos: Diablos y Tigres.

En salud, se enorgullecen de tener lo mejor: conté a mi amigo un viejo chiste: Un dentista cubano se jactaba de que él, con sólo dos auxiliares extrajo una muela en sólo 6 horas.

¿Y eso? En México la extraen en 5 segundos.

Bueno, sí, chico. Pero como en Cuba Castro no nos deja abrir la boca, tuvimos que sacársela vía rectal.

Chiste gusano, dijo, chiste gusano. No le hizo gracia.

Su orgullo: la Revolución. Ahí exhiben con ostentación un fuselaje de un avión derribado durante la invasión de Cochinos...

Un tractor que Camilo Cienfuegos convirtió en tanque.

Un tanquecito que construyeron los obreros del comandante Mendieta.

El Yate Granma, en el que Castro, Che Guevara, Cienfuegos y otros partieron de Pánuco y asaltaron el cuartel Moncada el 26 de julio de 1957.

El Museo de la Revolución es lo que fuera el Palacio Presidencial.

Este fue recreado por Copola en El Padrino II.

El Salón de los Espejos en el penthouse, donde Batista renunció al poder el primer minuto de 1960.

Edificios de arquitectura sublime, destruidos. La Habana Vieja en ruinas no obstante su valor arquitectónico.

El Castillo del Morro, bien conservado.

Ahí se efectúa a diario un ritual con vestidos de época, disparan un cañón a las 9 de la noche, todos los días para conmemorar la lucha de los españoles contra los piratas.

Varadero, playa de lujo. Se puede caminar hacia el mar 200 metros y el agua no sube de la cintura. Y tiene 30 kilómetros de las playas de arenas blancas. Todo lujo.

Ahí están los hoteles más caros.

Una idea: Todos son cinco estrellas, los espectáculos caros, las vedettes, la Cuba de antes de Castro.

El costo por habitación, promedio, es de 300 pesos convertibles, por noche por persona.

Va desde 400 pesos por noche por persona. Multiplique por 19.

Esa es la Cubita ella, que lo espera para ofrecerle sus bellezas.

Pobretones, absténganse.

Mariano Alvarado

Nota: 1 USD ~ 12 Pesos Mexicanos

  • Ir a la página principal
  • 25 dic. 2010

    La contradicción de Cuba libre


    "No parece verosímil que ni Fidel ni otro de los suyos, obtenga en las urnas éxitos tan abrumadores".


    Sí; es una contradicción: para que un cubano sea libre, tiene que pensar como los hermanos Castro o salir de Cuba. El célebre Fidel "es un motor sin frenos, una extraña mezcla de tirano y rebelde", como le definió W. Brandt y que prosigue queriendo dar la impresión de que aún es posible su cincuentenaria revolución, pero su hermano Raúl y ahora presidente, confiesa ante la Asamblea Nacional que "o rectificamos o nos hundimos".

    Raúl, uno de los copropietarios políticos de la isla, reconoce que han cometido muchos errores pero excusa a Fidel; el desastre constante que sufre Cuba resulta que procede de haberse apartado el pueblo de las orientaciones que el dictador impartía y que sus compatriotas rehusaron aceptar.

    Cabe que el remedio consista en echar de la isla a todos los que no se dejen guiar, que se vayan fuera como todos esos que estaban encarcelados e insistían en ser libres, ¡qué manía! y encima, querían seguir viviendo en Cuba aunque discrepando de Fidel, de Raúl y de unos cuantos más.

    Desgraciadamente, para la mayoría de los cubanos, la libertad es una costumbre que se derogó allí hace más de medio siglo y será inviable mientras la doctrina orientadora de lo que se proponga el Gobierno cubano consista, como ha dicho Raúl con su característica lucidez, en que "el partido (comunista, claro) dirija y controle pero no interfiera las actividades del Gobierno a ningún nivel". El presidente cubano ama los trabalenguas.

    Raúl no quiere reconocer el contrasentido de sus extraños razonamientos: no ha habido en el mundo ni un sólo caso en el que el partido comunista controlase, dirigiese ¡en solitario! la vida pública y no organizase ni mandase en el Gobierno; además, suelen ser los mismos o fidelísimos colaboradores suyos, los que mandan en el partido y en el gobierno, tendencia que por cierto, se va extendiendo a otros partidos en otros países.

    En Cuba a los que querrían ser libres les permiten esta opción: seguir en la isla pero ahormados o gritar "viva la democracia" pero desde el extranjero; no hay término medio.

    El premio Sajarov a la libertad de conciencia fue concedido por el Parlamento Europeo a un "disidente" cubano que no pudo acudir a recibir la distinción. ¿Por qué llamarán disidente al que piensa de modo distinto a Fidel y no a Fidel que disiente de tantísimos? Guillermo Fariñas es llamado "disidente" porque sacrifica su salud y su vida por la libertad de Cuba, sólo por eso.

    Afortunadamente, el Parlamento Europeo sí pudo al menos escuchar la voz de Fariñas que pronunció palabras duras pero justas, henchidas de razones, aludiendo a la Unión Europea y al Gobierno de España; una dictadura no lo es menos si es de las llamadas izquierdas que si es de las llamadas derechas y eso no parece entenderlo por ejemplo, nuestro ZP.

    De lo que he leído que dijo Fariñas, todo conmovedor, a mí me llama la atención su referencia a la semejanza que hizo entre la "Carta de Libertad" que requerían los esclavos para viajar a modo de manumisión temporal y la que ahora se denomina "Carta Blanca" que puede expedir para el mismo fin, el magnánimo Gobierno cubano. También atinó Fariñas negando la bondad de las excarcelaciones de disidentes; "sería un error, afirmó con fina ironía, pensar que fueron puestos en libertad".

    El régimen cubano durará como mucho lo que duren los hermanos Castro y pensando en la paz y no en que continúe la beligerancia castrista contra el pensamiento libre, la Comunidad internacional debería preguntarse si la soledad y el cansancio de los dos otoñales hermanos no merecería un relevo inmediato de ambos y del engendro que todavía cultivan; hay que sustituirlos por la voluntad del pueblo cubano que no creo que pudiera identificarse con la del partido comunista; este jamás ganaría unas elecciones libres.

    Admítase que Fidel dispone de un excelente sentido del humor; un ejemplo: el 20 de octubre de 1997, afirmó sin que se le escapara la risa, que el régimen electoral cubano "es extraordinariamente democrático y que no deben envidiar nada a nadie". Está claro: sólo Fidel consigue el 90% de los votos emitidos.

    HIPÓLITO Gómez 

    Tomado de: El Periódico de Aragón


  • Ir a la página principal
  • 23 dic. 2010

    Cuba liberará a otros dos presos políticos según la Iglesia

    Elizardo Sánchez: "Inquietante que el Gobierno aún no libere a los 11 opositores pacíficos"
    Cuba liberará próximamente a otros dos presos políticos que aceptaron la propuesta de marcharse a España, como parte de un histórico acuerdo entre la Iglesia y el Gobierno de la isla, dijo este jueves el Arzobispado de La Habana en un comunicado.

    La breve nota, que no especifica que los próximos excarcelados no pertenecen al grupo de los 52 disidentes condenados en el 2003 a penas de entre 6 y 28 años, dijo que con estas salidas la cifra de prisioneros que aceptaron el exilio en España llega a 56.

    "En continuidad con el proceso de liberación de prisioneros, se informa que otros dos serán excarcelados próximamente", dijo la nota de la Iglesia Católica, que no precisó fechas.

    Según un informe de la ilegal pero tolerada Comisión Cubana de Derechos Humanos, los presos políticos que serán liberados cumplían sanciones de 15 y 22 años por delitos que van desde piratería hasta robo con fuerza, pasando por tenencia ilegal de armas.

    A raíz del inusual acuerdo entre la Iglesia Católica y el Gobierno cubano, 41 disidentes del grupo de los 52 fueron liberados a partir de julio. De éstos, 40 aceptaron exiliarse junto a sus familiares, mientras que uno decidió quedarse viviendo en Cuba.

    Aún permanecen tras las rejas 11 presos políticos del grupo de los 52 que no aceptan salir del país.

    También han sido excarcelados y enviados a España algunos presos que no formaban parte de los 52, que integraban un grupo de 75 condenados en el 2003 en un proceso conocido como "Primavera Negra".

    Entre los excarcelados que no forman parte de los 52 hay personas condenadas por actos de terrorismo y piratería.

    Elizardo Sánchez, portavoz de la Comisión Cubana de Derechos Humanos dijo por teléfono a Reuters que era "inquietante" que el Gobierno aún no libere a los 11 opositores que no quieren marcharse del país mientras está excarcelando a otros "que emplearon alguna forma de fuerza o violencia".

    "No encontramos explicación racional a esa exclusión a no ser razones políticas (...) Fíjate que siguen excarcelando a otros presos y a ellos no", dijo Sánchez.

    "La excarcelación de ellos es muy simple pues es ponerlos en la puerta (de la casa)", agregó.

    Las autoridades de la isla también extendieron la oferta del exilio a algunos disidentes en libertad condicional.

    El Gobierno cubano considera a los disidentes "mercenarios" al servicio de su enemigo Estados Unidos.

    Tomado de: El Heraldo de Tabasco

  • Ir a la página principal
  • 22 dic. 2010

    De comó ser un buen comunista


    En estos momentos en que Venezuela es empujada por el moderno Prometeo de Sabaneta para convertirla en un novedoso parque temático comunista, al estilo de Cuba o Corea del Norte, vale la pena que nos preguntemos los venezolanos qué debemos y qué no debemos hacer, en el futuro inmediato, para no sufrir los embates de la represión que es inherente a todo régimen totalitario.

    Por lo que, les dejo unos sencillos consejos, que tomo en préstamo de la tierra de José Martí:

    1º. No viaje al exterior sin permiso del gobierno. Aunque usted cuente con una visa aprobada y los pasajes de avión, únicamente se puede abandonar el país con un salvoconducto oficial (la conocida Tarjeta Blanca) cuyo proceso de obtención puede tomar años y en muchos casos nunca ser otorgada;

    2º. No cambie de domicilio, pues las mudanzas lo obligan a someterse a decenas de regulaciones;

    3º. No posea una computadora personal, un fax o una antena de TV por cable;

    4º. No acceda libremente a Internet. La Internet está estrechamente controlada y vigilada por la seguridad del Estado;

    5º. No envíe a sus hijos a un colegio privado o religioso;

    6º. No practique ningún culto religioso;

    7º. No pertenezca a ninguna organización independiente de carácter nacional o internacional, con excepción de las gubernamentales (Partido Socialista Unido de Venezuela, Unión de Jóvenes Socialistas, Comités de Defensa de la Revolución, etc.);

    8º. No vea o escuche emisoras de radio o televisión privadas o independientes; sólo los medios de difusión de propiedad estatal y dirigidos por el gobierno;

    9º. No lea libros, revistas o periódicos, con excepción de aquellos aprobados y publicados por el gobierno; 10º. No visite o se hospede en hoteles, restaurantes o playas destinadas a turistas;

    11º. No busque empleo en las pocas compañías extranjeras establecidas aún en el país sin la aprobación del gobierno;

    12º. No posea ningún negocio propio, pues será sometido a grandes impuestos y regulaciones asfixiantes;

    13º. No venda ninguna pertenencia personal, servicios, alimentos preparados en casa o artesanía casera sin la aprobación gubernamental;

    14º. No pertenezca a ningún sindicato independiente, sólo al oficialista. Ningún contrato laboral, individual o colectivo, está permitido; como tampoco las huelgas o protestas;

    15º. No escoja a su médico ni a su centro asistencial, todos los asigna el gobierno;

    16º. No se niegue a participar en manifestaciones o demostraciones masivas organizadas por el gobierno o el PSUV;

    17º. No se niegue a participar en el trabajo "voluntario" en favor de la humanidad;

    18º. No critique o cuestione las leyes o los decretos del régimen, o cualquier comentario o decisión de los dirigentes del pueblo o del Comandante-Presidente;

    19º. No compre o venda sus inmuebles y terrenos. Los propietarios de las casas no pueden venderlas, únicamente se permiten las permutas;

    20º. No regrese a vivir al país después de haber emigrado. Los que un día deciden visitar a sus familiares en Venezuela necesitarán visa-permiso para volver a la tierra en que nacieron y deberán obtener un pasaporte venezolano (aunque ya tengan otra nacionalidad oficialmente reconocida);

    21º. Cuando emigre o sea capturado en el intento, deberá aceptar que sus "propiedades" (casa, televisor, muebles, ropa, etc.,) sean confiscadas. En el caso de los repatriados o interceptados en el mar de la felicidad, se verán imposibilitados de volver a trabajar, perderán la libreta de racionamiento y enfrentarán actos de repudio o penas judiciales;

    22º. No escoja libremente la carrera universitaria que se desea estudiar, esa escogencia la hará el gobierno según las "necesidades de la revolución";

    23º. No se niegue a participar en las Milicias de Tropas Territoriales, CDRs, Brigadas de Respuesta Rápida y cualquier organización represiva del régimen.

    Como pueden ver, el comunismo es una idea sencilla. Bertold Brecht decía: "lo sencillo es lo difícil". También el poeta alemán sabía de qué hablaba cuando puso el Manifiesto en verso: ¡Qué sencillo es ser un buen comunista!

    ¡Pa'llá vamos, pues!

    Juan Carlos Apitz

    Tomado de: Analítica

  • Ir a la página principal
  • 20 dic. 2010

    El hundimiento cubano


    En una alocución ante la Asamblea Nacional de Cuba, Raúl Castro ha efectuado una revisión crítica de los que, a su parecer, han sido los errores cometidos por su Gobierno y ha asegurado que, puesto que están al borde del precipicio, si no rectifican de inmediato se hundirán y hundirán con ello a generaciones enteras.

    Como declaración de intenciones, es un paso loable. Ahora bien, antes de lanzar las campanas al vuelo por la euforia que pueda provocar la palabrería de un mitin, habrá que ver qué entienden a estas alturas los Castro por rectificar el rumbo y qué quieren decir con eso de perfeccionar el socialismo.

    A este respecto, no es del todo alentador observar el diagnóstico que hace Raúl Castro cuando sigue poniendo en el horizonte político la llamada “revolución” y asegura que se ha malinterpretado la doctrina socialista, que algunas de las orientaciones dadas por Fidel no se han cumplido y que les faltó cohesión, organización y coordinación.

    El problema del hundimiento cubano que, contra lo que sostienen los Castro, ya ha llegado hace tiempo para los ciudadanos que sufren el castrismo, es un problema de anulación del individuo y, por lo tanto, de sus derechos y libertades fundamentales. Cuba es una dictadura que ha hundido en la miseria a millones de ciudadanos, que persigue violentamente a quienes disienten del régimen oficial y que niega a los cubanos el derecho que tienen a construir su futuro en libertad. Ese es el diagnóstico sobre el que debe cimentarse el tratamiento que, efectivamente, como demuestra la realidad cubana, requiere un profundo cambio de rumbo.

    Tomado de: Cope.es 

    Raúl Castro dice que Cuba se hunde



  • Ir a la página principal
  • 17 dic. 2010

    Raúl propuso a Clinton un "teléfono rojo" con La Habana


    Cuba propuso a Estados Unidos la creación de “un canal secreto de comunicaciones” para facilitar a los gobernantes de ambos países la negociación directa de los asuntos más delicados en las relaciones bilaterales, caracterizadas por el enfrentamiento desde el triunfo de la revolución de Fidel Castro, en enero de 1959.

    La propuesta fue comunicada en octubre de 2009 por el presidente Raúl Castro al entonces canciller español Miguel Ángel Moratinos, quien informó de la propuesta a la secretaria de Estado Hillary Clinton.

    Con anterioridad al cable del Departamento de Estado sobre la idea de establecer un teléfono rojo, la legación estadunidense en La Habana fue informada al respecto por el entonces embajador de España, Manuel Cacho, en una reunión con el consejero político estadunidense. Ese canal secreto, sin intermediarios, sería la única vía autorizada por el gobierno cubano “para efectuar pasos de envergadura hacia la conciliación con EU”.

    La respuesta estadunidense, según los cables revelados por Wikileaks, fue de rechazo al “teléfono rojo” (al igual que en su día tuvo Washington con Moscú durante la Guerra Fría). El parecer de Clinton era que Cuba debía de aprovechar los canales existentes para avanza.
     
    Otro cable deja patente la apuesta de Washington por las generaciones más jóvenes frente a la vieja disidencia para encabezar la transición democrática en la isla. En un cable se revela incluso los “celos” de la vieja disidencia con fenómenos de gran impacto internacional como los mensajes por internet de la bloguera Yoanni Sánchez.
     
    Tomado de: La Crónica de Hoy

  • Ir a la página principal
  • 16 dic. 2010

    EEUU temía una intervención militar de Chávez en Cuba, según WikiLeaks


    Estados Unidos temía una posible intervención militar en Cuba del presidente de Venezuela, Hugo Chávez, si la enfermedad o eventual muerte de Fidel Castro provocaba algún tipo de convulsión social en la isla, según se desprende de un cable diplomático estadounidense divulgado por WikiLeaks.

    La Embajada de EEUU en Caracas recomendó al Departamento de Estado que advirtiera a Hugo Chávez contra la tentación de actuar en Cuba, según un cable enviado a Washington poco después de anunciarse en La Habana la grave enfermedad de Castro.

    De acuerdo con el despacho, que publica hoy el diario español El País, "en el caso de que hubiera un conflicto civil en Cuba, creemos que es posible que Chávez considerara intervenir militarmente al lado de los elementos pro régimen".

    "No está claro -prosigue el documento- si dicha intervención militar sería efectiva, pero la presencia, o incluso la sola amenaza, de una fuerza venezolana en Cuba, tendría importantes implicaciones para Cuba y para nosotros".

    Según El País, el presidente venezolano puede llegar a pensar que la supervivencia de su régimen está unida a la suerte de Cuba, a tenor de los pronósticos de los diplomáticos norteamericanos, que citan como escenario más posible, en caso de conflicto, que Caracas dé ayuda aérea a las tropas leales revolucionarias.

    Los cables comparan Fidel Castro y Hugo Chávez y dicen que "Chávez es menos bueno en el manejo de las crisis (...) y hay ejemplos históricos de ello: en los acontecimientos de 1992 (cuartelazo contra Carlos Andrés Pérez) y 2002 (fallido golpe petrolero) las evidencias demuestran que Chávez perdió los nervios".

    En cambio, remarca el despacho, desde la crisis de los misiles, al "maleconazo" o al "período especial" Castro ha demostrado ser un magnífico gestor de crisis.

    En el caso de que Chávez afrontara una nueva crisis interna, precisa el informe diplomático, "podría sufrir mucho con la pérdida de la mano protectora de Fidel Castro. Esto, sin embargo, podría ser una ventaja para nosotros, en nuestros esfuerzos hacia el regreso de la democracia en Venezuela".

    Por otro lado, el diario español difundió hoy otro cable referido a la isla caribeña que deja entrever que España, la Unión Europea y Japón perdieron a sus mejores interlocutores en Cuba, los aparentemente proclives a la apertura del régimen, al ser destituidos, en marzo de 2008, el vicepresidente Carlos Lage y el ministro de Relaciones Exteriores Felipe Pérez Roque.

    El actual secretario general de la Presidencia del Gobierno español, Bernardino León, admitió esa pérdida en una reunión que mantuvo con el encargado de negocios estadounidense en Madrid, Arnold A. Chacón, el 2 de diciembre de 2009, dice El País.

    A finales del pasado mes, WikiLeaks comenzó a publicar más de 250.000 cables diplomáticos de EEUU -a través de cinco diarios de prestigio, entre ellos El País, muchos de ellos con revelaciones incómodas para Washington y sus aliados.

    Tomado de: Terra Perú

  • Ir a la página principal
  • 14 dic. 2010

    Reformas alimentan restaurantes privados en Cuba


    Casi asfixiados por regulaciones y tabúes ideológicos, los pequeños restaurantes privados están resurgiendo en Cuba en una atmósfera más amigable generada por las reformas económicas de Raúl Castro.

    Nuevos restaurantes, cafeterías y puestos de comida rápida abren en porches, terrazas y salas de estar de Cuba cambiando el paisaje urbano de la nación de Gobierno comunista.

    El Gobierno dijo que fueron aprobadas 35.000 licencias para trabajadores por cuenta propia en el primer mes desde que las reformas entraron en vigor. Un 20 por ciento de los permisos son para negocios gastronómicos.

    La mayoría serán pequeñas cafeterías dirigidas al público cubano, pero es previsible que aumente también el número de "paladares" o restaurantes más exclusivos para extranjeros con moneda dura.

    Los pequeños restaurantes fueron autorizados por primera vez durante un fugaz experimento a mediados de la década de 1990, pero la regulación excesiva y los estigmas ideológicos forzaron el cierre de la mayoría.

    Apenas unos 100 de los aproximadamente 1.500 de aquella época sobrevivieron.

    Eso podría cambiar ahora que el Gobierno está tomando medidas para estimular los negocios privados, reconociendo su importancia en el nuevo esquema económico para sacar a Cuba de la crisis.

    Castro espera que el sector privado absorba a muchos de los 500.000 empleados públicos que serán despedidos en los próximos meses para reducir el costo del Estado.

    Tras cocinar durante décadas en restaurantes del Estado, el chef Justo Pérez abrió la semana pasada su propio restaurante en una elegante casa que resalta en una derruida calle del distrito de Centro Habana.

    "Hay mucha gente esperando hacer algo. Esto no va a ser nada más que el comienzo. Estoy seguro de que van a haber muchas buenas propuestas", dijo Pérez, de 68 años.

    Las paredes de La Comercial Cubana, su restaurante, están cubiertas con fotografías en blanco y negro de Nat King Cole, Carmen Miranda y Celia Cruz, evocando el glamour de La Habana en las décadas de 1940 y 1950.

    Pérez llevaba tiempo acariciando la idea de abrir un restaurante y aprovechó apenas el Gobierno empezó a entregar nuevas licencias hace un par de meses. Su menú incluye hoy desde rabo de vaca por 7,56 dólares hasta camarones enchilados por 19,44, el equivalente a un salario mensual en Cuba.

    "Las reglas del juego parecen muy claras, más que antes. Ahora, hasta que esto no esté en su plenitud nadie puede saber cómo va a salir", dijo Pérez.

    20 SILLAS

    Las nuevas regulaciones permiten a los emprendedores cubanos alquilar locales comerciales y contratar empleados, dos cosas antes prohibidas que limitaron el éxito de los paladares.

    También expanden la capacidad máxima de los restaurantes de 12 a 20 sillas. Aunque muchos de los paladares exitosos ignoraban esta medida, estaban expuestos a multas del Estado.

    A cambio deberán pagar un 30 por ciento de sus ingresos en impuestos y todavía no está claro si podrán acceder a créditos.

    Los insumos tendrán que comprarlos a los elevados precios del mercado minorista, pues el Gobierno advirtió que no tiene dinero para crear una red de abasto mayorista. Eso, en el pasado, obligó a muchos dueños de paladares a recurrir al mercado negro.

    "Esto es mucho mejor que antes, pero hay todavía muchos obstáculos y no está claro si ha habido un verdadero cambio de mentalidad de parte del Gobierno", dijo Ted Henken, un investigador de la City University of New York que ha estudiado los paladares cubanos.

    "Un importante asunto todavía no resuelto son los créditos y el mercado mayorista. Hasta que no sabremos si el Gobierno considera seriamente la posibilidad de ofrecer acceso a esas cosas esenciales no sabremos las posibilidades de crecimiento del sector", añadió.

    Existen también dudas sobre si el mercado cubano, que depende sobre todo de turistas y la pequeña comunidad de residentes extranjeros, justificará un crecimiento significativo del número de paladares de alto nivel.

    GIRO DE 180 GRADOS


    Pese a la incertidumbre, algunos cubanos parecen estar dispuestos a asumir el riesgo.

    "Creo que en un año podríamos tener unos 200 o 300 paladares en Cuba", dijo Enrique Núñez, el propietario de La Guarida, el paladar más famoso de Cuba.

    La experiencia de Núñez ilustra el optimismo de algunos en Cuba.

    Después de casi 15 años sirviendo a clientes internacionales, incluyendo celebridades como el realizador estadounidense Steven Spielberg o la reina Sofía de España, cuyas fotografías adornan las paredes de su restaurante, La Guarida cerró hace más de un año por lo que su dueño describe como un "marco legal muy estrecho".

    Pero cuando las reformas fueron anunciadas hace unos meses, Núñez decidió reabrir su local.

    "Ha habido un cambio de 180 grados. En estos momentos somos considerados empresarios, contribuyentes", dijo en su local, que fue el set de la película "Fresa y Chocolate".

    "La imagen mía ante la sociedad cambió. Pasó de ser una actividad casi marginal a ser algo aceptado", añadió.

    Por Esteban Israel

    Tomado de:  Reuters América Latina


  • Ir a la página principal
  • 9 dic. 2010

    Prevén a corto plazo bancarrota de Cuba

    Cuba podría caer en la bancarrota y no poder hacer frente a sus deudas en un lapso de dos o tres años, según una conversación mantenida por dos de sus países acreedores, Francia y Japón, y miembros de países consejeros de China, su principal aliado político y comercial, España, Italia, Brasil y Canadá, revela un cable filtrado por WikiLeaks.

    El cable de la Sección de Intereses de Estados Unidos, enviado como 10HABANA84 y fechado en febrero de este año, recoge las conclusiones de un almuerzo organizado por el consejero político y económico de la legación estadounidense con siete técnicos internacionales acreditados en Cuba de los países antes citados.

    En esa ocasión, el representante italiano dijo que sus fuentes en Cuba sugieren que la Isla caribeña podría ser insolvente en 2011.

    El consejero comercial español argumentó en el almuerzo que apenas hay espacio en Cuba para reducir sus importaciones después de un recorte del 37% en el 2009. Sólo cubren las compras básicas. "Los problemas de cobro afectan a todos los países. A pesar de haber reestructurado toda su deuda oficial en 2009, Japón no ha recibido ningún pago. Incluso China admitió tener problemas para cobrar a tiempo y se quejó de las peticiones cubanas de extender las condiciones de los créditos de uno a cuatro años", continúa el informe a Washington.

    Los chinos desaprueban la rigidez cubana en la constitución de empresas mixtas. "No importa si la inversión extranjera en un negocio es de diez o cien millones de dólares, la inversión del gobierno de Cuba siempre se subirá hasta el 51% (para ejercer el control de la sociedad)", dijo el consejero comercial chino con visible exasperación", según reproduce Farrar. "Cualquier discusión acerca de reformas tipo chino, fundamentalmente las referidas a la inversión extranjera, son difíciles, "un dolor de cabeza", dice el chino".

    El almuerzo prosigue con adivinanzas sobre la orientación de la política cubana. El consejero canadiense aventura que, contrariamente a Fidel Castro, Raúl necesita de "la maquinaria" del Partido Comunista Cubano (PCC) para implementar los cambios, se abunda sobre "la variable venezolana" , mientras al encargado de redactar el informe sobre Cuba para el Departamento de Estado, Jonathan D. Farrar, lo concluye así: "El gobierno cubano continúa confuso, en gran medida porque sus líderes están paralizados por miedo a que con las reformas perderán el poder al que se han aferrado durante más de 50 años".

    Según el cable, los consejeros calculan que si "la inestable Venezuela" reduce significativamente su ayuda económica a Cuba, centrada fundamentalmente en el envío de cerca de 90 mil barriles diarios de petróleo, la Isla tendría que aplicar reformas similares a las del Periodo Especial de principios de los 90, cuando La Habana perdió multimillonarios subsidios soviéticos y casi quiebra.(Agencia Reforma)

    Tomado de: ElGolfo

  • Ir a la página principal
  • 7 dic. 2010

    Falta de libertad

    Se cuentan unas 590 prisiones por toda la isla.
    Ya está, no hacen falta más palabras para definir la situación. Una visita al mes, un pequeño paquete con artículos de primera necesidad e higiene cada cuatro meses, correspondencia personal censurada, una llamada de teléfono al mes, tres metros cuadrados, ningún contacto con el resto de prisioneros, y torturas en un régimen de absoluto aislamiento para lograr la pérdida de todo vínculo social con otros seres humanos y quebrar su voluntad. Cuando no se logra romper a esos seres humanos, se ataca a sus familiares y se rompen familias, sumando al desarraigo la división de su círculo más íntimo, un doble castigo por pensar con libertad y decirlo en voz alta. En esas condiciones sobreviven todavía 11 de los 75 prisioneros de conciencia cubanos de la primavera negra del 2003.

    El testimonio de las condiciones de su encarcelamiento lo conocemos por algunos de ellos, que han sido desterrados y están ahora desperdigados por España, tras 7 años y 4 meses en prisión en condiciones infrahumanas en las más de 200 prisiones existentes (oficialmente) en Cuba, un dato más entre los cientos que ilustran lo que ha sucedido en la isla desde 1959, fecha lejana en la que comenzó esta tragedia. En 1959 y con una población de 6,5 millones de habitantes el país contaba con 20 prisiones. En 2010 esa cifra se ha multiplicado por 10, con solamente el doble de población, resultado del incremento de la población reclusa, estimada en 130.000 reos, por sus ideas y las leyes del régimen cubano con nuevos tipos criminales que persiguen desde la homosexualidad hasta el ejercicio del periodismo.

    Resulta difícil imaginar una situación más triste y agobiante, una situación que, adicionalmente, les ha dejado a los presos políticos ahora desterrados secuelas físicas de por vida y que, sin embargo, relatan con orgullo. Estos 75 presos políticos pueden estar orgullosos de haber tenido durante más de siete años al mundo pendiente de ellos, y encarnar la defensa de la libertad del ser humano como primer elemento, y la solidaridad internacional como segundo elemento. Como muestra del delirio del régimen cubano, la cifra de 75 no es casualidad.

    Corresponde al compromiso asumido por Fidel Castro cuando 5 de sus espías fueron apresados en los Estados Unidos y prometió al pueblo que por cada uno de los espías apresaría a 15 disidentes, con la idea original de intercambiar a los 75 presos políticos los por los 5 espías. Lamentablemente su liberación no ha sido fruto de un cambio en Cuba, sino producto de la presión ejercida por esposas, madres e hijas unidas en el colectivo de las Damas de Blanco; de la lamentable muerte de Orlando Zapata; de la huelga de hambre de 135 días de Guillermo Fariñas; y de millones de voces anónimas y el clamor internacional que han forzado la excarcelación de 52 hombres que cumplían condena y un día fueron trasladados desde la celda hasta el aeropuerto, en una operación de lavado de imagen del régimen cubano.

    Lo más importante es que no olvidemos que la liberación no es un signo de cambio en Cuba. Hubiera sido un signo de cambio si la liberación se hubiese producido en la isla y propiciado un diálogo y debate interno de cambio y reforma, que es lo que necesita el pueblo cubano. Pero no ha sido así, no perdamos las referencias, miremos al pasado y preguntemos qué es lo que pasó para que no vuelva a suceder.


    Javier Flores

    Tomado de: Diario Directo



  • Ir a la página principal
  • 5 dic. 2010

    Cojera económica

    ¿Y yo qué voy a saber de economía? Solo llevo 4 años...
    LA HABANA, Cuba, diciembre - Será que la economía no es mi fuerte, pero no entiendo el optimismo de los cubanólogos, economistas, académicos y ciertos practicantes del onanismo mental, locos por creerse el cuento de que Cuba empezó a cambiar. ¿Será de muy mal a mucho peor?

    Por más que lo intento, estudiante modorro de marxismo que fui alguna vez, no puedo ilusionarme para nada con unas reformas económicas que llaman por otro mote, y que se inician con la receta calcada por los jefes comunistas de las terapias de choque del capitalismo salvaje, para despedir medio millón de trabajadores en seis meses y otros tantos que vendrán para el próximo año.

    Me temo que regresan los tiempos del aborrecible Manual de Economía Política de Nikitin, que tanto me hizo sufrir -junto con El Capital-, en mi época de estudiante (supongo venga de ahí mi cojera económica).

    El general Raúl Castro, en una reciente reunión del Consejo de Ministros para analizar el plan económico y presupuestario para el año 2011, dijo que la primera asignatura para los dirigentes políticos (se sabe que el pueblo no cuenta en esta historia) es la economía. “Hay que meterse de lleno en su estudio, desenvolvimiento y control”, advirtió el jefe a los jefecillos.

    Mucha falta que les hace a los mandamases, entre otras muchas cosas -honradez, por ejemplo, a juzgar por tantos escándalos de corrupción como hay-, aprender economía. Lástima que el aprendizaje sea tan tardío y otra vez a la manera del dichoso Nikitin. Porque a juzgar por los Lineamientos de la Política Económica y Social para el VI Congreso del Partido Comunista, y por más que le pese a los cubanólogos optimistas, la economía cubana seguirá patinando en los lodos de la planificación socialista y los planes quinquenales.

    La economía de que hablan los tales lineamientos es una mala caricatura, eso, por no decir una mala palabra. ¿Qué carrera es esa hacia el socialismo de mercado, que ni siquiera se atreven a llamar así, si el disparo de arrancada son las terapias de choque y la meta un paisaje de timbiriches, cuarteles de la policía política, maquiladoras y campos de golf? ¿Cómo definir el maratón en que los gerentes malandros y los hijitos de sus papás salen con todas las ventajas posibles mientras, que los dueños de las vendutas por venir arrancan con un pie amarrado a la espalda y más regulaciones e impuestos que beneficios por haber?

    Según el general-presidente, las ideas de Fidel Castro son “el fundamento de todo lo que se hace hoy en Cuba en materia económica”. Esa circunstancia para nada garantiza que vaya a resultar algo positivo de “la actualización del modelo socialista”, como se empeñan en llamar a los remiendos. A juzgar por sus resultados de siempre, el Comandante no debe saber de economía, lo que se dice economía, mucho más que yo. Es decir, casi nada.

    En los debates sobre los lineamientos para el VI Congreso del Partido Comunista llaman a “entrarle a la economía a camisa quitada”. ¿Será para contarnos las costillas? ¿O para facilitar los azotes a los nuevos capataces del socialismo de timbiriche?

    Por: Luis Cino (PD)

    Tomado de: Cubanet

  • Ir a la página principal
  • 3 dic. 2010

    Las Damas de Blanco recuerdan que siguen luchando para que Cuba "sea libre" y "se acabe con el yugo opresor"


    Las Damas de Blanco, el movimiento femenino cubano que reúne a familiares de presos políticos, han recordado este viernes que siguen luchando para que Cuba "sea libre" y "se acabe con el yugo opresor que no nos deja vivir tranquilas".


    Las Damas de Blanco, el movimiento femenino cubano que reúne a familiares de presos políticos, han recordado este viernes que siguen luchando para que Cuba "sea libre" y "se acabe con el yugo opresor que no nos deja vivir tranquilas".

    Así se ha pronunciado Melva Santana Ariz, una de las mujeres que pertenece a este grupo, en declaraciones a los medios de comunicación, tras reunirse junto a otras compañeras con el conseller de Solidaridad y Ciudadanía, Rafael Blasco.

    Santana Ariz ha indicado que su grupo está integrado por mujeres pacíficas que han luchado por la libertad de sus familiares presos, y ha mostrado su alegría de saber que todavía hay mujeres en Cuba que continúan trabajando con este objetivo.

    "Luchamos porque ellos --los presos-- sean liberados y se les reconozca su lucha, pero también luchamos porque nuestra patria sea libre y acabe con el yugo opresor que no nos deja vivir tranquilas", ha puntualizado. Asimismo, ha agradecido que se les haya otorgado el Premio Convivencia 2011 de la Fundación Profesor Manuel Broseta.

    Por su parte, Rafael Blasco ha resaltado que estas mujeres "representan el compromiso por devolver la libertad a Cuba". "Hoy hemos tenido una reunión con ellas para testimoniarles nuestro apoyo a la lucha que están llevando, desearles que este reconocimiento tenga un ámbito más allá de nuestras propias fronteras y darles el apoyo de la Generalitat por la causa que defienden".

    Ha explicado que "la causa de la libertad de Cuba, la necesidad de acabar con el encarcelamiento de personas que por cuestión de conciencia o de defender sus derechos humanos hoy padecen los efectos de una dictadura, son unos principios que nosotros queremos apoyar". "Y vamos a continuar colaborando con ellas sin interferir en cuestiones internacionales", les ha dicho.

    Tomado de: Qué!

  • Ir a la página principal
  • 1 dic. 2010

    EE.UU. localizó en Cuba a miembros de ETA y las FARC

    "Dime con quien andas y te diré quien eres"

    La Sección de Intereses de Estados Unidos en La Habana informó al Gobierno norteamericano, en mayo del año 2009, de que Cuba sirve como refugio a miembros de ETA, las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) y el Ejército de Liberación Nacional (ELN), aunque al mismo tiempo calificó de "improbable" la posibilidad de que perpetren atentados terroristas.

    Así lo revela uno de los 250.000 cables del Departamento de Estado de Estados Unidos difundidos esta semana por el portal Wikileaks y en el que se cita "información fiable" que confirmaría la presencia de los tres grupos armados en la isla, donde Washington carece de Embajada. "Las actividades específicas de estos grupos son ampliamente desconocidas", continúa la nota, en la que se pone de manifiesto que etarras colaboradores de las FARC "habían pasado tiempo en Cuba" y algunos de ellos incluso tenían a familiares en el país.

    Sin embargo, el documento notifica que existen "pocas posibilidades" de que estos terroristas desarrollen una "actividad operativa" debido a la necesidad de permanecer ocultos. Los miembros de ETA, las FARC y el ELN disfrutan en Cuba de los servicios ofrecidos por las autoridades, como asistencia sanitaria, añade el cable. La Sección norteamericana detecta, además, que el Gobierno cubano tiene "influencia" en las FARC a través del Partido Comunista de Colombia, que sirve como "rama política" de la guerrilla y colabora también con el ELN. "No hemos visto evidencias de que el Gobierno de Cuba permita servicios de Inteligencia hostiles para planear atentados u operaciones contra Estados Unidos en Cuba", explica el documento, que recoge el deseo de La Habana por evitar cualquier represalia norteamericana.

    Al margen de la presencia de terroristas extranjeros en la isla, Estados Unidos también realiza valoraciones más generales de la situación en Cuba y cita, entre otros aspectos, el "control" que las autoridades ejercen sobre todas las organizaciones. La principal organización al margen del régimen es la Iglesia Católica, aunque tiene "autonomía limitada", según la Sección de Intereses.

    El cable informa de las protestas de disidentes que se desarrollan cada cierto tiempo y que son, "generalmente", pacíficas, al tiempo que señala que la corrupción es una "forma aceptada de sobrevivir" en Cuba. "Algunas cosas consideradas corruptas en Estados Unidos, como el conflicto de intereses, la doble imposición o el tráfico de influencias son partes integrales de los procedimientos operativos", resume.

    Tomado de: La Vanguardia

  • Ir a la página principal