29 oct. 2011

Fidel Castro tuvo negocios con Pablo Escobar

Pablo Escobar

Un nuevo escándalo se ha destapado: la hermana de Pablo Escobar asegura que su hermano tenía negocios con Castro.


Federico Olioso, periodista del semanario venezolano Sexto Poder, entrevistó a Alba Marina, la hermana de Escobar, y esta afirmó que viajó tanto a Nicaragua como a Cuba con su hermano. "Él había ido a Cuba, donde se había entrevistado con Fidel y Raúl y otro miembro de la familia Castro; uno de los empleados de Escobar trabajaba en la Isla y todas las instrucciones que daban los Castro estaban grabadas en los vídeos que ella tenía, pero se perdieron en los allanamientos a su casa, por la persecución que sufría Pablo Escobar" declaró Alba.

Entre los Castro y Escobar había una afinidad ideológica, un denominador común, que era su carácter antinorteamericano. "Las simpatías ideológicas que tenían se veían más profundizadas cuando Pablo Escobar iba a Cuba", dijo la hermana del narcotraficante en otra parte de la entrevista.

Los rumores de los negocios de Fidel y Raúl Castro no son nuevos, dos importantes fuentes fueron: un narcotraficante que trabajaba para Escobar aseguró varias veces desde la cárcel que el viajó a Cuba varias veces por órdenes de Pablo para concretar el lavado de dinero y el traspaso de la droga por territorio cubano, este individuo asegura que se entrevistó personalmente varias veces con Fidel y Raúl, pero la prueba más contundente fue en el juicio que se le hizo en Cuba al General Ochoa donde se le acusó de contrabando de drogas y fue fusilado junto a otros implicados. La DEA, a través de un cubano que estaba en el negocio y era familiar de uno de los acusados, supo que el gobierno de Cuba estaba directamente implicado en el negocio con Escobar. Fidel, al enterarse de esto, montó el circo del juicio y condenó a largas penas y fusiló a todos los que pudieran implicarlo, pero en una parte del juicio un capitán de la contrainteligencia que luego fue fusilado, entre lágrimas declaró que él estaba en el negocio porque sus jefes le habían asegurado que el propio Comandante (Fidel Castro) estaba dirigiendo la operación, enseguida vinieron dos militares y lo sacaron de la sala, esta parte del juicio no se puso en Cuba y sigue a continuación:


Por Nelson Benitez

Fuente: Impre


  • Ir a la página principal
  • 28 oct. 2011

    Las cárceles del régimen castrista

    Réplica de celda cubana en el Parque de Berlín, Madrid. (Foto: Lien C. Lau)

    Los mismos que defienden las bondades del castrismo suelen aceptar de buen grado la de los regímenes fundamentalistas islámicos. Y mantienen, por tanto, un silencio infecto ante la opresión de la mujer, la falta de libertades en los países islámicos y la persecución a los homosexuales.

    John F. Kennedy dijo en cierta ocasión aquello de que la gran enemiga de la verdad no es la mentira, premeditada, efectista y deshonesta, sino el mito persistente, persuasivo e ilusorio. Con la tiranía cubana, por desgracia, se cumple este aforismo. Máxime cuando la inmensa mayoría de la izquierda, durante cincuenta largos años, se ha mostrado complaciente ante la tiranía del castrismo. ¿Acaso no era Orlando Zapata el prototipo de víctima que dio su vida por la libertad en Cuba? Por supuesto. Pero para esta izquierda servicial sólo era un delincuente común o un sujeto que cometió actos terroristas contra el Gobierno cubano –Willy Toledo dixit-.

    Vaya por delante, que no es mi intención irritar a ciertos estamentos oficiales u oficiosos de la progresía patria, con honrosas excepciones como Ciudadanos y UPyD, a los que muchos imploramos con vehemencia que haya una tercera vía conjunta, pero produce arcadas que aquellos que dicen defender las ideas de progreso sean los defensores del crimen político en Cuba y que se vanaglorien en afirmar que no ha habido un solo caso de tortura, asesinato o desaparición en el régimen castrista, amén de libertad de expresión. Salvo, huelga decir, cuando el régimen dictatorial expulsó de la isla al corresponsal del diario oficial del agit-prop gubernamental, acusado de informar de forma parcial y negativa de la realidad cubana. Cuando la dictadura invade tu propio espacio se produce el milagro de la conversión. Aunque sólo sea porque resulta difícil seguir negando la evidencia, sobre todo cuando los beneficios económicos penden de un hilo. Y ya sabemos el apego que tiene el PSOE y sus hermanos mártires mediáticos por los asuntos económicos. Pese a todo, semejante hecho pone de nuevo de manifiesto la falta de libertades en Cuba y un motivo más, si cabe, para condenar al régimen tirano de los hermanos Castro.

    Con todo, poder destapar la realidad de las cloacas del régimen es un asunto arduamente duro. Por ello es absolutamente admirable que el Observatorio Cubano de Derechos Humanos haya decidido recrear en el Parque de Berlín de Madrid una de las 230 cárceles cubanas en la que se encuentran confinados centenares de cubanos, cuyo único delito ha sido pensar de forma diferente de la dictadura. Pero ya sabemos de la obsesión de los tiranos de controlar las mentes de sus súbditos, para lo cual es imprescindible acabar con la disidencia incómoda. Sin embargo, haciendo uso de la hemeroteca resulta desalentador comprobar cómo la comunidad internacional en particular y la opinión pública en general montaron en cólera al descubrirse la aplicación de torturas en Guantánamo -lo que instigó numerosas condenas y el reclamo al gobierno norteamericano de su cierre- comparándola con la indiferencia ante la bochornosa situación de las prisiones en Cuba.

    Y es que, pese al silencio congénito, uno no puede más que impresionarse ante la crudeza, el dolor, la hambruna, la soledad y la ignominia que se respira cuando uno vislumbra esa recreación de la cárcel de Canaleta, en la provincia cubana de Ciego de Ávila. Uno no puede más que abochornarse ante ese calabozo infecto y repugnante, paradigma de la falta de libertad. Uno no puede más que sonrojarse ante ese zulo en el que estuvieron apilados presos políticos como Alejandro González Raga o Raúl Ribero, víctimas ambos de la Primavera Negra de 2003. Tal vez por ello, algunos nos negamos a olvidar que allí pasaron encerrados y sometidos a las vejaciones más horrendas con el visto bueno de la dictadura castrista y con el olvido por bandera, otra forma furtiva de tortura. Algunos nos negamos a callarnos ante la afrenta de que esos mismos presos no tengan la oportunidad de sentar en un banquillo a aquellos funcionarios de prisiones que les hayan maltratado o hacer público semejante trato a los medios de comunicación cubanos. Y no pueden porque en Cuba, en ese oasis de la libertad y los derechos humanos, la justicia y los medios de comunicación están controlados por el régimen comunista. Un oasis quimérico en que nadie puede hablar, unos por miedo a represalias y otros por no disponer de medios suficientes para alzar su voz. De este modo, tener la oportunidad de entrar en ese calabozo castrista revela, sin lugar a dudas, la verdadera faz de una dictadura que tristemente todavía cuenta con demasiados incondicionales que prefieren mirar hacia otro lado mientras la vida de muchos cubanos se agota en medio de un suplicio interminable.

    Y ante esta infamia, una responsabilidad considerable hay que adjudicársela a esa izquierda excéntrica que considera a Cuba ese paraíso de la democracia verdadera, ese arquetipo de la solidaridad obrera y de la sanidad universal, cuyo atentado contra los derechos humanos es sólo una tara de un régimen revolucionario. Pero poco puede extrañar. Es la misma izquierda que mantiene un trato beligerante contra Estados Unidos e Israel y los considera el causante de todos los males. Y es ese mismo odio lo que ha llevado a silenciar informativamente en los medios de la progresía el acto de la disidencia cubana en Madrid. Sin embargo, no me extraña en absoluto. Parafraseando a George Orwell no se establece una dictadura para salvaguardar una revolución, se hace la revolución para establecer una dictadura. Por tanto, los mismos que defienden las bondades del castrismo suelen aceptar de buen grado la de los regímenes fundamentalistas islámicos. Y mantienen, por tanto, un silencio infecto ante la opresión de la mujer, la falta de libertades en los países islámicos y la persecución a los homosexuales. Es el sui géneris desde hace un siglo. Porque se creen que son la avanzadilla de la clase obrera, los paladines de la libertad y la ideología moralmente superior. Y esto les permite tener patente de corso que les permite utilizar cualquier medio para alcanzar sus fines.

    Si no fuera así, ¿por qué la izquierda española continúa con este mutismo cómplice cuando la Sociedad Interamericana de la Prensa (SIP) sigue denunciando el encarcelamiento de decenas y decenas de periodistas por el simple delito de denunciar las atrocidades del régimen castrista? ¿Por qué no se hace eco la izquierda española de los desaparecidos en el estrecho de Florida, algunos ametrallados en la noche, padres e hijos, víctimas de los secuaces de Castro? ¿Por qué el silencio de la izquierda mediática ante el fallecimiento de Laura Pollán, la líder de las Damas de Blanco? ¿Por qué el silencio de los titiriteros subvencionados ante el hecho de que los hermanos Castro mantengan a millones de cubanos sumidos en la más absoluta miseria y represión? Me temo que no hay respuesta. Por suerte, hay mujeres como Laura Pollán que pasarán a la historia. Porque pese al silencio de muchos paladines del progreso, Pollán demostró que a un régimen totalitario se le puede hacer frente. Aunque sea abriendo sus brazos entre flores. O llenando de amor y de libertad las calles de La Habana. O con un vestido blanco. O con una eterna sonrisa. Pero, sobre todo, poner al castrismo en la encrucijada con el armazón absoluto de Internet. Como así hace también Yoani Sánchez. Y es que el mundo siempre estará en deuda con Tim Berners-Lee, el padre de Internet. Porque nunca antes ningún avance tecnológico había hecho tanto por la causa de la libertad. Será porque es el único reducto que los totalitarios no pueden controlar.

    por Javier Montilla

    Fuente: Diario Siglo XXI


  • Ir a la página principal
  • 26 oct. 2011

    Oswaldo Payá: ¡Urgente! ¡Opositor Niovis Rivera, su esposa y tres hijitas rodeados por turba agresiva del régimen!



    El opositor pacifico Niovis Rivera Guerra, su esposa Yurilaidy Travieso Garlobo y sus tres hijas de 13, 9 y 3 años de edad están en estos momentos rodeados en su propio hogar por las turbas pro-régimen orientadas por la Seguridad del Estado.

    En conversación telefonica con el opositor Rogelio Tabio, y luego con Niovis Rivera y Yurilaidy Travieso pudimos conocer que desde hace varias horas los cobardes sicarios de la tiranía están cercando a esta familia indefensa sin tener en cuanta si quiera el hecho de que dentro de la casa están tres niñas menores de edad. Ya las turbas habían anegado la fachada de la humilde vivienda de la familia Rivera-Travieso con asfalto y una de las niñas que pudo refugiarse en casa de Tabio llego con el rostro manchado por el asfalto lanzado por los agentes de la dictadura.

    Oswaldo Paya, coordinador del Movimiento Cristiano Liberación, hace un llamado urgente desde Cuba a través de Twitter para que la comunidad internacional y todas las personas de buena voluntad exijan a la junta militar de la isla el cese inmediato de estos actos de terror contra personas indefensas y pacificas. Niovis Rivera es miembro del Movimiento Resistencia y Democracia y esta es la quinta ocasión en que es victima el y su familia de estos actos de terror dirigidos por la policía política del régimen.

    Responsabilizamos y condenamos energicamente a la Junta Militar del general Raul Castro por estos actos cobardes y barbaricos de terror!!!

    Movimiento Cristiano Liberacion

    Madrid 25 de octubre de 2011.

    Twitts de oswaldo paya.

    1-oswaldo paya:pido auxilio urgente para familia en peligro de exterminio!!!familia Niovis Rivera 3 niñas rodeada casa por turba amenazante

    2-urgente llamado de o.paya Opositor niovis rivera y 3 hijitas rodeados x turba agresiva,anegada casa con asfalto! urgente!!

    3-o.paya:familia de niovis rivera, rodeada en casa x turbas régimen.3hijitas en casa. llamado urgente de auxilio a esta familia!!!

    4-urgente:familia con 3 niñas bajo acto repudio dirigido por la Seguridad en guantanamo. Le han llenado casa de asfalto y amenazan con liquida ..

    5-o.paya: niovis rivera guerra su esposa y 3 hijitas rodeados por turbas agresivas en su casa d guantanamo

    6- Ahora 2am la casa d Rivera siendo destrozada a pedradas destruyeron puerta ventanas. turba va entrar casa, pueden matar niñas Hagan algo

    Fuente: Oswaldo Payá


  • Ir a la página principal
  • 24 oct. 2011

    La misteriosa muerte de la disidente Laura Pollán



    Durante más de ocho años, el régimen de Castro hizo su mejor esfuerzo para silenciar a la líder de las Damas de blanco, Laura Pollán. Hace 10 días Pollán quedó en silencio. Falleció, luego de una breve enfermedad, en un hospital en La Habana.

    Funcionarios del hospital inicialmente afirmaron que murió de un paro cardiorrespiratorio. Pero según Berta Soler, la vocera de las Damas de blanco en La Habana, el certificado de defunción dice que Pollán sucumbió a diabetes de tipo II, neumonía bronquial y un virus "sincitial".

    Ya que no había atención médica independiente disponible para tratarla y no hubo autopsia, es improbable que alguna vez sepamos las causas reales de la muerte de Pollán. Sí sabemos que aunque era diabética con hipertensión, ambos cuadros estaban bajo control y no necesitaba inyecciones de insulina regulares. De hecho, estaba saludable sólo semanas antes de su muerte, según amigos y familiares. También sabemos que mientras más tiempo pasaba bajo cuidado médico estatal, más se enfermó.

    No es sorprendente que la oposición cubana tenga sospechas sobre la muerte de Pollán, y sus preocupaciones merecen difusión aunque sólo sea por la naturaleza del régimen totalitario, que aprendió su oficio de la Europa del Este comunista, donde se refinó la práctica de eliminar enemigos mientras estaban bajo custodia estatal.

    A lo largo de la dictadura cubana, las muertes sospechosas —más comúnmente ataques al corazón— de personas que estaban saludables y fueron consideradas desleales con los Castro no son algo completamente extraño. El más famoso fue José Abrantes, un ex ministro del Interior y confidente de Fidel, quien se alejó de su jefe, fue encarcelado y aunque era conocido por su buen estado físico, murió de un ataque al corazón en su celda en 1991. Más de un desertor del interior del régimen ha afirmado que Abrantes fue asesinado.

    Pollán lanzó su causa cuando su esposo, Héctor Maseda, fue arrestado, junto con otras 74 personas, en una arremetida en toda la isla contra los disidentes en marzo de 2003. En busca de una forma de resistir la injusticia, se sumó a otras mujeres cuyos familiares recibieron largas condenas en la Primavera negra de Cuba. Juntas organizaron un acto simple y pacífico de desobediencia: luego de asistir a misa en la iglesia de Santa Rita en la Habana, marchaban por la calle, vestidas de blanco y llevando gladiolos. El grupo era pacífico y apolítico. Pero para el régimen era peligroso, y por lo tanto hizo lo posible por disolverlo.

    Golpizas, detenciones, intimidación y acoso al grupo fueron en vano. Las Damas regresaron una y otra vez a sus prácticas "contrarrevolucionarias": misa dominical, procesiones en silencio, "tés literarios" de mujeres los miércoles en la casa de Pollán, vigilias con oraciones por los perseguidos.

    El movimiento adquirió un poder visual enorme, y cuando las imágenes de las damas siendo atacadas en las calles se volvieron virales, la dictadura fue humillada. Los Castro fueron obligados a ofrecerles "liberación" a los prisioneros de la Primavera negra a través del exilio con sus esposas.

    Pollán y su esposo lo rechazaron. En cambio, la dama expandió el movimiento en todo el país y prometió convertirlo en una organización de derechos humanos abierta a todas las mujeres. En declaraciones desde la prisión de Guanajay mientras la condición de Pollán se deterioraba, el ex funcionario cubano de contrainteligencia encarcelado Ernesto Borges Pérez le dijo a 'Hablemos Press' que hacer públicos esos objetivos probablemente selló su suerte.

    El 24 de septiembre, Pollán fue atacada por una patota mientras intentaba salir de su casa para asistir a misa. Se informó que torcieron su brazo derecho, y fue rasguñada y mordida. Esto es notable porque durante más de un año, las Damas habían alegado que cuando los escuadrones de Castro venían a buscarlas, los matones lastimaban su piel con agujas. Esas mismas mujeres afirmaron que luego se sentían mareadas, con nauseas y fiebre. El periodista independiente Carlos Ríos Otero informó esto para 'Hablemos Press' antes de que Pollán fuera hospitalizada.

    Según entrevistas con la hija de Pollán y su esposo y con Soler, realizadas por la organización sin fines de lucro con sede en Miami Directorio, ocho días después del ataque del 24 de septiembre Pollán comenzó a sentir escalofríos ya a vomitar. Con profundo dolor en sus articulaciones al día siguiente, fue trasladada al hospital Calixto García. Luego de una serie de exámenes le dijeron que todo estaba normal y le dieron el alta. El 4 de octubre tuvo fiebre y problemas para respirar. Un antibiótico recetado no ayudó. El 7 de octubre fue ingresada nuevamente al hospital, luego transferida a cuidados intensivos y al día siguiente la conectaron a un respirador.

    A su familia le negaron derechos de visita hasta el 10 de octubre, cuando sólo le permitieron la entrada a su hija. Agentes de seguridad estatal rodearon su cama y monitoreaban a los médicos. El 12 de octubre los doctores informaron que tenía un virus respiratorio sincitial, que también se conoce como un resfrío. Obviamente estaba mucho más enferma.

    El 14 de octubre murió. Cuando se le permitió ver el cuerpo a su familia, agentes de seguridad estatal otra vez estaban allí, así como en la velación de una hora permitida a la medianoche. En tiempo récord —sólo dos horas más tarde— Pollán fue convertida en cenizas. ¿Quién podría culpar a la resistencia por sus sospechas?

    Por MARY ANASTASIA O'GRADY


    Fuente: WSJ



  • Ir a la página principal
  • 20 oct. 2011

    Gadafi: "¡No disparen!"


    Junto al hombre de 69 años, detuvieron a Mutasim y a Saif al Islam, dos de sus ocho hijos. El Consejo Nacional de Transición afirma que murieron, pero no se confirmó. "No disparen, no disparen", gritó Muamar el Gadafi cuando lo encontraron los milicianos rebeldes.

    Muamar el Gadafi cumplió su promesa. Ayer murió luchando, resistiéndose, cualquier cosa antes que dejar de lado su cara fuerte y aceptar la derrota.

    Su caída era un hecho. El Consejo Nacional de Transición (CNT) de Libia era ya la organización reconocida por la comunidad internacional, que celebró así la salida del poder del coronel de 69 años, el que llegó al poder tras un golpe de Estado al rey Idris.

    En la mañana, apenas falleció el dictador nacido en Sirte -de donde intentaba huir al momento del ataque- se divulgaron a través de Internet fotografías y dos videos que muestran sus últimos minutos.

    Junto al hombre de 69 años, detuvieron a Mutasim, uno de sus hijos. Reportes de prensa dan cuenta de su muerte, aunque esa versión no fue corroborada; al igual que Saif al Islam, quien estaba llamado a heredar las riendas del poder y que antes de la caída de Trípoli se convirtió en la cara mediática del régimen. Cayó el clan Gadafi.

    Pidiendo clemencia

    En su última pelea, el coronel cambió sus excéntricos y lujosos palacios por un desagüe. Se escondió de los milicianos del CNT. No tuvo éxito. Lo encontraron, lo golpearon, le dispararon, lo arrastraron por las calles cuando aún tenía signos vitales. Se reflejó el odio que el mismo exlíder libio imprimió a los discursos en los que llamaba a sus aliados a combatir a la oposición.

    "Nos llamó ratas, pero mire dónde lo encontramos", dijo uno de los militantes del consejo que participó en la operación a una agencia de noticias.

    Gadafi capturado

    Cayó pidiendo perdón. Muamar el Gadafi se olvidó de los llamados a luchar "calle por calle" y del "no somos mujeres" y en su última trinchera pidió clemencia. "No disparen, no disparen", gritó al ser descubierto, según asegura un combatiente del Consejo Nacional de Transición.

    Gadafi se encontraba herido en las dos piernas, por lo que fue trasladado en ambulancia al hospital, pero falleció a consecuencia de sus heridas.

    Versión confusa

    Salem Bakeer. Miliciano: El libio contó a la agencia de noticias Reuters cómo fue la captura de Muamar el Gadafi. "Uno de los hombres de Gadafi vino hacia nosotros con el rifle en alto y rindiéndose, pero en cuanto vio mi cara empezó a dispararme (...) Luego creo que Gadafi ha debido de decirles que pararan, Mi jefe está aquí, mi jefe está aquí, decía el hombre. Muamar el Gadafi está aquí y está herido. Entramos y sacamos a Gadafi. Él decía: ¿Qué pasa? ¿Qué pasa? Luego lo cogimos y lo metimos en el coche”.

    Otros testigos del final de Gadafi han dado a la misma fuente una versión similar a la aportada por Bakeer, pero uno de ellos, Omran Jouma Shawan, añadió que al coronel lo hirió en el pecho uno de sus propios hombres.

    El clan Gadafi

    Nombre: Mohamed. Fecha de nacimiento: 1970. Lugar de Nacimiento: Sirte

    Es el primogénito y el único de su primera esposa, Fatiha. Experto en informática, dirigió la empresa estatal de correos y fue presidente del Comité Olímpico libio. Comandante supremo de las Fuerzas Armadas, durante la revolución ordenó la represión contra los manifestantes.

    El 21 de agosto de 2011 fue capturado por los rebeldes cuando tomaron Trípoli, pero escapó con ayuda de las brigadas fieles a su padre. El 29 de julio de 2011 fue acogido por el gobierno argelino junto con sus hermanos Aisha y Hanibal y su madre, y la segunda esposa de Gadafi, Safía.

    Nombre: Saif al Islam (Espada del Islam). Fecha de nacimiento: 25 junio de 1972. Lugar de Nacimiento: Trípoli

    Estudió Arquitectura y Economía en Londres, donde se doctoró por la London School of Economics. En 1999 creó la Fundación Gadafi para el Desarrollo, a través de la cual se indemnizó a los familiares de las víctimas del terrorismo libio. Considerado virtual sucesor de su padre, durante las revueltas fue la cara de las amenazas a su pueblo. Se informó de su captura en agosto de 2011 pero poco después apareció libre en un hotel de Trípoli.

    Nombre: Al Saadi. Fecha de nacimiento: 28 de mayo 1973. Lugar de Nacimiento: Trípoli

    Fue comandante de las Fuerzas Especiales libias, es sobre todo conocido por su afición al fútbol. Futbolista profesional, sólo disputó dos partidos en la Liga italiana donde se enfrentó a una sanción por dopaje. Acusado de ser el instigar del asesinato de un conocido futbolista libio de la década de los 80, en septiembre logró cruzar la frontera y exiliarse en Níger.

    Nombre: Mutassim. Fecha de nacimiento: 1976. Lugar de Nacimiento: Trípoli
    Militar. Fue jefe del Consejo de Seguridad Nacional. Los cables de Wikileaks le vincularon en 2006 con la utilización de tropas para bloquear la producción de una planta de Coca-cola en Libia. Según el Consejo Nacional de Transición, murió ayer tras ser capturado junto a su padre en Sirte.

    Nombre: Hanibal. Fecha de nacimiento: 20 de septiembre 1975. Lugar de Nacimiento: Trípoli

    Refugiado en Argelia con dos hermanos y su madre desde agosto. Militar, protagonizó varios incidentes violentos en Europa. En 2004 fue detenido en París por exceso de velocidad y saltarse semáforos en rojo y en 2008 en Ginebra por golpear a dos empleados del hotel en el que se alojaba. Tras pasar dos noches en la cárcel y abonar una fianza de casi 300 mil euros, regresó a Libia. El incidente originó una crisis diplomática con Suiza.

    Nombre: Aisha. Fecha de nacimiento: 1978. Lugar de Nacimiento: Trípoli

    Única hija biológica del coronel. Abogada de profesión. Exesposa de Sadam Husein, en 2004 formó parte de la defensa legal del expresidente iraquí, quien finalmente fue condenado a muerte y ejecutado. Abandonó Libia en agosto, embarazada de nueve meses, junto a dos de sus hermanos y su madre.

    Nombre: Khamis. Fecha de nacimiento: 27 de mayo de 1983. Lugar de Nacimiento: Trípoli

    Estudió en el Instituto de Empresa de Madrid. Dirigió la represión contra los manifestantes a través de la Brigada 32 de las fuerzas especiales. El CNT confirmó que murió el 29 de agosto de 2011 durante una serie de combate en la ciudad de Tarhouna.

    Nombre: Saif al Arab. Fecha de nacimiento: 1982. Lugar de nacimiento: Trípoli

    Vivía en Munich y tras el estallido de la revolución regresó a Libia. La justicia alemana le investigó por transportar presuntamente armas en un coche diplomático entre París y Munich. Murió el 30 de abril de 2011 en un bombardeo de la Otán al complejo presidencial de su padre, en Trípoli, junto a su hija y dos sobrinos. 


    Por Manuel Hernández Z

    Fuente: La Verdad


  • Ir a la página principal
  • 19 oct. 2011

    Cardenal Jaime Ortega presenta su renuncia al Papa


    El cardenal Jaime Ortega, primado católico en Cuba, cumple ayer 75 años y por ese motivo ha presentado al papa Benedicto XVI su renuncia como titular del Arzobispado de La Habana, como establece la legislación canónica. El cardenal, que se encuentra fuera de Cuba, envió al Santo Padre su preceptivo escrito de renuncia hace unos días y ahora corresponde al pontífice tomar una decisión al respecto, aunque es previsible que aún continúe al frente de la diócesis durante un tiempo.

    El cardenal Jaime Ortega ha adquirido en los últimos tiempos especial relevancia internacional al convertirse en mediador ante el presidente Raúl Castro en la causa por los presos políticos y abrir un marco de diálogo que permitió la excarcelación de prisioneros políticos entre 2010 y 2011, un proceso apoyado por el Gobierno de España.

    Entre 2010 y 2011 fueron liberados 115 presos, de los que 103 viajaron a España con 647 familiares. En esa cifra total figuraban los 52 presos que aún quedaban en la cárcel del llamado Grupo de los 75, como se conoce a los opositores que fueron condenados a penas de hasta 28 años en la ola represiva de la Primavera Negra de 2003.

    El papel de la Iglesia católica en Cuba y del cardenal Jaime Ortega en ese proceso fue reconocido públicamente por el dictador cubano, general Raúl Castro, en un discurso en el VI Congreso del Partido Comunista (PCC, único) celebrado en abril.

    Tras subrayar que las excarcelaciones fueron una decisión soberana de su Gobierno, Castro recordó entonces que se efectuaron "en el marco de un diálogo de respeto mutuo, lealtad y transparencia de la alta jerarquía de la Iglesia católica, que contribuyó con su labor humanitaria a que esta acción concluyera en armonía y cuyos laureles en todo caso corresponden a esa institución religiosa".

    Lo cierto es que en las últimas semanas la dictadura comunista ha incrementado su represión contra los cubanos que piden libertad para su nación, produciéndose la ola de encarcelaciones más grande de los últimos años.

    El diálogo entre el cardenal y Raúl Castro ha abierto una etapa de distensión en las relaciones entre la Iglesia católica y las autoridades del Estado cubano, marcadas en el último medio siglo por las crisis, desencuentros, altibajos y tensiones.

    Biografía del cardenal

    El cardenal Jaime Ortega, nacido el 18 de octubre de 1936, estudió teología en el seminario de San Alberto Magno, en Matanzas, y en el Seminario de Sacerdotes de las Misiones Extranjeras de Quebec, en Canadá.

    Ordenado sacerdote el 2 de agosto de 1964, el ministerio del joven Ortega se vio interrumpido en 1966 al ser internado, en pleno régimen comunista, en un campo de trabajos conocido por las siglas UMAP, en el que permaneció hasta 1967.

    En diciembre de 1978 fue designado obispo de Pinar del Río y desde el 20 de noviembre de 1981 es arzobispo de la Archidiócesis de San Cristóbal de La Habana.

    Presidente de 1988 a 1999 de la Conferencia de Obispos Católicos de Cuba, el cardenal Ortega fue el artífice de la visita de Juan Pablo II a Cuba en enero de 1998.

    En la actualidad, la Iglesia católica cubana se encuentra inmersa en la celebración del 400 aniversario del hallazgo de la virgen de la Caridad del Cobre, patrona de la isla, cuya imagen es llevada por toda la isla en una macroperegrinación sin precedentes desde 1952.


    Fuente: InfoCatólica


  • Ir a la página principal
  • 16 oct. 2011

    Damas de Blanco marchan y advierten al gobierno que seguirán la lucha

    Más de 100 personas, incluyendo a 62 Damas de Blanco y a Hector Maseda (c), esposo de Laura Pollán, marcharon este domingo por la 5ta Avenida


    Las Damas de Blanco advirtieron al gobierno que están fuertes a pesar de la muerte de su líder Laura Pollán y que seguirán su lucha hasta que se libere a todos los presos políticos.

    Las Damas de Blanco hicieron su primera marcha sin su líder Laura Pollán y advirtieron al gobierno que están más fuertes que nunca, que la muerte de su líder solo les ha dado más fuerza para seguir reclamando la libertad para Cuba y el respeto a los derechos humanos.

    "Que sepa bien el Gobierno cubano que estamos fuertes y vamos a continuar esta lucha pacífica por la libertad de los presos políticos pero también defendiendo los derechos humanos" dijo Berta Soler portavoz del grupo.


    Más de 100 personas incluyendo a 62 Damas de Blanco marcharon hasta la iglesia de Santa Rita donde habitualmente las mujeres acuden los domingos a pedir por los presos políticos, después de la misa marcharon por la 5ta avenida con el esposo de Laura, Hector Maseda que portaba un cártel con la foto de Pollán, este aseguró que su casa en el céntrico barrio de Centro Habana seguirá siendo la sede de las Damas de Blanco.

    Opositores de toda la isla denunciaron golpizas y detenciones para no dejarlos acudir a la marcha.

    Por Nelson Benitez

    Fuente: Impre


  • Ir a la página principal
  • 14 oct. 2011

    Cuba: fallece Laura Pollán, una de las líderes de las Damas de Blanco

    Laura Pollán

    Laura Pollán, una de las líderes del grupo de familiares de ex presos políticos cubanos conocido como Damas de Blanco falleció hoy tras un paro cardíaco, dijeron fuentes de la disidencia.

    Pollán, de 63 años, había sido internada el pasado viernes en una clínica de La Habana y desde entonces su estado de salud había sido reportado como "muy grave" debido a una insuficiencia respiratoria de origen viral, que llevó a los médicos a conectarla poco después a un respirador artificial.

    Familiares y amigos habían informado más temprano hoy que le habían practicado una traqueotomía.

    "Laura Pollán acaba de fallecer", dijo la bloguera Yoani Sánchez en su cuenta de Twitter.

    Minutos antes la hija de Pollán, Laura Labrada, había dicho por teléfono a Reuters que le avisaron que su madre sufrió un paro respiratorio.

    "Estoy camino al hospital, me llamaron para decirme que mi mamá tuvo un paro cardíaco", dijo Labrada.

    Bertha Soler, también fundadora del las Damas de Blanco, confirmó a Reuters el fallecimiento de Pollán y dijo que también fue informada de que su amiga "había sufrido un paro cardíaco" un poco antes.

    Laura Pollán

    Pollán, una maestra de profesión, se hizo conocida por marchar desde 2003 por las calles de La Habana junto al grupo de mujeres vestidas de blanco y con gladiolos en las manos para exigir al Gobierno la liberación de decenas de disidentes cubanos condenados ese año a penas de entre 6 y 28 años de cárcel.

    Su esposo, Héctor Maseda, fue uno de los 75 detenidos y condenados en el 2003 a 20 años de cárcel.

    Pollán pidió el pasado año al cardenal cubano Jaime Ortega que intercediera por ellas y sus familiares presos ante el gobierno de la isla.

    Ese fue el empujón para un inédito diálogo ente la Iglesia y el Gobierno de Raúl Castro que llevó a la liberación de decenas de presos políticos, la mayoría de los cuales emigró a España y otros países con sus familiares.

    Fuente: La Nación


  • Ir a la página principal
  • 12 oct. 2011

    Brasil y su responsabilidad por Cuba

    Lula da Silva junto a Raúl Castro

    Brasil insiste en pasar de potencia económica a líder hemisférico. Su voz está presente en todos los foros, ya sea pidiendo un escaño permanente en el Consejo de Seguridad de la ONU o apoyando a Europa en sus maniobras para sortear la crisis económica, como ofreció esta semana la presidenta Dilma Rousseff.

    Brasil es el único país americano, a excepción de EEUU, con las características requeridas para ser líder: Tamaño, población, PBI y respeto internacional. Pero para liderar no solo debe pretenderlo, sino asumirlo. Tiene que meterse en asuntos no tan simpáticos, perder el miedo a tomar acciones que polarizan y sobre todo debe, bajo el principio de la universalidad, denunciar los atropellos sistemáticos de los derechos humanos, así ocurran en Cuba como en China.

    Bien o mal, el ex presidente Lula da Silva asumió acciones de este tipo. Convencido de que algo malo había sucedido en Honduras, dio refugio al ex mandatario Manuel Zelaya en su embajada de Tegucigalpa y cabildeó para que Honduras fuera expulsada de la OEA.

    Ahora es la presidenta Dilma Rousseff quien tiene en sus manos una oportunidad inmejorable para asumir el liderazgo. Si Brasil denuncia y reclama al régimen de Cuba por las violaciones actuales a los derechos humanos, no solo reivindicará la sed de libertad del pueblo cubano, sino que romperá la parsimonia timorata de sus pares latinoamericanos, que sucumben a la propaganda castrista -y del presidente venezolano Hugo Chávez- sobre que los principios de soberanía y no intervención, les impiden inmiscuirse en asuntos internos para denunciar los abusos.

    Esa inmunidad, permite a los hermanos Raúl y Fidel Castro seguir aplastando las libertades. La Comisión Cubana de Derechos Humanos y Reconciliación Nacional (CCDHRN) denunció que en setiembre las autoridades detuvieron a 563 personas por motivos políticos, más del doble de las detenciones que se registraron en cada uno de los meses anteriores del año y la cifra más alta de las últimas tres décadas. Corroboran esta tendencia los informes de los últimos dos años, tanto de Amnistía Internacional como de Human Rights Watch y la Sociedad Interamericana de Prensa, que demuestran que la situación de los derechos humanos y el clima de libertad de expresión, lejos de mejorar, continúan deteriorándose.

    Lo más extraño es la doble moral de la mayoría de gobiernos de la región, que esquiva denunciar a la dictadura cubana, aunque hayan ensalzado a los recientes movimientos populares democráticos en los países árabes. Cuba y Venezuela vienen comprando ese silencio a base de petróleo más barato, insultos diplomáticos y estrategias propagandísticas. La más urdida fue la de hace dos años, cuando Chávez cabildeó para que Cuba sea readmitida en la OEA y logró la aprobación de la asamblea. Enseguida, Fidel Castro desairó a todos y despotricó contra el organismo "prestado a los intereses del imperio". En realidad, nadie comió el anzuelo. La reinserción, equivalía a que su gobierno debía asumir responsabilidades en materia de democracia y derechos humanos, aspectos que desprecia.

    Los Estados latinoamericanos no deberían estar tranquilos ni sentirse exonerados de exigir responsabilidades al régimen. Aunque Cuba no se someta a la Carta Democrática Interamericana o a la Corte Interamericana de Derechos Humanos, la Convención de Viena de 1969 establece el vigor de tratados internacionales, como la Declaración Universal de los Derechos del Hombre, por encima de disposiciones de su derecho interno y de su Constitución, lo cual la hace igualmente responsable ante el universo, por violaciones a los derechos humanos o crímenes de lesa humanidad, como muchos que parecen cometerse en ese país.

    Si se examinan las agresiones que las turbas gubernamentales provocaron contra las Damas de Blanco en las últimas semanas, los arrestos continuos de disidentes, las trabas a la circulación de personas en el territorio nacional y a la libertad de expresión, se podrá advertir la mano de las autoridades detrás de todas esas transgresiones.

    Ni Cuba ni cualquier otro Estado pueden escudarse detrás de los principios de soberanía y no intervención. Ya nadie tiene excusas. Pero algunos países, por su potencial, como Brasil, tienen mayores responsabilidades y deberían asumirlas.

    RICARDO TROTTI

    Fuente: El Universal


  • Ir a la página principal
  • 9 oct. 2011

    Damas de Blanco desfilan sin su portavoz, ingresada muy grave pero estable

    Laura Pollán, internada en el hospital desde el pasado viernes

    El grupo disidente cubano Damas de Blanco desfiló este domingo como acostumbra tras asistir a misa en una iglesia de La Habana, en la que rogaron por la salud de su líder Laura Pollán, quien sigue en estado “muy grave” aunque estable en el hospital donde está internada desde el viernes.

    Pollán, de 63 años, está aquejada de una insuficiencia respiratoria aguda, provocada por un virus aún no identificado, y su estado se ha complicado con la diabetes que padece desde hace varios años, pero se encuentra “estable”, según el último informe médico del hospital habanero “Calixto García”.

    La portavoz de las Damas de Blanco, Berta Soler, dijo a Efe vía telefónica desde el centro hospitalario que a Pollán tuvieron que realizarle una transfusión de sangre porque le ha bajado mucho la hemoglobina, y le tienen controlada la diabetes con insulina y también la presión arterial.

    Soler señaló que los médicos “le siguen aplicando antibióticos para combatir un virus callejero”, y están pendientes del resultado de las investigaciones que está realizando el Instituto de Medicina Tropical “Pedro Kourí” para precisar el tratamiento.

    Asimismo refirió que en la misa de este domingo, el colectivo de las Damas, integrado por 37 mujeres, hizo oraciones y el párroco de la iglesia de Santa Rita “pidió por la salud de Laura”.

    El grupo femenino y varios disidentes también acudieron al hospital a interesarse por la salud de Pollán, aunque se encuentra en la sala de terapia intensiva donde solo han podido entrar a verla su marido, el exreo político Héctor Maseda y su hija, Laura Labrada.

    Maseda, quien integró el grupo de 75 disidentes condenados en 2003 y fue excarcelado este año, ha señalado que Pollán tenía su sistema inmunológico “al mínimo” cuando ingresó en el hospital el viernes.

    Laura Pollán es una de las fundadoras de las “Damas de Blanco”, grupo surgido para reclamar la libertad de los opositores del llamado “Grupo de los 75″ encarcelados durante la ola represiva conocida como la “Primavera Negra” de 2003.

    El colectivo femenino, que en sus inicios estuvo integrado fundamentalmente por familiares de esos opositores, aboga ahora por el respeto a los derechos humanos y la liberación de todos los presos políticos en la isla, después de que el Gobierno cubano concluyera este año con la liberación de los 75.

    Fuente: Noticias Sin


  • Ir a la página principal
  • 7 oct. 2011

    Presos políticos



    LAS Damas de Blanco representan el anhelo constante de una libertad. Cualquier postura política exenta de parámetros violentos puede ser defendida, puede ser expuesta y coordinada, y la capacidad para expresarla nada tiene que ver con una ideología conservadora o progresista. Dejando para un segundo momento el análisis sobre el discurso de estas familiares de presos políticos cubanos, defender su derecho a salir a la calle y proclamarlo es estar también a favor de las Madres de la plaza de Mayo, por más que las posturas parezcan enfrentadas en la causa primigenia. Porque, ¿qué plano ideológico separa a unas mujeres de otras, unas habiendo tomado ya la plaza en su vigor de años, para denunciar las "desapariciones forzadas" de sus hijos bajo una dictadura militar, y otras, gritando a voces llenas que también sus hijos, sus maridos o hermanos, hoy siguen en prisión por expresar opiniones disidentes? Sin embargo, a una parte de la izquierda -afortunadamente, no a toda- se le sigue llenando la garganta cuando defiende a unas -porque el enemigo, aquí, es el crimen estatal organizado contra una ciudadanía progresista, víctima terrible de una dictadura militar anticomunista-, mientras, al mismo tiempo, ignora a las otras madres, para no criticar la dictadura comunista.

    Presos políticos son aquellos que han sido metidos en prisión por expresar libremente sus ideas de índole ideológica. No importa que lo hagan en una dictadura estalinista o fascista: cada vez que un hombre o una mujer es privado de su libertad por expresar libremente su opinión, se produce un rapto ideológico de esa misma opinión, se le hurta a ese ciudadano su derecho natural a serlo. Entiendo que cada uno tiene sus simpatías programáticas, pero no puedo entender a quien condena unos atropellos y disculpa otros, en función de sus preferencias personales: porque el crimen, aquí, no consiste en criticar un sistema u otro, sino en la instauración de un bozal estatal.

    Todos estos asuntos, en teoría, forman parte de un debate que podríamos creer superado. Pero ahora aparecen las Damas de Blanco y son acusadas, y hasta algún actor de nombre más que olvidable llamó terrorista a un preso político cubano, asimilando la doctrina oficial, mientras sigue llorando a Víctor Jara. Yo también lloro a Víctor Jara, pero la ideología no puede estar por encima de la dignidad. Un asesinato es un asesinato, torturar es torturar y encarcelar también, independientemente de que la supuesta supremacía ideológica estatal sea una derecha militarizada o un estalinismo policial. Ahora, cuando regresa a nuestra actualidad la expresión "presos políticos", recuerdo que en España, afortunadamente, nadie lo es desde 1978: porque aquí sí contamos con libertad de expresión, y otro tema es que cualquier delincuente común cumpla su condena. Pero, sin esa libertad, todo preso político es merecedor de la misma protesta, de idéntica repulsa.

    Por Joaquín Pérez-Azaústre

    Fuente: Diario de Sevilla


  • Ir a la página principal
  • 4 oct. 2011

    Soy la otra Cuba


    El realizador italiano, Piereantonio María Micciarelli ,desde muy joven se sentía fascinado por el mito de la Revolución Cubana, pero nunca imaginó que al viajar a la Isla su ilusión se convertiría en desengaño.

    A finales de 2009, Micciarelli viajó a Cuba intentando palpar la realidad del cubano de a pie, su estancia de 59 días y el recorrido de más de 7.000 kilómetros le permitió recopilar material suficiente para la realización de un documental de largometraje titulado “Soy la otra Cuba”, una coproducción de Luca Lucini y Raffaello Pianigiani. En su trabajo, el realizador entrevista a representantes de la sociedad civil, cubanos de a pie y disidentes entre los que se destacan Laura Pollán, líder de las Damas de Blanco; Yoani Sánchez, Elizardo Sánchez. Es válido señalar que Piereantonio ha intentado presentar el documental en festivales europeos como el de Venecia donde los organizadores se han negado a presentarlo.

    En algunas entrevista concedidas por el realizador a diferentes medios de comunicación relató que durante se estadía en Cuba sufrió un “atentado” mientras conducía un auto por la autopista al este de La Habana y de manera sospechosa un chofer en otro vehículo le cerró el paso a gran velocidad, obligándolo a salir de la carretera. En el interior del automóvil viajaban Micciarelli, Laura Pollán, el periodista independiente José Alberto Álvarez y un camarógrafo. En estos momentos el director del documental se encuentra en Miami promocionando esta producción.

    Fuente: Cubanos en Miami

    Soy La Otra Cuba - Pierantonio Maria Micciarelli



  • Ir a la página principal
  • 1 oct. 2011

    Cuba: "Todos somos resistencia"

    La activista Sara Marta Fonseca Quevedo se encuentra detenida y en huelga de hambre en protesta por su situación 

    En Cuba a 52 años de la dictadura de la famila Castro, no hay transporte, no hay comida, no hay médicos, no hay viviendas y el régimen desaloja a familas enteras. No hay derechos, no hay libertad.

    Ante la tragedia nacional se levanta un grito de rebeldía. Paso a paso el movimiento de derechos humanos y los familiares de presos políticos han ido demostrando en las calles de toda Cuba que si se puede, que hay que resistir a la injusticia, que hay que vencer.

    Resistencia son los cocheros de Bayamo y Santi Spíritus, los blogueros y artistas en La Habana. Resistencia son los familiares de los presos políticos, las organizaciones de la resistencia. Cada cubano que pinta un cartel contra la dictadura, cada ciudadano que se niega a participar en las farzas electorales. Resistencia es la palabra que esta transformando a Cuba de un país esclavizado y sin esperanzas en un país emancipado que exige libertad.


    Todos Somos Resistencia - Programa Especial

    Esto es Todos Somos Resistencia.


  • Ir a la página principal