31 ago. 2010

Cuba se mueve bajo presión estadounidense

Un programa estadounidense quiere financiar iniciativas de emprendedores cubanos en la isla. Las ayudas, que tendrán que ser encubiertas, ya han obligado al régimen castrista a tomar medidas para contrarrestar la oferta de EEUU. 

(La Habana, Cuba). Las pistas sobre el futuro económico de Cuba están visibles por toda La Habana, en las fachadas de las casas y en garajes, en pequeños rótulos escritos a mano que dicen “Reparación de colchones”, “Arreglo cocinas” o, simplemente, “Pasteles”.

Los carteles pertenecen a los empresarios autónomos cubanos, una incipiente clase a la que EEUU quiere echar una mano al entender que ellos son actores del cambio que se está produciendo en la isla comunista. Con la administración Obama cambiando la estrategia de EEUU de una postura hostil hacia una de mayor compromiso con Cuba, Washington ha destinado 3 millones de dólares de ayuda al desarrollo para colaborar con los incipientes empresarios cubanos y otros grupos “de la sociedad civil”.

El dinero apoyará acciones de desarrollo económico de base en la isla, especialmente entre aquellos que estén enfocados en “promover el autoempleo y las iniciativas empresariales”, según las líneas de acción difundidas por la Agencia de estadounidense para el Desarrollo Internacional (USAID) el mes pasado.

Pero algunos de los cubanos que se han pasado años defendiendo reformas hacia una economía de mercado dicen que tienen una sugerencia mejor para esos 3 millones de dólares: déjenlos en Washington.

“Es una política errónea”, asegura un economista cubano a favor de las reformas, y que no está autorizado a hablar con la prensa extranjera sin permiso oficial. “Cuando EEUU pone su apoyo o su dinero detrás de algo, la gente aquí se vuelve sospechosa o pega un frenazo”.

Él y otros aseguran que en estos momentos se está produciendo una lucha entre bambalinas entre el gobierno cubano y el partido comunista, entre quienes piden reformas de mercado y los de la línea dura, deseosos de mantener el status quo. Los legisladores de EEUU fallan al no darse cuenta de la importancia de ese debate, dicen los analistas cubanos.

Otros señalan que con 3 millones de dólares en tres años, la financiación de USAID es más bien una cantidad simbólica que no dejará demasiada huella en una isla con 11 millones de habitantes.

Con la economía de Cuba resquebrajándose bajo el peso de la deuda, la enorme ineficacia y casi cinco décadas de embargo comercial de EEUU, el presidente Raúl Castro se ha comprometido a permitir a más cubanos abrir pequeños negocios e incluso contratar empleados, algo que ha sido un tabú durante décadas. Insiste en que su gobierno no está girando hacia el capitalismo, sino modernizando su sistema socialista con una medida económica de sentido común.

“Tenemos que borrar para siempre el concepto de que Cuba es el único país en el mundo en donde uno puede vivir sin trabajar”, dijo Castro ante el parlamento de la isla el 1 de agosto, mientras funcionarios del gobierno jugaban a quitar importancia a las reformas calificándolas como “ajustes” al modelo económico controlado por el estado.

Los problemas económicos de Cuba son tan acuciantes que Castro tiene apenas otra opción que probar nuevas estrategias. Su gobierno pretende recolocar o despedir hasta el 20 por ciento de los más de 5 millones de cubanos que trabajan para el estado. A algunos les ofrecerán trabajos en la agricultura y en la construcción, pero hay voces que dudan que el gobierno vaya a ser capaz de crear empleo lo suficientemente rápido.

La solución, parece, serán más trabajos en el sector privado. ¿Pero hasta dónde está dispuesto a llegar el gobierno?

En 1993, cuando Fidel Castro permitió a los cubanos solicitar permisos de autoempleo, unos 200.000 ciudadanos decidieron empezar a trabajar por su propia cuenta, en muchos casos simplemente formalizando servicios que ya estaban ofreciendo en el mercado negro, de reparaciones mecánicas, carpintería o peluquería.

Hoy en día, muchos de los autónomos cubanos tienen que soportar unos cuantiosos impuestos y unas pesadas inspecciones del gobierno, que todavía controla cerca del 90 por ciento de la actividad económica de la isla.

Raúl Castro parece ahora preparado para ceder parte de ese control. Pero muchos potenciales empresarios están esperando a ver qué es lo que permitirán las nuevas normas. “¿Nos dejarán alquilar locales comerciales? ¿y comprar suministros a precios razonables? ¿contratar el personal que necesitemos? Tendremos que esperar a ver”, asegura un mecánico de coches de La Habana, que ahora trabaja en un atestado pequeño garaje en un barrio residencial.

El economista disidente Óscar Espinosa Chepe cree que EEUU acierta al tratar de organizar y apoyar a los nuevos empresarios cubanos. “Si se hace de una manera abierta, transparente, podría ser una contribución importante”, afirma. “No creo que haya ningún motivo para rechazarlo”.

Pero bajo la ley cubana, cualquiera que coopere con una acción financiada por EEUU para erosionar al gobierno puede ser enviado a la cárcel, así que la ayuda a los nuevos empresarios tendrá que ser concedida de manera encubierta, lo que supondrá un gran riesgo para todas las partes implicadas. El subcontratista estadounidense Alan Gross, que trabajaba con una subvención de USAID, fue detenido en diciembre y está retenido sin cargos en una cárcel de máxima seguridad desde entonces.

“Dada la naturaleza del régimen cubano y la sensibilidad política del programa, USAID no puede ser culpada de cualquier daño o inconveniente que sufran los individuos que viajen a la isla con financiación de USAID”, advierten las líneas del programa.

Hay países europeos que también financian proyectos para ayudar a los campesinos y a los empresarios de la isla, indican los expertos cubanos, pero generalmente no enmarcan la ayuda en términos de objetivos políticos e ideológicos de política exterior.


Tomado de: La Información

  • Ir a la página principal
  • 30 ago. 2010

    Denuncian arresto de ocho opositores en Cuba

    El Gobierno los acusa de escándalo público 

    La Habana, Cuba
     
    Activistas de la disidencia interna cubana denunciaron el traslado a prisiones de ocho opositores, tres en La Habana, y cinco en Guantánamo -este-, tras varios días de arresto sin que la fiscalía les haya abierto causa judicial.

    Se trata de Luis Labrador, Eduardo Pérez y Michel Rodríguez, miembros del ilegal Partido Cuba Independiente y Democrática, detenidos el 16 de agosto tras una protesta en la escalinata de la Universidad de La Habana.

    Dos de ellos fueron trasladados a prisiones de La Habana y uno a un centro penitenciario de Matanzas -100 km al este de La Habana-, acusados de "escándalo público", dijeron los disidentes. "Ellos no cometieron ningún delito, solamente ejercieron su derecho a la libertad de expresión y a manifestarse, y sin embargo los quieren encausar", señaló Sarah Marta Fonseca, detenida junto a los tres, pero liberada posteriormente.

    Por su parte, el activista de los derechos humanos, Elizardo Sánchez, dijo a la AFP que otros cinco opositores fueron detenidos el 12 de agosto, tras una reunión política en una vivienda en Guantánamo, extremo este de Cuba.

    Tomado de:  La Prensa


  • Ir a la página principal
  • 28 ago. 2010

    Estrenan documental Zapata Vive

    El documental Zapata vive del realizador Wenceslao Cruz, es el más reciente proyecto del Instituto de la Memoria Histórica Cubana Contra el Totalitarismo, organización de exiliados cubanos en Miami, cuya misión es recabar, organizar y archivar toda la información existente en libros, folletos, periódicos, videos, películas, testimonios, que exponga y describa la confrontación del pueblo cubano contra el régimen totalitario que padece Cuba.

    Pedro Corzo, productor general del video y presidente del IMHCT, comentó que la idea original era recoger algunos testimonios de personas que estuvieron cerca de Orlando Zapata Tamayo, que perdió la vida en una huelga de hambre de 85 días, desatando una repudia mundial ante la indolencia del régimen castrista, pero fue tanto el material que compilaron que prefirieron hacer un documental.

    “Una semana después de la muerte de Orlando Zapata Tamayo, tuvimos la intención de hacer un trabajo breve, de unos 15 minutos, pero ante la abrumadora cantidad de información y el alcance de lo ocurrido, decidimos hacer algo mas amplio”.

    El resultado es Zapata Vive, “un documental que recoge 10 testimonios procedentes de Cuba”, señala Corzo, añadiendo que esta realización, en coordinación con la organización Plantado hasta la Libertad en Cuba, marca un hito en la trayectoria del Instituto: “Por primera vez hemos contado con productores dentro de Cuba”; agregando: “Estas personas contactaron a personas que conocieron a Zapata y las entrevistaron”.

    Los productores dentro de la isla, Carlos Serpa Maceira, Milde Noemí Sánchez y Cristina Toraño Fondicely, también tomaron imágenes de los lugares donde Zapata realizó parte de su labor como activista por los derechos humanos, hasta que fue encarcelado, aportando material de interés para la realización del documental.

    Entre los entrevistados en Cuba están Reyna Luisa Tamayo, madre de Orlando Zapata, los activistas por los derechos humanos Jorge Luis García Pérez (Antúnez) y Martha Beatriz Roque Cabello.

    Corzo señala que “este es un documental que marca una pauta en la labor del Instituto pues, por primera vez, lo hemos consagrado a un luchador que nació después del triunfo de la revolución, un hombre con plena conciencia de sus derechos, que enfrentó a la dictadura de una manera audaz, poniendo su cuerpo como escudo, haciendo una huelga de hambre hasta la muerte”.

    Vale destacar que el realizador Wenceslao Cruz, también nació después de la revolución, “eso en mi opinión es muy importante, pues testimonia el tipo de compromiso que las nuevas generaciones son capaces de asumir después de 51 años de tiranía”, señala Corzo.

    Uno de los entrevistados para el proyecto es José A. Albertini, ex preso político, y el único que no conoció a Zapata. Albertini es autor del libro Castrismo y huelgas de hambre, donde documenta la muerte de al menos 13 cubanos que han muerto en huelgas.

    “Todas las muertes han sido dolorosas y dramáticas”, señala Corzo, “pero la de Zapata ha sido un detonante que movió muy profundamente la conciencia de muchos”; reflexionando: “Gracias a esa presión continuada sobre el régimen castrista, se ha logrado que haga ciertas concesiones”; concluyendo: “la presión le está restando espacio internacional”.

    El documental Zapata Vive se presentará el sábado 28 de agosto, a las 7 de la noche, en el Teatro Roca, del colegio de Belén, 500 SW 127 Avenida. Participaran sus realizadores, productores y algunos de los testimoniantes.

    Tomado de: Diario Las Américas

  • Ir a la página principal
  • 26 ago. 2010

    Un burro hablando de orejas

    Fidel Castro, el campeón mundial de la impunidad y la violación de derechos humanos, vetó la designación del ex Presidente Álvaro Uribe en una comisión de la ONU que investiga el ataque israelí a una flotilla humanitaria en la Franja de Gaza, Palestina. ¿Con qué autoridad moral lo hará el dictador cubano?

    El 31 de mayo de 2010, en medio del conflicto entre Israel y Palestina, soldados israelíes atacaron en aguas internacionales del Mediterráneo la "Flota de la Libertad", un grupo de seis barcos que transporta a más de 750 personas y miles de toneladas con ayuda humanitaria para los palestinos de la Franja de Gaza, donde murieron al menos nueve personas. El gobierno israelí justificó débilmente el ataque, argumentando que miembros de la Flota de la Libertad trataron de emboscar a sus soldados.

    El secretario general de la ONU, Ban Ki-Moon, nombró a Álvaro Uribe como vicepresidente de la comisión encargada para investigar el reprochable hecho.

    De inmediato y de manera extraña, el dictador cubano, Fidel Castro, alertó a la humanidad de la absurda decisión. Según Castro, cumpliendo órdenes superiores, la ONU incurrió en el disparate de nombrar a Álvaro Uribe, como vicepresidente de la comisión encargada de investigar el ataque israelí a la flotilla humanitaria. Agregó Fidel, que dicha decisión otorga total impunidad a Uribe, acusado por crímenes de guerra.

    Parece raro que Castro, el campeón mundial de la impunidad, opine y sin ninguna vergüenza, sobre este tema. Nadie más que él es beneficiario de la falta de castigo. Si existiera el Premio Nobel de Impunidad, ya seguro Fidel se lo habría ganado varias veces.

    Nadie ha castigado a Fidel Castro por negarles el derecho a los cubanos a elegir presidente democráticamente, permaneciendo sembrado en el poder por casi 50 años.

    En Cuba solo hay un partido político, el de los Castro. Nadie ha castigado a Castro por haber fusilado a más de 44.000 cubanos opositores a su régimen. Nadie ha castigado al dictador, por retener y torturar a más de 400.000 activistas, que piensan diferente a él.

    En las cárceles permanecen más de 2.000 presos políticos, que en estos días, luego de muchos años y de la presión internacional, vienen desterrándolos y enviándolos como refugiados a España. Nadie ha castigado a Fidel, por llevar a su pueblo al Tercer mundo, pues antes de la revolución (1959), Cuba estaba en el Primer mundo. Solo un testarudo como Castro puede mantener a un pueblo lleno de talentosos hombres y mujeres, bloqueados frente al desarrollo.

    Nadie ha castigado a Castro por mantener a los cubanos encerrados, sin poder salir de su país, sin internet, sin noticias, sin poder criticar y sin medios de comunicación libres.

    Será que Fidel tiene miedo de que la comisión nombrada para investigar el crimen de la "Flota de la Libertad", sea exitosa y la propongan para investigar los hechos similares, ocurridos en Cuba, hace casi 16 años, cuando en la madrugada del 13 de julio de 1994, al menos cuatro buques pertenecientes al Gobierno de Fidel, atacaron con mangueras de agua un viejo barco remolcador, que huía de La Habana con 72 personas.

    El humilde barco se hundió con un saldo de 41 muertos, de los cuales 10 eran menores de edad. Las 31 personas que sobrevivieron narraron cómo los agentes del Gobierno cubano trataron, infructuosamente, de matarlos para silenciarlos.

    Si no es por miedo que Fidel se levantó moribundo de su lecho de enfermo para hablar de impunidad, entonces, sin duda alguna, es que continúa siendo un burro hablando de orejas.
     
    Carlos Lopera Pérez 
    Tomado de:  El Colombiano


  • Ir a la página principal
  • 24 ago. 2010

    Cuba permite viaje a EEUU de hijo de líder histórico tras gestión de Iglesia

    Juan Juan Almeida García


    Las autoridades cubanas autorizaron la salida a Estados Unidos de Juan Almeida García, hijo de un histórico Comandante de la Revolución, luego de una mediación del cardenal Jaime Ortega, confirmó la Iglesia Católica.






    La Habana. AFP.

    "Hace unos días una hija de Almeida le solicitó al cardenal (que) se interesara por el caso y en la tarde del lunes, las autoridades respondieron que concederían el permiso de salida, lo que le fue informado a Almeida en la noche", dijo la AFP el portavoz del Arzobispado de La Habana, Orlando Márquez.

    Almeida, un abogado de 43 años, solicitó este martes su permiso de salida ante las autoridades migratorias, las que respondieron que su pasaporte sería habilitado el miércoles, dijeron fuentes cercanas a la Iglesia.
    Almeida es uno de los siete hijos del Comandante Juan Almeida Bosque, fallecido el 12 de septiembre de 2009.

    Almeida García, cuya esposa e hija viven en Miami, Estados Unidos, padece una peligrosa enfermedad degenerativa (espondilitis reumatoidea), para la cual recibió tratamiento especializado en Europa hace unos años, según ha dicho el propio abogado.

    Sus viajes médicos fueron suspendidos y negada la posibilidad de salir del país, lo que provocó desde hace unos dos años, intentos de salida ilegal y protestas públicas, por lo cual fue arrestado en varias ocasiones.

    La mediación se suma a otras realizadas por el cardenal para la excarcelación de 52 presos políticos, 26 de los cuales emigraron ya a España y otros seis lo harán en los próximos días.

    Tomado de: La Nación

  • Ir a la página principal
  • 23 ago. 2010

    Julio Lobo, el millonario que financió al Che

    Julio Lobo
    La historia del Rey del azúcar. Su relación con los revolucionarios, con Ernesto Guevara. Y su leyenda que aún pervive cada vez que un cubano dice: “Rico, como un Julio Lobo”






    Cuba parece tan somnolienta y en proceso de desmoronarse que hace falta un salto de fe para imaginar los días en que alguien era considerado allí “el hombre más rico del país”. Sin embargo, hubo muchos cubanos ricos desde que Cristóbal Colón introdujo la caña de azúcar en América, en 1493. Y entre esos multimillonarios ninguno se acercaba en riqueza a Julio Lobo, que en sus tiempo fue el “Rey del Azúcar de La Habana” y, en realidad, del mundo.

    Desde hace mucho que la revolución de Fidel Castro terminó con hombres como él, aunque no pudo borrar su memoria. Hasta el día de hoy, cuando en La Habana se refieren a alguien con una gran fortuna dicen: “es rico como un Julio Lobo”. Es notable que la frase haya sobrevivido a casi 50 años de comunismo en la isla. Pero la vida de Lobo tuvo mucho de notable, y su pasado todavía ilumina el presente. Durante mis investigaciones para una nueva biografía suya, descubrí que en la noche deI 11 de octubre de 1960 Ernesto “Che” Guevara lo convocó a su oficina del banco central para pedirle ayuda.

    Bajo y de rostro severo Lobo, que entonces tenía 62 años, era la fuerza más importante en el mercado mundial del azúcar: manejaba aproximadamente la mitad de los seis millones de toneladas de ese producto que Cuba, que era el mayor exportador del mundo, producía anualmente. Además, era un genio de las finanzas y se estimaba que su fortuna personal superaba los u$s 200 millones (que equivalen a u$s 5.000 millones de hoy).

    Por otra parte, no todo lo relacionado con Lobo tenía que ver con el dinero. Era culto, famoso por su colección de arte y, fuera de Francia, era quien poseía la mayor cantidad de objetos vinculados con Napoleón. Políticamente, Lobo era un enigma. Por su matrimonio estaba conectado con la Condesa de Merlin –escritora cubana que se había casado con uno de los generales franceses de la época napoléonica y cuyo tío había llevado a Cuba el primer molino azucarero a vapor– sin embargo, pese a estos recuerdos imperiales, Lobo se opuso ferozmente al corrupto gobierno del presidente Fulgencio Batista. “No nos importaba quién derrocaba a Batista, siempre que alguien lo hiciera”, dijo una vez. Un recibo hallado entre sus papeles muestra que financió a los rebeldes de Castro con u$s 25.000.

    En aquella noche de octubre en que Lobo viajaba desde su casa, en el oeste de la ciudad, hasta el banco central, en la ciudad vieja, habían pasado menos de dos años desde que Batista había huido de la isla. Gran parte de las tierras de Lobo habían sido confiscadas por el líder rebelde al que había ayudado, pero todavía no sus ingenios. Sin embargo, el empresario se negaba a irse de Cuba. Y tampoco había unido su voz a la de los anticastristas.

    Cuba tiene una historia más matizada de lo que la mayoría de los relatos sugiere y para mí, son las contradicciones que surgen de esa entrevista a la medianoche entre Lobo y Guevara, en una oficina del centro de La Habana, lo que la hacen una historia tan cubana. Invalida muchas de las ideas preconcebidas sobre lo que Cuba era, es y, tal vez, puede ser todavía.

    Cuando iba a reunirse con Guevara, Lobo, que sabía de otras historias de confiscaciones, ya había hecho planes para que su familia emigrara. El edificio del banco central al que llegó, en la calle Lamparillo, estaba a tres cuadras de su casa de exportación e importación Galbán Lobo, el núcleo central de sus operaciones globales, que tenían oficinas en Nueva York, Londres y Manila.

    Lobo salió del auto y se dirigió al edificio. Caminaba rengueando desde que había sufrido un intento de asesinato 14 años atrás, en 1946. Le habían volado parte de la cabeza después de negarse a pagarle u$s 50.000 a una banda de mafiosos cubanos. Las balas de ametralladora también le quebraron la pierna derecha y la rodilla izquierda. Tenía una bala alojada cerca de la columna vertebral.
    Resultados de la inversión

    Guevara llevaba apenas unas semanas como presidente del banco central, pero dentro del edificio ya había mucho desorden, con papeles cubriendo el piso. Estas no eran señales alentadoras para Lobo, pero Guevara lo saludó con cortesía. Los dos hombres no podían ser más diferentes. Guevara, el ardiente revolucionario, estaba vestido con uniforme de combate y tenía un revólver sobre el cristal del escritorio. Este era el hombre que más tarde le explicaría a los cubanos que la razón por la que los rusos que llegaban a la isla vestían tan mal y olían a transpiración era que el jabón es superfluo en una revolución genuina. En cambio Lobo, el archicapitalista, era atildado, usaba colonia Imperiale de Guerlain, y daba fiestas literarias en su ingenio favorito, Tinguaro.

    Mientras Guevara era la cara del “Nuevo Hombre” cubano, que creía fervientemente que el individualismo debía desaparecer, se decía que Lobo había llenado una de las piletas de natación de su casa con agua perfumada para que la actriz de Hollywood Esther Williams –estrella del film Escuela de Sirenas– pudiera practicar sus rutinas cuando lo visitaba.

    Pero aunque eran personalidades opuestas de tantas maneras, Lobo y Guevara tenían mucho en común. Ambos eran profundamente racionales, Guevara siguiendo las teorías del comunismo internacional, Lobo respondiendo a ideales de la ilustración. Los dos eran solitarios. Los terribles ataques de asma de Guevara a menudo lo mantenían separado de los demás, mientras su cáustico humor argentino no siempre combinaba bien con el humor irreverente de los cubanos. En cuanto a Lobo, solía decir que Napoleón era un personaje solitario, lo mismo que él.

    Además, ambos eran francos hasta caer en la brutalidad. Y generaban fuertes lealtades. Lobo era bien considerado por sus empleados. Visitaba con frecuencia sus plantaciones y, tras la revolución, sus trabajadores enviaron delegados a La Habana para pedir que sus ingenios no fueran nacionalizados.

    Al igual que Guevara, el empresario era escrupulosamente honesto. En realidad, esa noche Lobo creía que Guevara había pedido verlo para hablar del dinero que se le debía por la construcción del Riviera y el Capri –dos de los más deslumbrantes hoteles con casino que se habían inaugurado en la capital cubana en la década de los 50– porque él había ayudado a financiarlos. De hecho, Guevara le explicó a Lobo que sus ayudantes habían examinado atentamente las cuentas del empresario y no habían encontrado irregularidades. Por eso, “lo habían dejado para el final”. Esa noche el objetivo de Guevara era simple. Cuba y el azúcar habían funcionado como hermanos siameses desde que los británicos ocuparon La Habana en 1762 y abrieron la isla a la trata de esclavos. Desde entonces, el azúcar, junto con la riqueza que generaba y la mano de obra que las plantaciones requerían, habían marcado el rumbo del país. “Sin azúcar no hay país” es la famosa frase que definió la isla. Lo que querían informarle a Lobo es que Castro iba a apoderarse de 14 de sus ingenios pero Guevara quería convencerlo de que se quedara en Cuba. Quería su talento empresarial, que era indudable.

    Unos meses antes, el mercado del azúcar se había desplomado porque las refinerías estadounidenses se negaban a comprarle a Cuba, con la esperanza de debilitar al gobierno revolucionario. Lobo descubrió que estaba varado con un gran cargamento a bordo del buque japonés Kimikawa Maru y decidió hacer una jugada locamente audaz: reservó todo el espacio de carga disponible en los buques azucareros con lo que, de hecho, aisló a EE.UU. del suministro internacional de este producto. Cuando el mercado subió, Lobo le hizo tragar su precio a las refinerías norteamericanas. Unos días antes de que comenzara el bloqueo de Lobo, Pepsi Cola se había negado a comprar a 5,30 centavos la libra de azúcar. Después de unos días de las tácticas del empresario cubano, los compradores estadounidenses aceptaron un precio 50% más alto que ese.

    Para Guevara, la osadía empresarial de Lobo concordaba con el heroísmo militar de los propios revolucionarios y, siempre con cortesía, le dijo que había llegado la hora de tomar una decisión. La revolución era comunista y él, como capitalista, no podía permanecer como era. Podía quedarse y ser parte de ella, o irse.

    “Es imposible para nosotros permitirle a usted, que representa ‘la idea misma’ del capitalismo en Cuba, permanecer tal cual es”, le dijo Guevara. Lobo señaló que el líder soviético Nikita Khrushchev creía en la coexistencia pacífica de los dos sistemas de producción. La respuesta fue que eso estaba muy bien entre naciones, pero no dentro del mismo país. Viéndose en un callejón sin salida, Lobo preguntó cómo podría integrarse y Guevara puso sus condiciones: Lobo se convertiría en una especie de gerente general de la industria cubana del azúcar, a cargo del ministerio correspondiente. Perdería todas sus propiedades, pero se le permitiría conservar los ingresos de Tinguaro, su ingenio favorito.

    Para ganar tiempo, el empresario le dijo a Guevara que quería unos días para considerar su oferta, aunque en realidad ya se había decidido: dos días después tomó una avión para Nueva York llevándose sólo su cepillo de dientes. Dejó atrás sus cuadros de El Greco, sus palacios, sus grandes empresas y los rizos de pelo de Napoleón. Al día siguiente el gobierno cubano nacionalizó sus activos azucareros y se constituyó en custodio de sus obras de arte y sus antigüedades, sin dejarle prácticamente nada.

    A continuación Lobo hizo otra fortuna, negociando contratos a futuro de azúcar en Wall Street, pero volvió a perder sus millones y terminó sus días exiliado en Madrid, ayudado económicamente por sus dos hijas. Desde muchos puntos de vista, Lobo previó todo esto tras su reunión con Guevara. Cuando estaba preparándose para dejar la isla le dijo a su secretario: “Esto es el fin”. Cincuenta años más tarde, esas palabras vuelven a ser verdad en Cuba.

    Mientras la isla avanza trastabillando hacia el final del régimen de los hermanos Castro, la gente suele especular sobre qué ocurrirá a continuación. Una vez, un amigo en La Habana me dijo que tratar de predecir el futuro de Cuba es ridículo porque ha sido tanta la gente que ha estado tan equivocada. Hay demasiados imponderables.

    Por un lado está la intransigencia del gobierno. La liberación de 52 presos políticos en julio, por ejemplo, es vista en general como una maniobra táctica y no un cambio político real. También está la persistente y controvertida presencia del embargo estadounidense, aunque esto es cada vez más un concepto y no un hecho: las ventas al contado de alimentos y medicinas implican que EE.UU. ya es el quinto socio comercial de Cuba.

    Lo que sí es indudable es que la gran era del azúcar ya es cosa del pasado. Dos tercios de los ingenios de la isla han cerrado y el sector no puede competir con otros productores eficientes. Ochenta años atrás, Luis Machado, un prominente empresario de La Habana, reflexionó sobre la épica lucha de Cuba por su independencia (primero, contra España; después, contra EE.UU.) con palabras que todavía son relevantes. “Tres generaciones de cubanos han combatido y muerto por la libertad, la soberanía y la independencia de nuestra gente. El desafío de nuestra generación es económico y social. Si nuestros padres forjaron una Cuba independiente, nosotros tenemos que hacer que nuestro país sea no sólo rico, sino cubano”.

    Es irónico que el gobierno cubano, tras pasar tantos años atacando el pasado previo a la revolución, ahora quiera volver a vigorizar la economía siguiendo un rumbo que Machado y Lobo podrían reconocer como propio. En abril, Raúl Castro se dirigió al Congreso de la Unión de Jóvenes Comunistas diciendo que el principal campo de batalla de la revolución no es político, sino económico. Insistió en que Cuba necesita una economía sólida y dinámica, y agregó que la legislación paternalista tiene que desaparecer, lo mismo que las nóminas infladas: las compañías estatales tiene un millón de trabajadores de más. Además, dijo también que la paga tenía que estar ligada a los resultados. Fue un discurso bastante radical para tratarse de un comunista de 78 años. Pero Raúl ha dado discursos similares y fue poco lo que cambió.

    La razón más obvia es que deshacer lo que los cubanos llaman el “embargo interno”, refiriéndose la burocracia y la tradicional antipatía estatal por el espíritu emprendedor individual, es un proceso tortuoso que, además, podría socavar al propio Estado revolucionario.

    Pero el proceso puede haber empezado ya. En febrero, Orlando Zapata, un activista de los derechos humanos murió tras 86 días de huelga de hambre. Es extraño que el gobierno haya permitido que muriera, y el hecho de que pasara sugiere que las viejas estructuras de comando y control se podrían estar desintegrando.

    JOHN PAUL RATHBON
    Tomado de: Cronista


  • Ir a la página principal
  • 21 ago. 2010

    Almodóvar y Pilar Bardem respaldan a los presos cubanos


    EP | MADRID Personalidades de la política y de la cultura españolas han encabezado la lista con más de 51.000 firmas que acompañan a la petición por la liberación inmediata e incondicional de los presos políticos cubanos, que fue entregada el viernes al Gobierno de La Habana.

    Entre esta lista, iniciada por la de la madre del fallecido disidente Orlando Zapata Tamayo, Reina Luisa Tamayo y 2.000 más del interior de Cuba, se encuentran las del director de cine Pedro Almodóvar, los cantantes Víctor Manuel y Ana Belén, la actriz Pilar Bardem, la premio Nobel Herta Müller, el escritor italiano Roberto Saviano o políticos como Jordi Pujol.

    La entrega fue realizada un grupo de cinco activistas del partido Cuba Independiente y Democrática (CID) en las oficinas que la Asamblea Nacional del Poder Popular de Cuba tiene en el municipio Playa, en La Habana. Los funcionarios han aceptado el paquete de firmas pero rechazaron el sobre que las contenía debido a que impreso llevaba el rostro de Zapata Tamayo.

    La recogida de firmas ha sido auspiciada por la campaña ´ Yo acuso al gobierno cubano´, que declaró a través de un comunicado su intención de seguir recogiendo nombres para "lograr la liberación inmediata e incondicional de todos los presos políticos cubanos, así como el respeto de los derechos humanos en la isla".

    "Para ello será fundamental que los cambios y reformas del gobierno cubano, si es que existen, vayan más allá de medidas cosméticas y, por el contrario, supongan el desmantelamiento de la maquinaria represiva estatal", añadió la nota.

    Tomado de: El Mercantil Valenciano

  • Ir a la página principal
  • 19 ago. 2010

    Llegan a España otros dos presos políticos tras ser excarcelados


    Madrid, 19 ago (EFE).- El preso político cubano Juan Carlos Herrera Acosta llegó hoy a Madrid y a él se sumará en las próximas horas su compañero Fabio Prieto Llorente, tras ser excarcelados este miércoles en la isla, informaron a Efe fuentes de Cruz Roja.
    Herrera Acosta, de 44 años y periodista de profesión, viajó a la capital española en un vuelo de la aerolínea Air Europa, que aterrizó en Madrid a las 12.14 hora local.
    Prieto Llorente, de 47 y también periodista, viaja a Madrid en un vuelo de la aerolínea Iberia.
    Junto a ellos, viajan también otras dieciséis personas, familiares de los presos políticos, explicó Blas Bayona, portavoz de Cruz Roja, organización que coordina el operativo de acogida.
    Entre esas personas, se incluyen varios allegados del disidente Marcelo Cano Rodríguez, que no pudieron viajar con él a Madrid el pasado lunes cuando fue excarcelado, según fuentes de la disidencia en la isla.
    Los ya ex reclusos, que fueron trasladados el miércoles por la noche al aeropuerto internacional "José Martí" de La Habana para viajar a Madrid, serán alojados temporalmente en un hotel del municipio de Móstoles, situado a unos 20 kilómetros Madrid.
    Con la llegada de estos dos presos acompañados de sus familias, suman 25 los disidentes cubanos que han sido excarcelados y trasladados a España en las últimas semanas.
    Del último grupo de seis prisioneros, cuya liberación inmediata fue anunciada por la Iglesia católica el viernes 13 de agosto, sólo quedaría pendiente la excarcelación de Juan Adolfo Fernández.
    El pasado martes llegaron a España los opositores excarcelados Efrén Fernández Fernández, Regis Iglesias Ramírez y Marcelo Cano Rodríguez, los tres primeros que viajaron tras la reanudación de las liberaciones.
    Este proceso de excarcelaciones es resultado del diálogo abierto en mayo pasado entre el Gobierno del general Raúl Castro y la alta jerarquía de la Iglesia católica en Cuba, apoyado por el Ejecutivo de España. 

    Tomado de: Ideal.es




  • Ir a la página principal
  • 17 ago. 2010

    Opositor PP pide que Cuba explique la situación de la madre de Orlando Zapata

    El Partido Popular (PP), el principal en la oposición en España, ha pedido al Gobierno español que exija explicaciones a Cuba sobre las "medidas de represión" que se ejercen, entre otras personas, contra Reina Luisa Tamayo, la madre del preso político Orlando Zapata, fallecido el pasado febrero.

    El grupo popular denuncia dos casos que demuestran que el Gobierno de Raúl Castro "continúa ejerciendo" la represión sobre la disidencia cubana.

    En primer lugar hace referencia a que grupos de incontrolados "hostigaron y llegaron a agredir" a Reina Luisa Tamayo, cuando se disponía a acudir a misa en la localidad cubana de Banes.

    También denuncia un caso más reciente de represión a los opositores cubanos, en concreto ocurrido el pasado 6 de agosto, con la detención del periodista Alberto Albares Bravo para evitar que asistiera a una reunión con distintos miembros de la disidencia.

    Ante estos hechos, el Partido Popular pregunta al Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero si la diplomacia española ha pedido a Cuba explicaciones, si ha expresado su repulsa por los distintos actos de represión y si ha solicitado al régimen castrista que cesen los mismos.

    En dos escritos presentados en el Congreso de los Diputados (la Cámara Baja del Parlamento español), el PP considera que los hechos descritos tienen "especial gravedad y significado", toda vez que el Gobierno cubano intenta demostrar su "voluntad" de un cambio político para que se modifique la posición de la UE respecto a Cuba.

    Tomado de: LaVerdad



  • Ir a la página principal
  • 15 ago. 2010

    Arrestan al Lic. Ernesto Vera por reclamar justicia ante la Fiscalía santiaguera

    Santiago de Cuba, 14 de agosto-(www.aplopress.com) En el día de ayer, alrededor de las  4:45 de la tarde, el al Lic. Ernesto Vera Rodríguez fue arrestado arbitrariamente en las propias puertas de la Fiscalía Provincial de Santiago de Cuba, donde había sido citado para supuestamente dar respuesta a las denuncias que había realizado contra varios funcionarios de la Facultad de Medicina No. I en esta ciudad.
    Según narra el Lic. Vera Rodríguez,  fue atendido por la Fiscal, nombrada Odalys,  que solo se dedicó a  insultarlo. “Me dijo que no podía hablar de política allí, que las denuncias que yo hice 8 meses antes no procedían y que dichos funcionarios, incluyendo la Decana, la Dra. Cecilia Melián Savignón no habían incurrido en delito alguno, ni existían tales irregularidades” argumentó el Lic. Vera.

    La Fiscal Odalys lo amenazó con tomar represalias por sus denuncias, y que sería procesado y acusado, por lo que el Lic. Vera al salir del recinto, se paró frente a la Fiscalía y mostró  un CARTEL que decía: ¡JUSTICIA!

    Inmediatamente fue rodeado por  fiscales y trabajadores de la Fiscalía, que lo insultaban y trataban de  obligarlo a entrar de nuevo al edificio de la Fiscalía,  porque el pueblo estaba reaccionando positivamente a su favor y apoyando su acción. La Fiscalía se encuentra ubicada en la calle Santo Tomás entre Heredia y San Basilio, a un costado de la Catedral y muy cerca del Parque Céspedes, por lo que muchos turistas comenzaron a tirar fotos con sus celulares.

    En unos minuto se personó la  Policía Política, que lo metió a la fuerza a un carro de la Seguridad del Estado, mientras el Lic. Vera gritaba a todo pulmón: ¡VIVAN LOS DERECHOS HUMANOS!

    Cuenta el Lic. Vera que luego de ser interrogado por más de una hora por un Tte. Coronel de la Seguridad del Estado fue puesto en libertad,  sin antes utilizar sus mecanismos psicológicos del policía bueno, destacando su  supuesto trato respetuoso y  amablemente, pero sin actuar en consecuencia contra los causantes  de todo un ultraje y humillación pública.
    El  Lic. Ernesto Vera Rodríguez es el Director del Centro de Estudios Estratégicos para la Democracia Proactiva en Santiago de Cuba. Sito en: José Antonio Saco # 1255 entre 6 y 7 Reparto Santa Bárbara, Santiago de Cuba, Código Postal 90300, Cuba.
    Los contactos con el Lic. Ernesto Vera Rodríguez, se pueden establecer mediante su correo electrónico: democraciaproactiva@yahoo.com o vía telefónica: 53 22  646 333



  • Ir a la página principal
  • 8 ago. 2010

    Los Castro lanzan otra ola de represión contra la disidencia


    Detienen a más de 40 opositores en las provicias de Oriente y La Habana


    «No habrá impunidad para los enemigos de la patria». La amenazadora frase pronunciada por Raúl Castro ante la Asamblea Nacional el pasado 1 de agosto apareció poco después en las pantallas de los móviles de varios conocidos opositores de la provincia de Holguín.
    Era la confirmación de que el régimen castrista no se iba a quedar de brazos cruzados tras haber tenido que transigir con la excarcelación de los 52 presos que quedaban en sus cárceles desde la «Primavera Negra» de 2003.

    Era una advertencia en toda regla a la oposición. Ese mismo domingo, la Policía política castrista, apoyada por turbas civiles e incluso unidades militares «especiales», comenzaba el acoso a los disidentes agrupados en la Alianza Democrática Oriental (ADO) aprovechando la convocatoria de una marcha de apoyo a Reina Luisa Tamayo, la madre de Orlando Zapata, que debía finalizar en su casa de Banes.   

    Uno los receptores de ese mensaje, Luis Felipe Rojas, tuvo claro desde el principio que el número desconocido que aparecía en su teléfono pertenecía a la Seguridad del Estado. Luego se lo confirmaron, como comenta a La Razón en una conversación telefónica: «Un agente me dijo que, a partir del discurso de Castro, "tenemos vía libre para hacer lo que queramos", es decir una especie de patente de corso para reprimir a quienes sólo reclamamos libertad».

    Y la Policía cumplió su palabra. En los cuatro días que ha durado esta nueva ola de represión fueron  detenidas 28 personas en las provincias del Oriente cubano, además de otras nueve en La Habana y un número indeterminado de activistas del Movimiento Opositores por una Nueva República. Todos ellos fueron puestos en libertad paulatinamente, un «modus operandi» habitual de la dictadura castrista, según confirmó a  LA RAZÓN el coordinador de ADO, Rolando Rodríguez Lobaina. «Hubo detenciones arbitrarias, reclusiones domiciliarias, golpizas», afirma mientras señala que uno de los detenidos, Omar Wilson Estévez, está hospitalizado, aunque se desconocen los motivos. «Lo peor», añade, «es que esto irá a más, pero no pensamos dejar de reclamar libertad».

    «Cruzar las alambradas», un blog hecho desde Holguín para que nadie olvide
    Las imágenes de la constante represión contra la disidencia hablan por sí solas. Luis Felipe Rojas es otro de los jóvenes «blogueros» cubanos que aprovecha para documentar las brutales palizas y las torturas a las que son sometidos todos aquellos que osan disentir de la gerontocracia cubana.

    Alberto Rubio  (La Razón)


    MUJERES Y HOMBRES VICTIMAS DE LA REPRESION



    Entretanto, Fidel Castro Ruz, con su cobardía habitual, se dedica a hablar sandeces sin sentido ni lógica, y no se atreve a tocar los problemas de Cuba.



  • Ir a la página principal
  • 4 ago. 2010

    Opositor expatriado afirma que los cubanos nacen con el miedo en la sangre

    El miedo es "algo con lo que nacen todos los cubanos; lo llevan en la sangre", dijo el disidente cubano José Ubaldo Izquierdo, que viajará en las próximas horas a Chile, con su familia, en calidad de "residente temporal".

    El opositor al Gobierno de Cuba, uno de los disidentes recientemente excarcelados y que llegó a España el 23 de julio pasado, aseguró que "desde muy niños", los cubanos son adscritos a diversas organizaciones, como las de los pioneros, y a ellas pertenecen "hasta la longevidad, siempre con el miedo", citó Efe.

    El miedo de terminar como los disidentes, como él mismo, dijo Izquierdo, refiriéndose a las cárceles de Cuba, "verdaderos cementerios de hombres vivos".

    José Ubaldo Izquierdo explicó que esa sensación, inevitablemente, le ha acompañado hasta España, pues a pesar de disfrutar ya de la libertad, al salir del hotel madrileño donde se hospeda "tenía la sensación extraña" de sentir que alguien le perseguía, "de que me estaban vigilando".

    Todo ello, dijo, porque "en la dictadura de los Castro (Fidel y Raúl) siempre se está acechado por la policía".

    Para este opositor al Gobierno de Cuba, la Isla "está viviendo en el limbo" y nadie puede predecir lo que pasará en un país "en el que no se ha demostrado que pueda ser una sociedad viable", una sociedad -añadió- "que subsiste gracias a la ayuda del caudillo (el presidente) de Venezuela, Hugo Chávez".

    El disidente cubano expresó también su convencimiento de que en la Isla "la gente ya no es la misma; esta cansada de casi cincuenta y dos años de dictadura, de miseria, de hambre, de calamidades y de vicisitudes".

    Los cubanos, añadió Izquierdo, están hartos "de que haya doble moneda, de que el salario no alcance para vivir, de que los hospitales estén deteriorados, de que la salud pública, aunque gratuita no sea eficiente; la situación es calamitosa de una punta a otra de la Isla".

    Para este disidente, los cubanos "para estar más seguros, se parapetan, se esconden" detrás de los Comités de Defensa de la Revolución (CDR) y otras organizaciones de masas que les permiten "subsistir en los mercados negros ilegales, donde fluyen todas las mercancías".

    "Los cubanos necesitan y quieren el cambio", asegura este opositor que fue condenado en un juicio sumarísimo en 2003 junto con otros 74 disidentes acusados de atentar contra la soberanía e independencia del Estado, conspirar con Estados Unidos y socavar los principios de la revolución.

    José Ubaldo Izquierdo afirmó que se va a Chile con su familia por un ofrecimiento que les hizo a él y al resto de disidentes el presidente del Gobierno de ese país, Sebastián Piñera, en el momento en que supo de los acuerdos entre el Gobierno y la Iglesia de La Habana para excarcelar a los disidentes.

    El presidente Piñera "nos tendió la mano a todos; nos abrió su corazón y nos dijo que Chile está abierto para todos los (disidentes) que queramos ir".

    Además, el opositor cubano aseguró que, para él, Chile "representa, para Latinoamérica y el resto del mundo, un paradigma de democracia, libertad y respeto a los derechos humanos".

    Y aseguró que en las cárceles cubanas hay tres disidentes que, como él, desean viajar a Chile: el científico y periodista Miguel Galván Gutiérrez, de 45 años; el economista Alfredo Felipe Fuentes, de 61 años, del Movimiento Cristiano de Liberación, y el sindicalista independiente Héctor Raúl Valle, de 42 años.

    Por otra parte, Izquierdo dijo que hay tres opositores que prefieren quedarse en la Isla, Óscar Elías Vicent, Ángel Moya Acosta y Eduardo Díaz Fleitas.

    José Ubaldo Izquierdo explicó que a Chile viajará con un visado de "residente temporal" por un año y que antes de que se cumpla este lapso espera tener la condición de residente permanente o de asilado político, algo por lo que él no tiene preferencia: "el estatus que mejor me convenga para prosperar, para vivir sin problema".

    Tomado de:  El Universal

    Jovenes en Cuba pierden el miedo a hablar de politica 
    video


  • Ir a la página principal
  • 2 ago. 2010

    ¿Cambios en Cuba?

    En el último mes parece que la mítica isla caribeña está más inquieta de lo habitual. El Gobierno de los hermanos Castro decidió liberar a 52 presos políticos. Al mismo tiempo, Fidel, después de cuatro años desaparecido, en las últimas dos semanas se le ha visto hasta en ocho ocasiones. El domingo su hermano Raúl también ha querido anunciar nuevos cambios económicos.

    Para algunos los cambios son insuficientes y para otros la isla está tomando un nuevo rumbo a tener en cuenta. Raúl Castro se niega a hablar de ‘reformas’ pero reconoce que quieren llevar a cabo una adaptación económica a las preocupaciones actuales. Los cambios, o los destellos de apertura en la isla conviven con la insistencia sobre “el carácter irrevocable del socialismo cubano”.

    El antes y el después fue el anuncio de la liberación de 52 presos políticos de la isla. Un acuerdo al que se llegó con Raúl Castro a la cabeza, el arzobispado de la Habana y el trabajo del ministro de Exteriores español, Miguel Ángel Moratinos.

    Apenas 48 horas después de que se anunciara la liberación de los presos políticos, Fidel Castro se dejaba ver después de cuatro años de oscuro letargo. Se mostraba recuperado y con fuerzas. Desde entonces ya se cuentan por ocho las apariciones, entre ellas una en la que salió con una camisa verde oliva y que desató todo tipo de rumores que no se sustentan más que en una prenda de ropa con cierto simbolismo.

    El caso es que Fidel sigue respetando al que manda actualmente, su hermano Raúl, el pasado domingo, en un acto de educación, dejó que el presidente de la isla asistiera solo a la sesión de la Asamblea Nacional en la que se dieron a conocer algunas de las ‘actualizaciones’ económicas.

    Despidos en el funcionariado y una ligera apuesta por las pequeñas empresas privadas son un brevísimo resumen del anuncio. El mandatario desveló que el Consejo de Ministros acordó los pasados 16 y 17 de julio "un conjunto de medidas para acometer, por etapas, la reducción de las plantillas considerablemente abultadas en el sector estatal". El fomento del empleo por cuenta propia se contempla "como una alternativa más de empleo de los trabajadores excedentes".

    Antes de la reunión, el ministro de Economía, Marino Murillo, había aclarado a la prensa lo que cabía esperar del encuentro: “No se puede hablar de reformas, estamos estudiando una actualización del modelo económico cubano”. Y advirtió: “Está en estudio con mucha calma, porque no tenemos derecho a equivocarnos”.

    Murillo señaló también que se extenderá a otros servicios el “experimento” de arrendar taxis, barberías y peluquerías a particulares, que comenzó hace algunos meses con el propósito de estimular los deficientes servicios estatales.

    Pero ante el anuncio, Murillo quiso insistir que la ‘actualización económica’ se llevaría a cabo desde una planificación centralizada, totalmente opuesta a la economía de mercado, sobre la que el titular de Economía mostró su “absoluto rechazo”, y aclaró: “Aunque se aligeren algunos sectores, la propiedad seguirá siendo estatal”.“Hoy el Estado tiene un grupo de actividades que se debe descargar. El Estado se tiene que ocupar en economía de las cosas más fuertes”, repitió.

    “LOS ENEMIGOS DE LA PATRIA SIN IMPUNIDAD”

    Raúl Castro también aprovechó su aparición pública para recordar que a pesar de iniciar un proceso de liberación de 52 presos “no habrá impunidad para los enemigos de la Patria". Es más mostró las ‘bondades’ de la revolución que “puede ser generosa porque es fuerte”, dijo en su discurso ante la Asamblea, en el que añadió: “No resulta ocioso reiterar que no habrá impunidad para los enemigos de la Patria, para quienes intenten poner en peligro nuestra independencia”.

    Con estas declaraciones los hermanos Castro dejan clara su postura ante las peticiones del arzobispado de Cuba, quienes después de conseguir la liberación de los 52 presos ahora han pedido eliminar “las restricciones a las libertades individuales y colectivas” y “el exceso de enfermizos controles burocráticos” en la isla.

    CON EE.UU. IGUAL QUE SIEMPRE

    La relación con su enemigo del Norte también fue uno de los temas que salieron a la luz en la Asamblea del domingo. El mandatario aprovechó la oportunidad para referirse a los nexos con su vecino, pero no se manifestó muy esperanzado en una mejora ni lanzó propuestas sobre el asunto.

    “En cuanto a Cuba y los Estados Unidos, en esencia nada ha cambiado. Nuestros valerosos Cinco Héroes permanecen sufriendo injusta prisión y un trato abusivo, como la crueldad que se comete actualmente con el compañero Gerardo Hernández Nordelo, condenada por esta Asamblea”, afirmó refiriéndose a los cubanos arrestados en Estados Unidos en 1998, y condenados por espiar para el gobierno cubano.

    Según el mandatario cubano, “aunque exista menos retórica y se celebren ocasionales conversaciones bilaterales sobre temas específicos y limitados, en realidad, el embargo económico se continúa aplicando y nosotros seguiremos actuando con la serenidad y paciencia que hemos aprendido en más de medio siglo”.

    NUEVATRIBUNA.ES / AGNESE MARRA

  • Ir a la página principal