15 jul. 2011

"Hacía mucho frío y el ruido era ensordecedor"

Armando Socarrás, primer polizón cubano que sobrevivió la travesía.



El único polizón que ha sobrevivido a un vuelo La Habana-Madrid recuerda la misma odisea en la que el miércoles murió un hombre.

Sólo recuerdo las dos primeras horas de viaje. Recuerdo un frío insoportable, un ruido ensordecedor y que me faltaba el oxígeno. Entonces, quedé inconsciente. Y menos mal, porque si no me hubiera vuelto loco". Han pasado 42 años desde que el cubano Armando Socarrás consiguió llegar al aeropuerto madrileño de Barajas en un avión de Iberia procedente de la Habana, escondido en el tren de aterrizaje. Tenía 17 años y llevaba tiempo planeando el viaje con su amigo Jorge Pérez. Sólo Socarrás sobrevivió a las bajas temperaturas.

"Fue un milagro", relataba ayer, en conversación telefónica con este diario desde su casa en Chilhowie, un pueblo de 2.000 habitantes del estado de Virginia, en EEUU. "Los médicos me dijeron que pasé a una situación de hibernación. Mi cuerpo dejó de funcionar, pero por lo visto mi cerebro y mi corazón se mantenían activos a una intensidad muy baja", explica. Tan baja que cuando le hallaron en el tren de aterrizaje no le encontraron el pulso. "Desperté cuando me llevaron a la enfermería del aeropuerto. Abrí los ojos y escuché a alguien que exclamaba: ¡Está vivo!", relata. 

El de Socarrás es un caso único. Sólo otra persona, otro cubano, ha conseguido sobrevivir como polizón, en un avión que viajaba desde La Habana a Montreal (Canadá), en 2002. Los aviones en vuelo se someten a hasta 50 grados centígrados bajo cero, lo que hace prácticamente imposible la supervivencia.


El cuerpo de Adonis G.B., a su llegada a Madrid, España, el pasado miércoles.

Adonis G. B. no lo consiguió. Su cadáver fue encontrado el miércoles pasado en el tren de aterrizaje de un avión de Iberia que acababa de llegar al aeropuerto de Barajas, procedente de La Habana. Su cuerpo estaba rígido, congelado como un bloque de hielo. Ayer se le practicó la autopsia y la Guardia Civil informó al Consulado de Cuba en Madrid para que localizara a los familiares del fallecido y repatriar así el cuerpo.

Todo parece indicar que el joven no tenía familiares ni conocidos en España. Nadie se acercó ayer por la mañana al Instituto Anatómico Forense, donde se le practicó la autopsia. Tampoco nadie en la Fundación Hispano Cubana de Madrid le conocía. De hecho, esta asociación, que apoya a los exiliados cubanos, se pasó el día de ayer intentando localizar, sin éxito, a algún familiar o conocido de la víctima en Madrid.

La muerte de Adonis ha removido los viejos recuerdos de Socarrás. Su correo electrónico ayer echaba humo. El hombre lleva años recorriendo Estados Unidos para relatar su experiencia. Hoy tiene cita con una televisión de Miami, cuya importante comunidad cubana ha recibido con dolor la muerte de Adonis.

Huida a Estados Unidos

 

Tras su llegada a Madrid, Socarrás estuvo un mes hospitalizado. Aguantó un mes más en la ciudad y luego se fue a Estados Unidos. En realidad, su marcha fue forzada. Cuba exigía al régimen de Franco que deportara a Socarrás y el Gobierno de España decidió sacarlo del país. "Un día vinieron agentes de los servicios secretos y me mandaron a EEUU", explica. El cubano tenía un tío en el estado de Nueva Jersey y con él vivió un tiempo.

Hasta que a los 22 años se trasladó a Miami y creó una empresa de cristalería. Un año más tarde se casó y luego nacieron sus dos hijos. Hace 14 años, se separó de su mujer y conoció a Mary, una americana de Chilhowie, el pueblecito de Virginia donde ahora viven los dos. Cuando lo visitó, Armando no se lo pensó dos veces.

Durante todo este tiempo, Socarrás se ha recorrido EEUU de punta a punta. Por trabajo ha vivido en Nueva York, Las Vegas y Los Ángeles. Por agradecer el cariño y apoyo recibido, ha recorrido pueblos y ciudades que no forman parte de la ruta recomendada. "Cuando llegué a este país, todos se volcaron conmigo, me llegaban cartas de apoyo y me enviaban dinero. Yo quería darles las gracias", explica. Le queda pendiente volver a España. "Allí dejé al amor de mi vida", confiesa. Era una de las enfermeras que lo atendió.

VANESSA PI


Otros casos de cubanos fallecidos tratando de escapar en avión como polizones.

Caso #1: 22 de julio del 2004, Düsseldorf, Alemania

El periódico Alemán WZ publica que un joven cubano de 20 años de edad, nombrado Wilfredo D. influido en buscar un camino de libertad, se encontró muerto el miércoles a las 7:30 a.m. en el compartimiento de las ruedas de un avión LTU, cuando aterrizó en la ciudad de Düsseldorf. Las autoridades por razones de identificar si era la misma persona que mostraban los documentos que llevaba encima el cuerpo del joven fallecido por asfixia, solamente dieron el nombre de Wilfredo D.

Este avión LTU había hecho un vuelo a Cuba el 18 de julio, para efectuar otro vuelo a Punta Cana en República Dominicana, y de ahí regresar a Alemania.

En la conferencia de prensa que dio el fiscal Johannes Mocken en unión de la policía, y funcionarios de LTU, informó que el joven vestía una camiseta sin mangas, un pantalón, y se encontraba sin zapatos, y que estaban en espera de la autopsia.

El compartimiento de las ruedas del LTU 330 donde se halló el cuerpo, es de 60 centímetros de ancho, por 2 metros de altura

Caso #2: 24 de diciembre del 2000, Londres, Inglaterra.

Dos cadetes de la escuela élite militar comunista cubana Camilo Cienfuegos, de Guanabacoa, La Habana, Alberto Esteban Vázquez, de 17 años de edad, y Maikel Fonseca Almira, de 16 años de edad, cayeron muertos cerca del aeropuerto de Gatwick en Londres, Inglaterra, al tratar escapar de Cuba.

Data

Del compartimiento de la rueda delantera de un avión 777 de British Airways, proveniente de La Habana, Cuba, cayó el primer cubano en Rudgwick, en la frontera occidental Sussex-Surrey, cuando el jumbo jet bajó sus ruedas para aterrizar en el aeropuerto Gatwick de Londres, Inglaterra. Unos campesinos hallaron el cadáver ese mismo día 24 de diciembre del año 2000.

Al siguiente día 25, el segundo cadáver se desprendió del compartimiento de la rueda, cuando el 777 de British Airways despegaba rumbo a México.

Ambos cubanos se ocultaron en el compartimiento sin presurizar de la rueda delantera del Boeing 777, donde estuvieron expuestos a un frío muy intenso y la falta de oxígeno, lo que les ocasionó la muerte. La altura crucero del avión 777, fue de unos 35, 000 pies.

Breve análisis.

Estos dos jóvenes no obstante recibían desde que eran niños, al igual que todos los estudiantes de Cuba, adoctrinamiento marxista: "Pioneros por el comunismo, seremos como el Che ......", decidieron buscar la libertad. En las escuelas de cuba, aparte de los textos comunistas, a los niños se les hace repetir la anterior consigna.

Debido a este significativo hecho, en que dos cadetes llamados Camilitos deciden escapar de Cuba, y basado en casos anteriores, donde cubanos perdieron la vida en similares circunstancias, la poderosa compañía aérea British Airways, avalada por Iberia, etc., le señaló al gobierno comunista cubano que deberían dar el suceso a la publicidad, para que al estar informada la población, se procurara evitar análogos acontecimientos.

El gobierno marxista de Cuba
, quienes son los dueños de todos los medios de información masivo de la Isla, no obstante distorsionando la verdad de la motivación que tuvieron estos dos cadetes de la juventud comunista, dieron con gran despliegue por varios días a conocer el hecho: Hicieron paneles por la TV, y la radio para explicar el caso, y una gran manifestación en el entierro.

Referente a los otros casos, el régimen comunista aun mantiene silencio.

Caso #3: 22 de Agosto de 1999, Aeropuerto Gatwick, Inglaterra.

Félix Julián García, de 28 años de edad, muerto por asfixia en el compartimiento de la rueda delantera de un Boeing 777.

Data: 

La policía del aeropuerto de Gatwick, Londres, procura identificar el cuerpo de un hombre que halló frente al tren de aterrizaje de un jumbo jet.

El vuelo 4504 de la British Airways, un Boeing 777, aterrizó a las 2 pm procedente de La Habana, Cuba; el cual había hecho una breve escala en Nassau, Bahamas.

El cadáver fue transportado al Hospital West Sussex de Crawley, para su examinación. En Nassau no se reporta ningún desaparecido.

Historia.

Félix Julián García, de 28 años de edad y residente de Santiago de las Vegas, en la provincia de La Habana, trabajaba como obrero en una fabrica de dicha localidad.

Desde muy joven, Félix no comulgaba con los ideales marxistas, era un opositor del régimen comunista. A la edad de 19 años intentó salir en balsa, pero lo capturaron, y cumplió un año de cárcel. No transcurrido un año, procuro irse otra vez de Cuba, y de nuevo fue apresado y condenado a un año y medio de prisión. No habían dudas, Félix amaba ser libre, salir del yugo marxista.

El sábado 21 de agosto de 1999, pudo ocultarse en el compartimiento de la rueda delantera de un avión de la British Airways, en el aeropuerto internacional de La Habana, hecho que le costó la vida.

Su cadáver fue enviado por las autoridades inglesas a Cuba, donde sus familiares le dieron cristiana sepultura.

El régimen comunista de Cuba, le ocultó la noticia al pueblo, de lo sucedido a Félix Julián.

Caso #4: 19 de septiembre de 1999, Verese, Italia.

El cuerpo de Roberto García Quinta, fue encontrado el Domingo 19 de Septiembre de 1999, en el compartimiento delantero del tren de aterrizaje de un avión 767 de la compañía Eurofly, que aterrizó en el aeropuerto de Malpensa, Verese, Italia.

Eurofly es del grupo Alitalia, que maneja vuelos fletados, y provenía de Sharm-el-Sheik, Egipto.

La identidad de García Quinta de 47 años de edad, se pudo determinar debido a que en los bolsillos de su pantalón había una cartera que contenía sus documentos personales.

Por el avanzado estado de descomposición del cuerpo, los investigadores afirman que este llevaba varios días en el tren de aterrizaje.

De acuerdo a la data, el 767 de Eurofly hizo puerto el pasado 10 de Septiembre en Santiago de Cuba, y de ahí regresó a Malpensa, donde realizó otro vuelo a Sharm-el-Sheik, en Egipto. La demora en encontrar el cuerpo es explicable, pues la compañía hace la inspección y control del tren de aterrizaje, cada 450 horas de vuelo.

Caso #5: 21 de julio de 1991, Madrid, España. 


Alexis Hernández Chacón de 19 años de edad, y José Manuel Acevedo Cárdenas de 20 años de edad, fueron encontrados muerto por asfixia al aterrizar el avión de la línea Iberia, en el aeropuerto de Madrid, España. Los dos jóvenes se habían ocultado en el compartimiento del tren de aterrizaje de la aeronave que provenía de La Habana, Cuba.

Por gestiones del exilio cubano en los Estados Unidos, estos dos desafortunados jóvenes fueron enviados a Miami, Florida, y el 3 de agosto de 1991, recibieron cristiana sepultura. También ese día fue enterrado Humberto Ur Echevarría, balsero cubano que perdió la vida buscando libertad, en el estrecho de La Florida.

Fuentes: PúblicoAguada de Pasajeros

  • Ir a la página principal
  • 1 comentario:

    1. Me pregunto hasta cuando el pueblo cubano podra soportar esta dictadura facsta, los chivatos q tanto daño hacen cuando cuba sea libre,
      Los chivatos no tienen idiologia ni patria se venden al mejor postol, pienso q tendran que responder a la justicia, que paguen el daño que an hecho, abajo todos los tiranos del planeta, viva cuba libre,

      ResponderEliminar