14 oct. 2011

Cuba: fallece Laura Pollán, una de las líderes de las Damas de Blanco

Laura Pollán

Laura Pollán, una de las líderes del grupo de familiares de ex presos políticos cubanos conocido como Damas de Blanco falleció hoy tras un paro cardíaco, dijeron fuentes de la disidencia.

Pollán, de 63 años, había sido internada el pasado viernes en una clínica de La Habana y desde entonces su estado de salud había sido reportado como "muy grave" debido a una insuficiencia respiratoria de origen viral, que llevó a los médicos a conectarla poco después a un respirador artificial.

Familiares y amigos habían informado más temprano hoy que le habían practicado una traqueotomía.

"Laura Pollán acaba de fallecer", dijo la bloguera Yoani Sánchez en su cuenta de Twitter.

Minutos antes la hija de Pollán, Laura Labrada, había dicho por teléfono a Reuters que le avisaron que su madre sufrió un paro respiratorio.

"Estoy camino al hospital, me llamaron para decirme que mi mamá tuvo un paro cardíaco", dijo Labrada.

Bertha Soler, también fundadora del las Damas de Blanco, confirmó a Reuters el fallecimiento de Pollán y dijo que también fue informada de que su amiga "había sufrido un paro cardíaco" un poco antes.

Laura Pollán

Pollán, una maestra de profesión, se hizo conocida por marchar desde 2003 por las calles de La Habana junto al grupo de mujeres vestidas de blanco y con gladiolos en las manos para exigir al Gobierno la liberación de decenas de disidentes cubanos condenados ese año a penas de entre 6 y 28 años de cárcel.

Su esposo, Héctor Maseda, fue uno de los 75 detenidos y condenados en el 2003 a 20 años de cárcel.

Pollán pidió el pasado año al cardenal cubano Jaime Ortega que intercediera por ellas y sus familiares presos ante el gobierno de la isla.

Ese fue el empujón para un inédito diálogo ente la Iglesia y el Gobierno de Raúl Castro que llevó a la liberación de decenas de presos políticos, la mayoría de los cuales emigró a España y otros países con sus familiares.

Fuente: La Nación


  • Ir a la página principal
  • No hay comentarios:

    Publicar un comentario