11 nov. 2010

Matar a Castro será nuestra misión en el nuevo 'Call of Duty: Black Ops'

Al final el legado de Castro queda resumido en un nivel de un juego para adolescentes.
El esperadísimo videojuego Call of Duty: Black Opsya es una realidad. Ahora le toca a los jugadores hincarle el diente para valorar si su complejo cóctel de guerra fría, 3D, zombis, adrenalina "e incluso frustración" les seduce tanto como para superar los récords logrados por la exitosa saga.

El shooter en primera persona, producido por Activision y desarrollado por Treyarch, llega hoy a las tiendas de todo el mundo con la pretensión de convertirse en el mejor título bélico de la temporada y de superar a su predecesor, Call of Duty: Modern Warfare 2, uno de los más vendidos de la historia.

"Vamos a romper todos los récords que puso el anterior Call of Duty", asegura en una entrevista con Efe el responsable del desarrollo de la tecnología 3D del título, el mexicano Roberto Sánchez.

Para presentar el título en España, Activision uniformó a los periodistas y otros invitados con trajes de camuflaje y les introdujo en una simulación realista de la guerra de Vietnam. Una vez superado el susto, el campeón del mundo de Moto2, Toni Elías, y el portero del Atlético de Madrid, David de Gea, ensalzaron las bondades del nuevo Call of Duty.

Son muchos los elementos que se han incorporado a Call of Duty: Black Ops para sorprender al jugador y convencerlo de su solvencia, que no es lo mismo.

El primer punto fuerte aspira a ser la historia, que ha contado con la colaboración del guionista de El caballero oscuro y Blade, David Goyer, y que narra con saltos en el tiempo las operaciones secretas y oscuras de los gobiernos durante la guerra fría –que incluirá la misión de asesinar a Fidel Castro– y la de Vietnam.

Así, la compleja y "envolvente" trama del modo campaña llevará al jugador a emplazamientos muy diversos de Rusia, Cuba, Estados Unidos, Vietnam y Laos, donde el soldado tendrá que utilizar con destreza sus sentidos no ya para avanzar, sino para mantenerse vivo. Y es que los enemigos son tan imprevisibles, tanto en el modo historia como en la versión multijugador online, que hay que mantenerse frío para no sucumbir a las emociones fuertes.

Sánchez apunta que durante la acción el jugador sentirá un subidón de adrenalina, miedo e incluso frustración, si es que no logra sus objetivos y cae en el campo de batalla. Toni Elías bromea diciendo que es más fácil ganar el campeonato de motociclismo que vencer en el nuevo Call of Duty. Pero el responsable de la tecnología estereoscópica del título explica que se ha diseñado un entrenamiento de combate para instruir a los jugadores que no sean expertos en el modo online y que el usuario podrá elegir el nivel de dificultad del juego.

Otro de los grandes atractivos de Call of Duty: Black Opsson las posibilidades que ofrece para competir o cooperar en red: hasta 18 personas pueden participar en la misma partida. Muchos seguidores ni siquiera pasan por el modo campaña, sino que van directos al modo multijugador. Además, se añade el atractivo de poder luchar contra zombis en una de las opciones cooperativas online, como ya se hiciera en World at War, pero manejando a personajes como Kennedy, Castro o Nixon.

Juego en 3D
El tercer pilar en que se sustenta el nuevo Call of Duty es la tecnología estereoscópica que, según Sánchez, aporta una "inmersión única" y cobra especial relevancia a la hora de apuntar con la mira telescópica de las armas, de pilotar helicópteros, de hacer rappel por las montañas y de desplazarse por los escenarios.

Treyarch decidió incluir el 3D, que entraña "muchas dificultades" porque es necesario dibujar cada imagen dos veces, cuando comprobó que el juego no perdía velocidad ni calidad, sino que ganaba en profundidad.
Un total de 250 personas han trabajado durante dos años en Call of Duty: Black Ops–disponible para Xbox 360, PlayStation 3, Wii, PC y Nintendo DS– para que sea "el juego del año, no sólo el shooter del año".

Tomado de: Libertad Digital 





  • Ir a la página principal
  • 4 comentarios:

    1. Lo que le molesta a Castro es que ya no lo toman en serio poniéndolo de muñecón en un videojuego. Y además, lo matan!

      ResponderEliminar
    2. Fidel Castro quisiera que el juego fuera él en primera persona mátando a todo el mundo, y que al final gane y gobierne por 100 años. Que manera de buscar cualquier cosa para levantar la chuzmería de barrio que tiene armada Castro desde 1959.

      ResponderEliminar
    3. Con la "indignacion" el gobierno cubano le ha dado una enorme publicidad gratis a Call of Duty

      ResponderEliminar
    4. No lo matan, intentan matarlo.

      ResponderEliminar