6 sept. 2010

Castro: La culpa es mía. ¿Y qué?

(...) ¡Qué se vayan los homosexuales! ¡Qué se vayan todos! ¡No los queremos! ¡No los necesitamos! (...) Discurso de Fidel Castro, Marcha del Pueblo Combatiente - a raíz de la salida masiva de miles de cubanos por el Puerto de Mariel, 1980.

El régimen countinúa cediendo ante presión internacional
Más de 40 años ha esperado Fidel Castro para hacer cuentas con la historia y con su conciencia. El ex presidente ha reconocido ser el responsable de las persecuciones que sufrieron los homosexuales en Cuba en los años 60. Sus declaraciones, recogidas por el periódico mexicano 'La Jornada', han tenido eco en numerosos medios, Castro incluso llegó a calificar lo sucedido de "injusticia, una gran injusticia".

"Si alguien es responsable, soy yo,". De esta manera admitió lo que significó para muchos homosexuales el exilio o la obligación de pasar temporadas en campos de trabajo agrícolas, donde supuestamente la revolución los rehabilitaba de su 'desviación'.

Castro, que no responsabilizó al Partido Comunista por la discriminación sexual, explicó que la sociedad socialista exigía tanta atención y cuidado que apenas podía atender lo que sucedía con los homosexuales.

"Sus declaraciones son una burla a nuestra generación ..."

Castro trató de justificar la persecución de los homosexuales en Cuba hablando del bloqueo, de los ataques a su persona. Todos son razones por las cuales él no pudo ocuparse del tema. Sin embargo, en Cuba ser homosexual fue un delito hasta 1990.

En resumen, el dictador reconoce su crimen pero está convencido de que eso es suficiente para limpiarse de culpas. Y que no tiene que pagar por éste y otros muchos cometidos por su dictadura.

Solo esperemos que viva lo suficiente para poder sentarlo ante un tribunal y que de verdad se responzabilice de todos sus delitos.

  • Ir a la página principal
  • No hay comentarios:

    Publicar un comentario