11 sept. 2010

"Oye Fidel ¿no te das cuenta que le moviste el piso a Chávez?"

ENTREVISTA // Octavio Armand, poeta y ensayista cubano

Castro quiere ser solista
"Era de suponer que el mea culpa suponía un acuerdo co n EEUU para desprenderse de Venezuela"

Las regiones exploradas por Octavio Armand en sus poemas y ensayos no se alejan tanto, como pudiera parecer, de una realidad que parece perseguirlo en su tránsito de exiliado, primero en Nueva York y luego en Caracas. Esa condición, asumida en dos ocasiones y durante más de medio siglo, hace imposible ser poeta y cubano, a la vez, sin estar marcado por el pesimismo, perspectiva desde la cual acepta analizar la ida y vuelta de Fidel Castro en 24 horas: "¿Recuerdas las bailarinas go- gó de los 60? Pues bien, ahora hay oradores gagá. Quizás habría dejado mejor estela si mantiene lo dicho porque era un momento casi martiano ese en el que se confesó como "un hombre sincero". Parecía emerger el hombre verdadero, pero retrocedió y ahora pontifica sobre realidades increíbles.

-¿Cómo cuáles?

-Dice que las economías capitalistas tienen tropiezos, lo cual es cierto porque en un mundo globalizado las dificultades en un país repercuten en otros. Pero la economía cubana no sufre tropiezos, sino una caída que lleva décadas. Se trata de una economía parasitaria, casi inexistente, que ha sobrevivido gracias a los subsidios soviético y venezolano. Pero si sigue por ese camino un día va a pontificar sobre la democracia, la libertad de prensa y lo que otros países deben hacer por las libertades individuales.

-¿No se compadece la frase condenatoria del sistema cubano con otras de las últimas semanas, premonitorias de un cambio de mentalidad?

-Parece casi en un salmo penitencial la confesión sobre su responsabilidad en la persecución de homosexuales. Pero, ¿de qué no ha sido responsable, en Cuba, durante los últimos 50 años? También se puede saludar su postura pacifista en el tema nuclear. Pero luego de las primeras declaraciones le recordaron, a través de las cartas de Krushov, cómo le pidió al líder soviético que bombardeara a EEUU, lo cual significaba la aniquilación de la isla.

-Eso lo confirmó Robert McNamara, para entonces secretario de Defensa, a quien Fidel se lo confesó muchos años después.

-Luego del acuerdo Kennedy-Krushov (la URSS retira los cohetes de Cuba y EEUU, se compromete a no invadir la isla), que lo enoja porque no participa, Castro sigue denunciando una invasión de los marines, lo cual era una engañifa. A mí no me engañó, quizás solo al principio, cuando era muy joven, pero él debe explicaciones a todos quienes creyeron en él y ofrecieron, incluso, sus vidas, en nombre de la revolución.

-¿Se atreverá a desdecir sus afirmaciones sobre los judíos y las críticas a Irán?

-Daba la impresión de que se había un hecho un "refrescamiento" del rostro. Pero al final decidió mostrar las mismas arrugas. Y verrugas. Ahora, no sé si sus declaraciones tuvieron tal repercusión en Venezuela que haya recibido un feed back desastroso desde Caracas. Quizás teme por el subsidio, aquí hay unas lecciones y decidió, entonces, dar marcha atrás.

-Según eso los papeles se cambiaron y ahora no es Castro quien influye sobre Chávez, sino éste sobre Castro.

-O quizás haya sido Raúl y el entorno que le hayan dicho, "chico, ¿tú no te das cuenta de la gravedad de tu planteamiento? Le estás moviendo el piso a Chávez, que es quien nos mantiene a flote. Mira a ver cómo recogemos ese estropicio".

Esa marcha atrás , ¿no implica un retroceso en las reformas económicas que ensaya Raúl Castro?

-Barberos y taxistas pueden trabajar libremente. Pero así como Corea del Norte vive de extorsionar a Corea del Sur con sus armas nucleares, Cuba vive de la economía de países que Castro critica ahora.

-La a de Castro, ¿no se entendía como el inicio de una ruptura con Chávez, dentro de una economía cerrada, para abrirse a mercados como el de EEUU? mea culp

-Uno suponía que eso implicaba más cambios y existía una suerte de acuerdo con EEUU para desprenderse de Venezuela. Y suena lógico porque existe la preocupación de que, por su situación política y económica, Venezuela no pueda seguir asistiendo a Cuba en el futuro.

-La ilusión duró 24 horas. ¿Pensaste, en ese lapso, que las cosas cambiarían y podrías regresar a Cuba?

-Ja..ja ...Después de tanto tiempo los cubanos tenemos derecho al pesimismo.Un triste derecho. Nunca me hice muchas ilusiones. No sabía si estas confesiones eran un simulacro o un miserere, un mea culpa tremendo. Desconocemos los móviles, pero pueden vincularse a Venezuela. El parásito busca otro huésped.

El apoyo de Chávez les permite continuar con su modelo histórico cerrado. Lo otro es apertura al estilo chino.

-Hay indicios, los campos de golf, concesiones a 99 años para inversionistas. Siempre con los Castro en el poder, aunque hay dos partes en conflicto.

--¿Ves a Chávez reclamándole a Fidel lo que dijo?

-En sus primeras declaraciones Castro dejó en bandeja de plata la herencia del revolucionario violento. Al abdicar de ese pasado quedaba espacio para que un nuevo líder de la izquierda radical emergiera acusándolo de "viejito gagá, traidor, cobarde, aquí estoy para levantar esa bandera". Pero solo hubo un gran silencio.

Tomado de:El Universal

  • Ir a la página principal
  • No hay comentarios:

    Publicar un comentario