22 sept. 2011

Cumple un mes ocupación de templo en La Habana

Iglesia pentecostal Asamblea de Dios en Ciudad de la Habana

Un pastor evangélico y más de 60 feligreses cumplieron un mes de encierro, descrito como un "retiro espiritual", en la iglesia pentecostal Asamblea de Dios, en una céntrica avenida de la capital cubana.

Los feligreses enclaustrados, entre ellos 19 niños y cuatro mujeres embarazadas, se proponen continuar en el inmueble "hasta que Dios lo quiera".

Ese insólito hecho se inició el 21 de agosto pasado y motivó la movilización de efectivos de la policía, la cual estableció un cerco de varias manzanas alrededor del templo.

La vigilancia policial para prevenir un eventual incidente se mantiene, aunque disminuida, y fue abierta la circulación al tránsito de vehículos y peatones.

"Después de levantarnos, desayunamos a las 07:30. Luego de un tiempo de oración y alabanzas, los niños a sus clases.

A las 12:00 horas es el almuerzo", así describen el día a día los ocupantes del templo, a través de la cuenta twitter: @fuentevidacuba.

En declaraciones a la prensa vía teléfono celular, William Herrera, de 27 años, hijo del pastor Braulio Herrera, aseguró que el retiro espiritual carece de connotaciones políticas y es "fluida" la comunicación con las autoridades cubanas.

El 12 de septiembre pasado el gobierno cubano expresó su disposición a buscar una solución pacífica a la ocupación del templo por el pastor y sus seguidores, que en un inicio se dijo estaban atemorizados por la supuesta llegada de un tsunami.

Un comunicado publicado en esa fecha por el diario Granma y otros medios de la isla indicó que se han sostenido conversaciones con familiares, líderes religiosos y algunos miembros de la congregación.

"También se ha protegido el recinto y ofrecido atención médica", anotó el texto según el cual el origen del inusual incidente "es ajeno" a las autoridades de la nación caribeña que intercedieron a pedido de un grupo de familiares.

Algunas versiones sostienen que Herrera, a quien la dirección de la llamada "Asamblea de Dios" busca desplazar, quiere evitar presentarse a una vista judicial pendiente por supuesta "ocupación ilegal" del templo.

La dirección de la Iglesia Pentecostal Asambleas de Dios aseveró que en abril de 2010 expulsó al pastor Braulio Herrera por "violar principios bíblicos fundamentales" y "manipular a los creyentes, separar a los matrimonios y dividir a los padres de los hijos.

Fuente: El Porvenir


  • Ir a la página principal
  • 1 comentario:

    1. estaba parando en un hotel en buenos aires, queria irme a un retiro espiritual pero no conozco ninguna iglesia aqui

      ResponderEliminar