20 dic. 2010

El hundimiento cubano


En una alocución ante la Asamblea Nacional de Cuba, Raúl Castro ha efectuado una revisión crítica de los que, a su parecer, han sido los errores cometidos por su Gobierno y ha asegurado que, puesto que están al borde del precipicio, si no rectifican de inmediato se hundirán y hundirán con ello a generaciones enteras.

Como declaración de intenciones, es un paso loable. Ahora bien, antes de lanzar las campanas al vuelo por la euforia que pueda provocar la palabrería de un mitin, habrá que ver qué entienden a estas alturas los Castro por rectificar el rumbo y qué quieren decir con eso de perfeccionar el socialismo.

A este respecto, no es del todo alentador observar el diagnóstico que hace Raúl Castro cuando sigue poniendo en el horizonte político la llamada “revolución” y asegura que se ha malinterpretado la doctrina socialista, que algunas de las orientaciones dadas por Fidel no se han cumplido y que les faltó cohesión, organización y coordinación.

El problema del hundimiento cubano que, contra lo que sostienen los Castro, ya ha llegado hace tiempo para los ciudadanos que sufren el castrismo, es un problema de anulación del individuo y, por lo tanto, de sus derechos y libertades fundamentales. Cuba es una dictadura que ha hundido en la miseria a millones de ciudadanos, que persigue violentamente a quienes disienten del régimen oficial y que niega a los cubanos el derecho que tienen a construir su futuro en libertad. Ese es el diagnóstico sobre el que debe cimentarse el tratamiento que, efectivamente, como demuestra la realidad cubana, requiere un profundo cambio de rumbo.

Tomado de: Cope.es 

Raúl Castro dice que Cuba se hunde



  • Ir a la página principal
  • 5 comentarios:

    1. WikiLeaks han demostrado de una vez por todas el carácter cínico de la diplomacia occidental. Aquí se utiliza el lenguaje de San Francisco de Asís para ocultar los métodos de Al Capone.
      Los métodos de los imperialistas tienen mucho en común con el gansterismo, no sólo en la forma sino también en el contenido. Para comprender el funcionamiento de la diplomacia imperialista no es necesario pasarse años en una universidad. Más bien hay que mirar la película de El Padrino. Alan Woods en el artículo: http://www.rebelion.org/noticia.php?id=119336

      La plutocracia es enemiga de la libertad y la verdadera democracia. Llamar Cuba libre a obedecer a los imperialistas mundiales es propio de superficiales que adoran falsos ídolos y farsas electorales para que todo siga en poder de los plitocratas que consideran infrahumanos al 96% de la humanidad

      ResponderEliminar
    2. Y La CIA equivale a Canallas Imperialistas Asesinos y Yoani a tonta del bote, como vos

      ResponderEliminar
    3. Dice Raúl que se hundirá si no se realizan las refornas adoptadas, cosa muy distinta a tu conclusión de iluso que confunde sus deseos con la realidad. En el socialismo también hay iniciativa privada y no es capitalismo el trabajo por cuenta propia ni el cooperativismo. Por fin lo han comprendido las autoridades cubanas para desgracia de los enemigos del socialismo mundial.

      ResponderEliminar
    4. Señor Anónimo Blasapisguncuevas, gracias por sus comentarios, pero no creo que tengan mucho éxito aquí. Le recomiendo que vaya a Cubadebate. Si tanto le gusta el comunismo, por qué no se va a vivir en él. Es muy fácil hablar cáscara desde España.
      Saludos y que el año nuevo 2011 nos de una Cuba Libre, sin comunismo ni dictadores.

      ResponderEliminar
    5. sin dictadores en el capitalismo es imposible. Cada empresa es una dictadura. ¿Acaso los imperialistas plutócratas son demócratas? En Cuba no hay ningún comunismo, ignorante. Con las nuevas medidas quizá lo haya alguna vez. Si te bloquea un chulo de barrio como el estadounidense, dudo que no te hundas, superficial. Por cierto, ese chulo le ganó la guerra fria a varios lisiados de guerras mundiales y no a una verdadera superpotencia. El socialismo es tan eficaz que a nivel celular ha creado incluso el cerebro, el corazón, el resto del sistema circulatorio, etc.

      ResponderEliminar