17 dic. 2010

Raúl propuso a Clinton un "teléfono rojo" con La Habana


Cuba propuso a Estados Unidos la creación de “un canal secreto de comunicaciones” para facilitar a los gobernantes de ambos países la negociación directa de los asuntos más delicados en las relaciones bilaterales, caracterizadas por el enfrentamiento desde el triunfo de la revolución de Fidel Castro, en enero de 1959.

La propuesta fue comunicada en octubre de 2009 por el presidente Raúl Castro al entonces canciller español Miguel Ángel Moratinos, quien informó de la propuesta a la secretaria de Estado Hillary Clinton.

Con anterioridad al cable del Departamento de Estado sobre la idea de establecer un teléfono rojo, la legación estadunidense en La Habana fue informada al respecto por el entonces embajador de España, Manuel Cacho, en una reunión con el consejero político estadunidense. Ese canal secreto, sin intermediarios, sería la única vía autorizada por el gobierno cubano “para efectuar pasos de envergadura hacia la conciliación con EU”.

La respuesta estadunidense, según los cables revelados por Wikileaks, fue de rechazo al “teléfono rojo” (al igual que en su día tuvo Washington con Moscú durante la Guerra Fría). El parecer de Clinton era que Cuba debía de aprovechar los canales existentes para avanza.
 
Otro cable deja patente la apuesta de Washington por las generaciones más jóvenes frente a la vieja disidencia para encabezar la transición democrática en la isla. En un cable se revela incluso los “celos” de la vieja disidencia con fenómenos de gran impacto internacional como los mensajes por internet de la bloguera Yoanni Sánchez.
 
Tomado de: La Crónica de Hoy

  • Ir a la página principal
  • No hay comentarios:

    Publicar un comentario