25 oct. 2010

«Lo único que tiene que cambiar es Cuba»

«La Posición Común es el reflejo del sentido común  que la Unión Europea debería proyectar en el exterior», señaló Jorge Moragas, coordinador de la Presidencia y de Relaciones Internacionales del PP, antes de conocer si Bruselas revisaba o no su postura respecto a Cuba.

 Lo dijo ayer, durante un acto de apoyo a la disidencia cubana organizado por FAES. El foro lo inauguró el secretario general de la fundación, Jaime García-Legaz, quien criticó el «de-safortunado debut de la ministra de Exteriores» y lamentó que «su primer mensaje haya sido mirar a Bruselas y pedir cambios en vez de hacerlo a los Castro, que llevan 50 años de violación de los derechos humanos». De hecho, para García-Legaz «el único que tiene que cambiar es el Gobierno cubano, que tiene que iniciar cuanto antes los pasos por la democracia». Unos pasos que la UE, poco después de este acto, veía que la isla todavía no había dado al mantener la Posición Común. Y es que como había dicho el hermano del activista cubano Oswaldo Payá, Carlos, «nosotros no apoyamos la Posición Común; es la Posición Común la que defiende los derechos de los cubanos».

Para los que no lo ven así, Moragas llamó su atención: quienes defienden la modificación de la política europea en este terreno «argumentan que Cuba está cambiando, lo cual es una mentira más». Para Moragas, «en Cuba no hay ninguna reforma política digna de ese nombre».

Dentro de la isla la situación no ha cambiado y, lejos de mejorar, para algunos disidentes ha empeorado. Así lo contó la Dama de Blanco Julia Esther Núñez en el foro de FAES: «El Gobierno de Cuba no concede validez a nadie que no siga los dictados del Partido Comunista», aseveró antes de denunciar que «la violencia y represión contra las Damas de Blanco, se ha incrementado».

Muy tajante también fue el periodista Juan Carlos Herrera Acosta, quien fue encarcelado durante la Primavera Negra. «El castrismo es la antítesis de la democracia, viola todos los derechos elementales de la persona», y advirtió de que «la tiranía no tiene seguidores sino cómplices y quien apoya el castrismo apoya sus desmanes». A su juicio, «levantar la Posición Común, más que un error político sería un horror político».


Tomado de: LaRazón 

Marcha de las Damas de Blanco en Madrid en apoyo a sus compañeras de La Habana que siguen luchando porque se respeten los DDHH en Cuba.



  • Ir a la página principal
  • No hay comentarios:

    Publicar un comentario