20 oct. 2010

Tiendas agrícolas venden a precios de mercado

Poco a poco el capitalismo regresa
En Cuba, donde el salario promedio es de unos 17 dólares, un machete cuesta en las nuevas tiendas 80 pesos cubanos (3.3 dólares)

la Habana,Cuba
El gobierno de Raúl Castro aprobó la apertura de más de 1,100 tiendas de insumos para los agricultores, en pesos cubanos sin subsidios, como parte de las medidas con que busca estimular la deprimida producción de alimentos, informó ayer un alto funcionario cubano.

"Empezamos hace algunos meses con unos 10 productos (como botas, guantes y machetes), ya estamos casi en 20 y la idea es llegar a alrededor de 40 este año y seguir creciendo el año que viene", declaró Arturo Vázquez, alto responsable del Ministerio de Comercio Interior.

"La idea es acercar al productor a esos insumos (...), ya existen más de 1,100" en toda la isla, y "hasta ahora la apreciación que se tiene es positiva", añadió Vázquez en declaraciones a la televisión cubana.
El funcionario subrayó que el gobierno "ha dispuesto un financiamiento para que la industria pueda" fabricar los insumos agrícolas, que hasta ahora solo se podían adquirir a precios elevados en las tiendas.

Precios de mercado
El informe televisivo precisó que la venta de los aperos e implementos, que "crece por día", se realiza en moneda nacional (24 pesos cubanos por 1 convertible), pero "a precios sin subsidios".

En Cuba, donde el salario promedio es de unos 17 dólares, un machete cuesta en las nuevas tiendas 80 pesos cubanos (3.3 dólares), mientras que en el mercado en divisas, con una mayor oferta, puede llegar a costar hasta 10 pesos convertibles (12 dólares).

Desde que relevó a su hermano enfermo Fidel Castro en 2006, Raúl Castro comenzó a aplicar una serie de medidas para elevar la producción de alimentos y sustituir importaciones de más de 1,500 millones de dólares anuales, entre ellas una mejora de los precios de compra a los productores.

En 2008, el gobierno de Raúl Castro comenzó a entregar tierras estatales en usufructo, pero dos años después la producción es aún deficiente debido a la falta de insumos y aperos, y a una serie de trabas burocráticas que atrasan el proceso y la comercialización de los productos.

Para motivar al productor, en agosto pasado autorizó a los cubanos que viven próximos a pueblos y ciudades a vender legalmente las frutas y vegetales de sus patios y parcelas, ventas que hasta entonces se hacían de manera ilegal.

Buena parte del proceso de apertura económica que aplica el gobierno de Raúl está destinado a aumentar la producción agrícola, un verdadero calvario para los dirigentes de la isla.

Cuba estatizó el sector agrícola y ahora está obligada a importar casi el 80 por ciento de los alimentos que consume, lo que le hace destinar centenas de millones de dólares.

Tomado de: El Heraldo


  • Ir a la página principal
  • No hay comentarios:

    Publicar un comentario