23 ago. 2011

Damas de Blanco denuncian a partidarios del régimen de Castro

Acto de repudio frente a casa de Laura Pollán, el pasado sábado 20.

El grupo disidente más prominente de Cuba, las Damas de Blanco, ha denunciado los malos tratos sufridos por algunas de sus miembros a manos de partidarios del Gobierno. ha indicado que esto podría ser una reacción al hecho de que el grupo se haya establecido en otra ciudad de la isla caribeña.

Esta organización, que tiene su sede en La Habana, estableció una delegación en Santiago de Cuba el pasado mes de julio y pretende extender sus actividades a otras provincias.

Después de participar este domingo en una marcha silenciosa desde la iglesia de Santa Rita, en la Quinta Avenida de la capital, la presidenta de las Damas de Blanco, Laura Pollán, declaró a la agencia Reuters que "ellos -los dirigentes- saben que el pueblo está cada día más descontento y lo que quieren es evitar a toda costa que aumente la oposición".

"Saben que tendrán que encarcelarnos o matarnos porque no vamos a dejar este espacio que hemos ganado. Vamos a continuar luchando por la libertad", agregó.

Pollán y varias compañeras suyas mostraron los cardenales que, según ellas, les hicieron el jueves pasado más de cien partidarios del Gobierno cuando intentaron realizar una marcha en protesta por el trato que ha recibido el grupo recién surgido en Santiago, la segunda ciudad más grande de Cuba.

"Fue una cosa brutal", aseguró Pollán al describir los empujones, tirones y patadas que sufrieron hasta que de pronto comenzó a llover y todos corrieron a refugiarse. Sin embargo, cerca de 30 integrantes de la organización marcharon sin incidentes este domingo.

Las Damas de Blanco han sufrido lo que en Cuba se conocen como "actos de repudio", pero estas acciones disminuyeron el año pasado, a raíz de la intervención de la Iglesia Católica. Estas mujeres comenzaron a protestar después del encarcelamiento de 75 de sus familiares en marzo de 2003, en una campaña de represión de la disidencia conocida como la Primavera Negra.

Estas activistas, que marchan vestidas de blanco y llevando una flor cada una, se han convertido en el símbolo más fuerte de la oposición contra el Gobierno. El año pasado consiguieron que el Ejecutivo liberase a 115 presos políticos, incluidos algunos de los detenidos en 2003. Pollán dijo que continúan protestando porque creen que más de 60 presos políticos aún siguen en prisión.

Agencias


  • Ir a la página principal
  • No hay comentarios:

    Publicar un comentario