28 ago. 2011

La Seguridad ataca "con gases lacrimógenos" a 26 opositores


Según el ex preso político, en las últimas semanas las autoridades han intentado ‘negociar’ con los disidentes para que ‘bajen la intensidad’ de sus protestas.

La Seguridad del Estado y la Policía “atacaron con gases lacrimógenos” este domingo la vivienda del opositor Marino Antomarchit Rivero, en Palma Soriano, Santiago de Cuba, donde 26 activistas se habían concentrado para realizar una protesta contra “la violencia del régimen, la falta de libertades y las violaciones de los derechos humanos”, informó a DIARIO DE CUBA el ex preso político José Daniel Ferrer, miembro del Grupo de los 75.

Según Ferrer, el mayor Dorkis, de la Seguridad del Estado, varios de sus efectivos y miembros de la Policía, “entraron violentamente en la vivienda” de Antomarchit Rivero, quien está detenido desde el viernes por la noche.

“Aplicaron gases lacrimógenos y la emprendieron a golpes con palos y tonfas contra los activistas”, dijo el ex preso político. Durante la intervención, los agentes arrestaron a Rubén Adrover de Armas “a patadas y puñetazos”, añadió.

“Los gases afectaron a los opositores y principalmente a la hija pequeña de Antomarchit, que es alérgica. Hubo que sacarla por una ventana hacia la vivienda de unos vecinos”, denunció Ferrer.

“Los policías tuvieron que abandonar la casa porque los gases lacrimógenos los estaban afectando también a ellos. Varios vecinos comenzaron entonces a protestar y gritarles ‘asesinos’, ‘abusadores’”, relató.

Ferrer dijo que cuatro vecinos, no relacionados con la oposición, fueron arrestados por protestar contra la Policía y la Seguridad.

La situación es muy tensa”, dijo el ex preso político. Agregó que las autoridades han trasladado a la zona varios autos patrulla, ambulancias y vehículos del Ministerio del Interior.

“Entre la población hay mucho temor, pero también muchas críticas a la violencia policial”, afirmó.

La Seguridad ha intentado “negociar” para que “baje la intensidad” de las protestas.

Ferrer dijo a DIARIO DE CUBA que durante el fin de semana fueron detenidos varios opositores integrantes de una recién creada Unión Patriótica de Cuba (Unpacu), que reúne a diferentes organizaciones.

La Unpacu tenía previstas acciones de protesta en distintos puntos de Santiago de Cuba este domingo, uno de ellos era la vivienda de Antomarchit.

En las últimas semanas los activistas han organizando jornadas de protesta de 24 horas a las que el régimen ha respondido movilizando efectivos de la Policía, la Seguridad del Estado, el Ministerio del Interior, Brigadas de Respuesta Rápida, militantes del Partido y la Unión de Jóvenes Comunistas y miembros de la Asociación de Combatientes de la Revolución, dijo Ferrer.

El ex preso político aseguró que oficiales de la Seguridad del Estado han intentado “negociar” con los disidentes para que “bajen la intensidad” de sus actividades.

“Los represores se están agotando y empiezan a tratar de negociar. Nos proponen retirarse para que nosotros dejemos la protesta, pero nosotros no aceptamos”, dijo.

“Nuestra idea es hacer cada vez más largas las jornadas de protesta. En la medida en que contemos con los recursos para reunir los alimentos necesarios, tener la suficiente agua acopiada y teléfonos disponibles -porque las autoridades los dejan sin servicio-, extenderemos las jornadas de protestas a 48 o 72 horas”, indicó.

“Veremos quién se cansa, si quienes queremos la libertad y la democracia en Cuba o quienes quieren mantener la tiranía de los hermanos Castro”, agregó.

El disidente dijo que fue visitado recientemente por el teniente coronel de la Seguridad del Estado Alejandro, el mayor Dorkis y el teniente coronel Elio.

“Me intentaron convencer de que fuéramos poco a poco, que no intentáramos forzar las cosas, y han amenazado con encarcelar a cuantas personas sean necesarias, diciendo que no van a permitir que la situación se les vaya de las manos”, relató.

“El teniente coronel Alejandro me ha estado enviando mensajes al móvil preguntándome ‘hasta cuándo es esto’, ‘¿cuándo terminamos con este show?’, y diciéndome ‘te estás desprestigiando con algunos elementos que tienes a favor tuyo’”, afirmó Ferrer. “Le respondí: ‘los elementos que tienes para reprimir son aún peores’”.

“Hay un intento claro, desesperado, de ver cómo nos convencen de que bajemos el nivel de acciones de protesta”, dijo el disidente.

Aseguró que la respuesta de la población ante las manifestaciones de los activistas no es de rechazo, sino de simpatía.

“Las agresiones solamente ocurren cuando la policía política prepara con antelación los actos de repudio, no son espontáneas, y están teniendo que traer hasta oficiales de prisiones para organizar la represión”, dijo.

El miembro del Grupo de los 75 admitió que partidarios de la disidencia han lanzado piedras a participantes en los actos represivos cuando han visto que los opositores estaban siendo atacados.

“Le hemos pedido a nuestros simpatizantes que no respondan a la violencia, que el apoyo que necesitamos debe ser pacífico. No queremos apoyo violento”, dijo.

Ferrer opinó que la movilización de recursos para impedir que Damas de Blanco y de Apoyo asistan a la Catedral de Santiago de Cuba y los opositores realicen protestas “demuestra un temor de los represores a que esto siga incrementándose”.

Afirmó que las autoridades lo consideran el promotor de las protestas y han amenazado con volver a encarcelarlo.

“No me preocupan sus amenazas”, dijo y negó encabezar las actividades disidentes. “Somos varios comprometidos con esta lucha a favor de los cambios” y “esto es imparable ya. Que yo esté dentro o fuera de la prisión no suma ni resta nada a la causa”.

Fuentes: Diario de Cuba y Radiografía Mundial


  • Ir a la página principal
  • No hay comentarios:

    Publicar un comentario