10 ago. 2011

Un reportaje sobre prostitución infantil muy caro

Entrada al Tribunal Municipal de 10 de Octubre en La Habana, donde se realizó juicio contra Sebastián Martínez Ferraté.

El español Sebastián Martínez Ferraté finalmente ha sido condenado a 7 años de cárcel acusado de corrupción de menores y proxenetismo.


La justicia cubana ha condenado finalmente a siete años de prisión al empresario y periodista español Sebastián Martínez Ferraté por corrupción de menores y proxenetismo. El condenado realizó en 2008 el reportaje "Prostitución de menores en Cuba"que fue emitido en España y tuvo una acogida muy adversa por parte de las autoridades cubanas. Dos años después, ya alejado del periodismo, el empresario español regresó a Cuba como director gerente de una empresa turística, y fue detenido a su llegada e ingresado en la prisión La Condesa, en las afueras de La Habana, destinada a extranjeros. "El no ha cometido ninguno de los dos delitos y voy a pedir su absolución", declaró en su día Venero, abogado del acusado que fue juzgado el pasado mes de julio.

La prensa extranjera no ha tenido acceso a la vista, en la que han declarado varios testigos, entre ellos algunos de los jóvenes que aparecieron en el reportaje televisivo, grabado con cámara oculta. En un receso de la sesión, el diplomático Pablo Barrios, defendió la inocencia del español ante los medios y dijo que su impresión es que el juicio va encaminado a desprestigiar el documental de televisión, que se proyectó durante la sesión. La acusación ha tratado de demostrar que los jóvenes entrevistados no estaban diciendo la verdad y que fueron inducidos a hacer declaraciones falsas sobre la prostitución infantil en Cuba.

Fuentes diplomáticas españolas en La Habana han confirmado la pena impuesta a Sebastián Martínez, para quien la Fiscalía pidió inicialmente 15 años de cárcel por el citado delito, unido al de proxenetismo, si bien posteriormente rebajó la pena a diez años. Desde su detención, el año pasado, Martínez Ferraté ha permanecido en la cárcel de la Condesa, en el municipio de Güines, a unos 60 kilómetros de La Habana. El Consulado español en La Habana dijo el pasado mes de julio que si la sentencia era condenatoria, insistiría en pedir la expulsión de Martínez Ferraté a España por motivos humanitarios ya que, según fuentes del consulado, el empresario se encuentra sumido en una profunda depresión. De hecho, el Martínez Ferraté rompió a llorar ante el tribunal cuando hizo su primera declaración, según cuenta el cónsul español.

Fuente: Estrella Digital


La Prostitución de Menores en Cuba. Parte I



  • Ir a la página principal
  • No hay comentarios:

    Publicar un comentario