12 jul. 2010

Mantendrán su lucha Damas de Blanco mientras haya presos en Cuba


Las Damas de Blanco, familiares de opositores encarcelados en 2003 y que están siendo liberados esta semana, dijeron hoy que mantendrán su lucha mientras quede en prisión algún preso político cubano.
“Las Damas de Blanco que quedemos en Cuba seguiremos luchando mientras exista un solo preso político y de conciencia”, dijo este domingo Laura Pollán, líder de las mujeres disidentes al término de una marcha en el céntrico distrito occidental de Miramar.
La tradicional caminata se realizó, como todos los domingos, al concluir la misa en la iglesia de Santa Rita, en cuya periferia en algunas ocasiones han sido acosadas por activistas pro gubernamentales.
Pollán informó a periodistas que 26 prisioneros de los 52 todavía presos del original grupo de los 75 ya han sido consultados si viajarán a España y de ellos hay 20 que están de acuerdo en salir del país, pero “seis han planteado que no, que se quedan en su patria”.
“No sabemos qué sucederá con ellos, si los tendrán hasta última hora en prisión o serán liberados en estos días. Pero por lo menos tenemos la esperanza de que todos van a ser liberados”, dijo la esposa del recluso Héctor Maseda, condenado a 20 años de prisión.
Pollán dijo que se espera que mañana lunes salga el primer grupo hacia Madrid y que los están concentrando en el Combinado del Este, la mayor prisión de esta capital, en tanto a los familiares los ubican en otro lugar para procesar los trámites de salida.
Explicó que en cuanto al estatus legal de los excarcelados se desconoce hasta ahora si será un destierro para que no puedan regresar a la nación caribeña y agregó que algunos de los presos se van hasta con una docena de familiares.
Dijo que desean hablar con el cardenal Jaime Ortega para que pregunte al gobierno qué pasará con quienes no desean salir del país y por qué no los han llevado para sus casas, así como que si fueron encarcelados en tres días para qué se necesitan 120 para liberarlos.
El acuerdo de excarcelar a los detenidos en la llamada “Primavera Negra” de 2003, a los que el gobierno acusó de “mercenarios” de Estados Unidos, fue consecuencia de un inédito diálogo entre el arzobispo de La Habana, cardenal Jaime Ortega, y el presidente cubano Raúl Castro.
Y se dio a conocer durante la visita a Cuba del ministro de Asuntos Exteriores de España, Miguel Ángel Moratinos, quien pidió a Estados Unidos y a la Unión Europea (UE) una reacción positiva ante el gesto de Castro, quien sustituyó a su hermano Fidel en febrero de 2008.
Los presos, a los que la prensa oficial tilda de “mercenarios” al servicio de Estados Unidos, habían sido condenados en juicios sumarios a penas desde seis hasta 28 años de prisión.
Hasta antes de la anunciada liberación de los presos, voceros de la oposición insistían en que en Cuba, con 11 millones 242 mil 628 habitantes, hay más de 100 mil reclusos. Un preso por cada 138 habitantes. Y 201 presos políticos, de ellos, 25 son periodistas independientes.
Por su parte, la opositora Martha Beatriz Roque, presente en la Iglesia de Santa Rita, dijo que los familiares de los que se anunció serían liberados están siendo concentrados en el Instituto capitán San Luis, del Ministerio del Interior y los presos en el hospital del Combinado del Este...

Fuente: La Crónica de Hoy
3RPCVQPUR4C5

  • Ir a la página principal
  • No hay comentarios:

    Publicar un comentario