14 ene. 2011

Cubano inicia huelga de hambre en Austria, exigiendo poder regresar a su país


Fernando Delgado Durán, un joven cubano residente en Austria, decidió iniciar el pasado 6 de enero una huelga de hambre, a raíz de que el Gobierno de su país le prohibió la posibilidad de regresar a su país.

En entrevista exclusiva con radio Ñanduti, el disidente solicita la intermediaciones de los gobiernos latinomericanos ante sus pares de la isla.

"He decidido iniciar esta medida de fuerza para exigir a las autoridades cubanas que cesen una medida de destierro que me aplicaron hace 5 años. En estos momentos estoy imposibilitado de ingresar a mi país, imposibilitado de ir a ver a mis hijas, de visitar mi casa, mi hogar", indica al inicio de la entrevista Fernando Delgado, un joven cubano de 31 años, que inició el pasado jueves 6 de enero la medida de protesta en inmediaciones de la embajada cubana en Austria.

"Es para exigir a las autoridades de mi país que cesen con esta medida cruel, inhumana, que aplican no solo contra mi, sino contra miles de cubanos actualmente", señaló Delgado al programa "Ocurrió, Ocurre y Aquí Está", dirigido por Gustavo Velázquez y Osvaldo Cáceres.

Delgado Durán relató que su calvario inició hace 4 años, cuando expulsaron de la isla a su esposa, Eva Aurelia, una joven austriaca con quien contrajo matriomonio en 2004. La misma fue deportada, a pesar de tener un embarazo de alto riesgo. "Mi esposa fue deportada teniendo un reposo médico absoluto, lo que le costó perder la barriga en un vuelo de 11 horas", indicó, al tiempo de señalar que las autoridades cubanas negaron una radicación definitiva a su mujer, a pesar de estar casada con un cubano.

El disidente cubano logró salir del país a finales de 2005, con una carta de invitación de 11 meses, pero nunca más pudo regresar. "Solicito a las autoridades latinoamericanas y a las organizaciones de Derechos Humanos que intercedan ante las autoridades cubanas para que cesen la aplicación del destierro como medida de chantaje, de coacción, de represión. Al mismo tiempo que sea reformada la Ley de inmigración cubana vigente, que es una Ley que prohíbe la salida y la entrada de los ciudadabos cubanos libremente al país.

Creo que es algo que tiene el rechazo absoluto de la población cubana y del mundo civilizado. Eso creo que es una exigencia que hay que hacerle al Gobierno de Cuba en cada foro internacional que se pueda. Esa es mi solicitud y la gran solicitud del pueblo de Cuba entero. El pueblo de Cuba está harto de sufrir la separación familiar, y este tipo de leyes absurdas solo hacen daño y abren heridas", sentenció.

Tomado de: Radio Ñanduti

  • Ir a la página principal
  • No hay comentarios:

    Publicar un comentario